Alumyna, Consulta de homeopatía en Barcelona

Homeopatia, Remedios de la materia médica, Soluciones y Bienestar, para mejorar con homeopatía la salud, Consulta homeópata y también online barcelona

18 julio, 2012
por nini
0 Comentarios

Sol

homeopatia(Lactosa expuesta a los rayos solares concentrados)
SINTOMAS MENTALES DE SOL 1 Gran excitación y ansiedad, especialmente en el hueco epigástrico. Muy sensible y asustadiza, especialmente si alguien se le acerca.

SINTOMAS GENERALES DE SOL *** 2 Especialmente útil para los efectos de la exposición, generalmente prolongada, al Sol, y también para su prevención, sobre todo en casos de insolación, desmayos, postración, estornudos, pecas, etc. Insolación con violentas cefaleas, náuseas con sensación de vacío gástrico, gran ansiedad, sensación de que se le salen los ojos de las órbitas y gran postración. 3 Convulsiones o espasmos que sobrevienen con la salida del sol y cesan en el ocaso.

SINTOMAS PARTICULARES DE SOL ** 4 Violenta cefalea desde el vértex a la frente, o en la cabeza, con la sensación de que la frente fuera a aplastarse sobre los ojos; con sensación de calor en la cara. Intensas cefaleas por exposición directa de la cabeza a los rayos solares (ver 2). Hemicránea izquierda. Sensación como si flotara u ondulara la cabeza después de una excitación mental o por escribir una carta o atender sus ocupaciones. Sensación de quemadura en el vértex. Sudores excesivos en cabeza y cuello. 5 Disminución de la visión por la luz solar. Escleróticas inyectadas. Sensación de hinchazón en los ojos, como si fueran empujados hacia afuera. Fotofobia. 6 Dolor agudo del oído izquierdo a la nariz. Hipoacusia. 7 Estornudos con garganta algo dolorida; como si estuviera resfriado. 8 Calor en la cara (con las cefaleas). Mandíbulas rígidas, como trismus. 9 Rechina los dientes. No puede articular una palabra, o lo hace con dificultad. 10 Vómitos. Calor en el epigastrio. Sensación de vacío, languidez o desmayo en el epigastrio. 11 Sensación de distensión y dureza en el vientre, como la cabeza de un feto y como si estuviera en el útero; sensación que sube hasta los senos, como si se llenaran de leche; seguida después, al ceder la distensión, de una sensación como después de un parto. 12 Constipación. 13 Polaquiuria nocturna. 14 Menstruaciones adelantadas. 15 Debilidad precordial. 16 Dolores de espalda. 17 Paresia en los miembros del lado derecho. Manos y pies fríos. 18 No puede dormir por excitación. 19 Sensación de fresco en la superficie y el interior del cuerpo, aunque siente el calor físico de los rayos solares. Escalofríos con sensación creciente de frío en las extremidades por sostener alambres parcialmente expuestos al sol. Siente frío de noche, pero si se tapa más, suda. Sudores que chorrean desde el hueco epigástrico a todo el cuerpo. 20 Dermatitis. Epitelioma o cáncer cutáneo. Pecas.

17 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Síntomas regionales Phosphorus, E. B. Nash

Síntomas regionales Phosphorus, E. B. Nash

Tiene como carasterístico general este medicamento él ardor y es casi tan intenso, como en Ars.y Stram.

No existe órgano o tejido en el cual no se pueda encontrar, desde la epidermis hasta la más interna superficíe de cada conducto o parenquima. Puede ser subjetivo solamente, sin elevación de la temperatura. La  sensación de ardor en grado tan intenso, colocaría a Phosph. en la primera fila para este síntoma.

Por otra parte, no existe tal vez otro remedio: que tenga tan intensa acción sobre el SISTEMA NERVIOSO.  Ataca de una manera directa al cerebro y a la miédula espinal, originando reblandecimiento o atrofia con todos sus correspondientes síntomas (postración,  temblor, entorpecimiento y parálisis completa y esto lo hace tanto en las formas agudas» las crónicas de la enfermedad.

Bien puede estár indicado en las fiebres tifoideídeis agudas, como en la lenta y progresiva ataxia lobomotrix. Sus causas pueden ser bruscas como en la pneumonía, tifo, enfermedades exantemáticas, crup, bronquitis, cuando la vitalidad alcanza su grado más superior, o puede aparecer en una condición especial, como la pena, los cuidados, el trabajo mental excesivo, los excesos venéreos o el onanismo.

Su primitiva acción puede caracterizarse por un calor ardoroso en varias partes, sobre todoen la piel, con inquietud y ansiedad; especialmente durante el Crepúsculo. Hiperestesia en todas las sensaciones, tales como las impresiones externas, luz, olor, ruidos, tacto, etc., y después, cuando los cambios orgánicos se establecen, el extremo opuesto; la pérdida del movimiento, de las sensaciones y de la sensibilidad se establecen.

En el primer estado hay un síntoma muy característico: El enfermo se mueve continuamente; no puede estar sentado o de pie por un momento. En lugar de estar moviendo los pies, como en Zinc. mueve todo el cuerpo.

Phosph. afecta todos los tejidos; la sangre se empobrece y modifica; la clorosis y la anemia se presentan. Apis y Káli carb. tiene también anemia o una palidez de cara a lo que se llama aspecto anémico del enfermo. En todos se encuentra el edema o los hichazones, pero hay diferencia particular en el aspecto de ellas. En Kali carb. los párpados superi6res están hinchados y cuelgan como bolsas llenas de agua. En Apis son los párpados inferiores; en tanto que en Phosph todo alrededor de los ojos está hinchado y también toda la cara.

Bajo la acción de Phosph, la sangre se descompone de tal manera que no lo logra coagularse y entonces encontramos la púrpura hemorrágica. Aun en los casos de aparente salud de los tejidos, tenemos este importante característico descubierto por Hahnemann cual es: que aún las más pequeñas heridas sangran demasiado. Esto es lo que se ha llamado diátesis hemorrágica y es tanto más temible) cuanto que muchas personas han perdido sangre hasta morir; debido a una tendencia a las hemorragias. Esta tendencia a las hemorragias se extiende a las producciones fungoideas, como los fibromas, fungus, cáncer, ,etc. y son muy peligrosas y fatales.

El Phosph. también ataca a los huesos originando esclerosis y se localiza su acción principalmente en la mandíbula inferior, aunque también en oirás partes, como en las vértebras y una vez curé una caries en la tibia de muy largo tiempo, egm sti empleo.

La degeneración grasosa de corazón, hígado y riñones, con la condición anémica característica.

La emaciación general con progreso rápido o lento, de los niños .Así pues, nos encontramos con que es un medicamento de muy ampíia esfera y no menos gran poder, pero no es bastante para el homeópata conocer simplemente su acción en general sobre un órgano u otro conjunto de órganos. Debe además saber como diferenciarlos de otros medicamentos que accionan sobre los mismos órganos ó tejidos.

En el último período de los trastornos cerebrales o nerviosos que reclaman esta substancia encontramos que el enfermo pierde todo deseo y evita tanto el trabajo mental, cuanto el físicol. Hay gran indiferencia, no puede pensar con la claridad habitual; no puede dedicarse a los estudios o realizar trabajos mentales y las ideas vienen muy despacio o ni se presentan en absoluto.

Indicado para el vértigo de tal número de variadas manifestaciones. He encontrado que es uno dé los mejores y-el más á menudo indicado para el vértigo de los ancianos.

La congestión crónica del cerebro es característica, la sensación de ardor en él, prominente; e! calor y la congestión. ‘El calor que Sube desde la espalda es más caracterís-tico en Phosph que en ningún otro medicamento. La sordera es muy peculiar y marcada, sobre todo la que se refiera a la voz, muy común en los ancianos.

El uso ‘más frecuente que he hecho de este remedio en las infecciones de la nariz, es en el catarro crónico, en el cual al sonarse el paciente arroja pequeñas cantidades de sangre y el pañuelo siempre está sanguinolento.

Como ya dije, cuando me ocupé de los tejidos, la cara de Phosph. está característicamente pálida y abotagarda alrededor de los ojos, pero en la pulmonía encontramos una coloración roja circunscripta a la mejilla del lado del pulmón inflamado, lo cual también tiene Sanguin. Acerca de la boca y lengua, no conozco ningún síntoma particular, pero si lo tiene la gar- ganta. Los alimentos que se toman, vuelven inmediatamente a la boca como si nunca hubieran llegado al estómago, y esto se supone que se debe a una contracción espasmódica del esófago.

Con respecto al apetito y la sed hay muy valiosas indicaciones para este remedio. El hambre es una de ellas y necesita comer a menudo o se siente débil; inmediatamente después de comer siente, de nuevo hambre; tiene hambre en la noche y’necesita comer. Se alivia por comer o vuelve a estar hambriento en seguida.

Este síntoma nos trae á la mente, CheL, PetroL, Anacard. etc.

La sed también es peculiar. Desea cosas frias, pero tan pronto como se calientan en el estómagolas vomita.

Algunas personas tienen un anormal apetito por  sal o los alimentos salados y come de ellos en exceso; Phosph. es un buen medicamento para contrarrestar los malos efectos de este  abuso, existen en Phosph. muchas clases de vómitos, y ninguno es tan característico como el que acabo de mencionar.

Ya hemos hablado del hambre y de la sensattóride desmayo en el estómago, la cual hay veces ha sido descrita como una sensación de vacío ó hundimiento que nos obliga á pensar en otros medicamentos, como ígnat. Hydras, Sepia.etc.; pero en Phosph, no se localiza únicamente en el estómago sino que se extiende a toda el abdomen. Ningún otro remedio lo posee en el abdomen tan intensa como Phosph. En las deposiciones y en el recto encontramos también síntomas muy característicos, como por ejemplo: «Deposiciones abundantes, acuosas que salen con fuerza como cuando se, abre una llave de agua, con porciones de mucosidades blancas que parecen granos de cebo.»

«Deposiciones sanguinolentas con partículas pequeñas,  «Constipación: las heces son delgadas largas, secas, viscosas, como excrementos de perro«

Ningún remedio tiene tanta riqueza de síntomas en las deposiciones, y como vemos por los pocos que mes arriba seleccionamos, algunos de ellos son únicos-y han sido frecuentemente comprobados, todo lo cual recompensa al médico, por estudiarlos con frecuenda y con cuidado. Este medicamento excita el apetito sexual de modo poderoso, en ambos sexos. Es casi irresistible y conduce al enfermo a cierta forma de manía y cada cual exibe sus órganos pudendos. A este período antecede el opuesto, la impotencia y aunque el deseo subsiste la habilidad para realizar el coito desaparece. Por supuesto que estos síntomas sexuales se acompañan con otros muchos concomitantes de la droga.

En los órganos sexuales femeninos, Phos tiene tendencias a las hemorragias generales; si la menstruación no aparece, hay una substitutiva de la nariz ó de los bronquios. También lo está al cáncer del útero o de los senos, los que sangran fácilmente. También en los órganos respiratorios donde es uno de nuestros grandes remedios. Principiando por la voz y la laringe produce y cura una intensa ronquera; el paciente apenas puede hablar en voz alta, se empeora en las tarde y al principio de la noche, hay dolor en la laringe y peor por hablar ó no puede hablar en lo absoluto a consecuencia de el. En el crup a veces está muy recomendado después que Acón, y Spong. han fracasado. Si la enfermedad ha progresado hacia abajo, hasta envolver los bronquios y el parenquima pulmonar e este caso es de indiscutible valor y también cuando después de la violencia de la afección aparece que ésto ha sido dominada y el enfermo está ronco todas las mañanas y parece propensa a recaer.

En la bronquitis, la tos es seca, peor en la tardé y media noche, también por hablar, reir, leer tos alta, (Arg met) el frío y acostándose sobre el lado- izquierdo. La tos lastima al enfermo quien la suprime con un suspiro iispirb que prolonga tanto tiempo como puede. Todo el cuerpo tiembla al toser. Hay gran opresión al respirar, tanto en las afecciones agudas cuanto crónicas de los pulmones. Hay pesadez y como de un peso sobre el pecho. En la pneumonía para la cual Phosph. es uno de nuestros mejores remedios, combate de preferencia la de la parte inferior del pulmón derecho.

Otro importante característico de Phosph. es el ardor de las manos. Este es tan fuerte, como el ardor de los pies en Sulph. y se encuentra en las enfermedades agudas y en las crónicas; las manos no se pueden tener cubiertas. Las llamaradas de calor (que tiene Phosph.) en todo el cuerpo, comienzan en las manos y de allí se extienden hasta la cara.

Vamos á llamar ahora la atención acerca de la constitución de Phosp. Personas altas, delgadas, constitución sanguínea de piel suave, cabello rubio ó rojo; percepción rápida y naturaleza sensible. «Enfermos altos, delgados, tísicos, con las pestañas finas y el pelo suave. »

5. «Mujeres altas, delgadas, con tendencia a encorvarse. »

4* «Jóvenes que crecen rápidamente con tendencia á inclinarse

5. «Personas débiles y nerviosas’, que les gusta ser magnetizadas.» .

Ahora bien, con el número cuatro, no existe la tendencia a engordar, como en Calc. y carb.y sino á crecer en altura y Uds. notarán que el elemento de Phosph. se une á la propiedad que tienfe Calc. y de engordar.

16 julio, 2012
por nini
0 Comentarios

Homeopatía, entre filias y fobias Miles de médicos prescriben productos homeopáticos, cuestionados por otros facultativos

Fuente: http://www.noticiasdenavarra.com/2012/07/16/sociedad/euskadi/homeopatia-entre-filias-y-fobias

PAMPLONA. La medicina homeopática despierta filias y fobias. No hay término medio. O se defiende a ultranza o es denostada. A lo sumo, puede hallarse algún facultativo inusualmente escéptico. Sin embargo, en el Estado español cerca de 10.000 médicos prescriben productos de esta especialidad, cuestionada por científicos y facultativos.

La Agencia española del Medicamento (AEMPS) autorizó hace unos meses los primeros doce registros de fármacos homeopáticos en el mercado estatal. Aunque en las farmacias desde hace buen tiempo se pueden adquirir cientos de productos homeopáticos. Nada menos que 3.000 sustancias de origen vegetal, animal y mineral utiliza la homeopatía para curar dolencias, sean leves, graves o crónicas.

Esto es posible porque desde el año 1995 la AEMPS incluye los medicamentos homeopáticos en la ley, a través de una Disposición Transitoria a partir de la cual todos los medicamentos presentados se podían comercializar hasta su futura autorización. “Lamentablemente, la administración no ha dispuesto en todo este tiempo de la infraestructura necesaria ni los conocimientos para abordar la autorización de los 19.000 medicamentos homeopáticos existentes. En paralelo, la Directiva Europea ha ido desarrollando soluciones para regular los medicamentos homeopáticos a nivel europeo. Es así como surge el registro descentralizado, que ahora ha sido aplicado por la AEMPS para autorizar los primeros registros de Lycopodium de Laboratorios DHU”, explica Álex Castilla, Director General de Laboratorios DHU Ibérica y diputado de Echamp (European Coalition of Homeopathy and Antroposophic Products).

La homeopatía es un tratamiento basado en la administración de pequeñas dosis de sustancias medicamentosas para activar las defensas del organismo y llegar suavemente a la mejoría o curación. Se sustenta en el principio de que lo semejante se cura con lo semejante. Los remedios homeopáticos se elaboran diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces el preparado. Fue Samuel Hahnemann quien a finales del siglo XVIII puso a punto la preparación y administración de estos fármacos.

¿Pastillas de azúcar? Los detractores de estas terapias, que se cifran por miles, las definen como pastillas de azúcar, placebos que solo tienen efecto en pacientes que tienen fe. El origen de la polémica sobre su eficacia radica en que la dilución es tan acusada que, a veces, no queda ni una sola molécula de ese principio activo original. Pero, quienes defienden con ardor guerrero la homeopatía argumentan que es eficaz y que hay evidencias científicas que lo demuestran. Les gustaría que en nuestro entorno estas terapias estuvieran incluidas en la sanidad pública, como sí sucede en Reino Unido y Francia.

En el Estado se calcula que 3.000 médicos de atención primaria, 3.400 pediatras y 3.800 facultativos de otras especialidades prescriben fármacos homeopáticos. En algunas universidades ya están impartiendo másteres sobre esta disciplina, en los cuales solo pueden matricularse médicos, veterinarios o estudiantes de Medicina del último curso. ¿Por qué tantos estudios para una terapia que muchos vilipendian? “Lo hacen por desconocimiento. En el Estado nos hallamos con que todo el entorno administrativo, sanitario y político que toma las decisiones a nivel sanitario no dispone de una cultura de la aceptación de que la homeopatía es una medicina que está introduciéndose en la población y que tenemos la obligación de regular, porque así emana de la directiva europea”, explica Álex Castilla, especialista en marketing farmacéutico.

“La homeopatía no tiene ningún fundamento científico. Se basa en conceptos completamente erróneos: que queda algo de una sustancia cuando se diluye miles y miles de veces en agua o alcohol y que, cuanto menor cantidad de sustancia hay en la dilución, mayores efectos va a tener”, inciden sus detractores. De ahí que critiquen con dureza que las universidades abran la puerta a la homeopatía. “Es abrirla a la anticiencia, y las universidades no pueden presentar como ciencia algo que no lo es”. Una opinión no compartida por Itziar Lezamiz, presidenta de los homeópatas vizcainos, quien públicamente realiza una defensa a ultranza de estas terapias.

efectos adversos En la Unión Europea mueren cada año 197.000 personas por los efectos secundarios de los medicamentos. “Los efectos secundarios producidos a partir de tratamientos homeopáticos son mínimos o inexistentes y 100 millones de europeos recurren a estos fármacos”, argumentan en la Sociedad de Médicos Homeópatas. “Estas terapias reducen el coste de los tratamientos concomitantes que derivan del mal uso, por ejemplo, de los antibióticos”, añade Castilla, director general de DHU Ibérica, laboratorio que ha visto cómo la Agencia del Medicamento daba el visto bueno a la comercialización de varios de sus compuestos en el mercado estatal.

La homeopatía, convenza o no, dispone cada día de mayor número de adeptos, no solo entre los pacientes, sino también entre los médicos. El número de pediatras que optan por estos tratamientos se ha disparado en los últimos años, principalmente por el perfil de seguridad de los medicamentos y también por la facilidad a la hora de administrarlos. Además, según las directivas europeas y la Agencia Española del Medicamento, sí son fármacos, no chuches. “Hablamos de medicamentos con eficacia demostrada con estudios científico y ensayos, así como ocurre con los fármacos convencionales, los alopáticos”, señalan desde la Agencia del Medicamento. “Si no, evidentemente, no estarían en el mercado”, zanja Álex Castilla.

Aunque nos encontramos en un país con mucha leyenda urbana sobre la homeopatía, Castilla, reconoce que observan con esperanza cómo el colectivo alopático está totalmente abierto a conocer nuevos fármacos. “Lo está ya que es consciente de que sus pacientes -con el boom imparable del acceso a la información a través de la redes sociales- les demandan si hay otras alternativas a la medicina tradicional. El interés es creciente, ya que entienden que forma parte de su práctica y también de su formación diaria”, recalca.

16 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Síntomas regionales Platina, E. B. Nash

Síntomas regionales Platina, E. B. Nash

homeopatía que funcionaEste remedio debe ser estudiado en sus tres relaciones; mental, nerviosa y sexual.

Tiene muy curiosos síntomas mentales y he aquí tresde ellos:

«Orgullo y estimación de si mismo muy exagerado, mira de arriba á abajo y con altivez á todo el mundo.»

«Caracter caprichoso, al entrar en la casa, después dé estar paseando una hora, le parece que todo lo que está a su alrededor es muy pequeño, y todas las personas, en el sentido mental y físico, le parecen interiores, ella es la única física y mentalmente superior.»

«Variabilidad de genio, con alternativas de alegría y tristeza. » Este último síntoma lo tienen Ignatia, Crocus, Nux- mosch. Acón) y Platina tiene otro síntoma como Acon y el » temor á la muerte.» Ahora bien, los dos primeros síntomas airriba señalados, pudieran parecer a alguno como de valor práctico negativo para el tratamiento de la enfermedad. No hay explicaciones patológicas para ellos aparte del hecho de un desorden general de la mente, que pudiera ser alguna forma de alucinación, pero estas son indicaciones importantes que no se encuentran en ningún otro medicamento. En un caso obstinado de locura que había resistido a la habilidad de muy distinguidos médicos alópatas, los cuales habían decidido, al final, que el enfermo fuera conducido a un asilo, le prescribí el remedio por encontrar este síntoma. Los padres que eran ricos, no permitieron la confinación del enfermo y se les aconsejó probaran la homeopatía.

Le administré Platin indicada por la intensidad del síntoma mental que era muy prominente y reunido con otro síntoma importante que también aparece en este remedio, «los síntomas físicos desaparecen y los síntomas mentales aparecen y viceversa.»

El síntoma físico era un dolor a lo largo de toda la espina y este era el que alternaba con el mental. Ha sido una de las más brillantes curas que he realizado, la mejoría comenzó desde el primer dia y nunca retrocedió y la enferma ha permanecido bien desde hace quince años, sin el más mínimo signo de recaída. Los síntomas nerviosos, además de los cerebrales, que reclaman Platin. son:

«Los dolores aumentan gradualmente y disminuyen lo mismo.»

2 «Los dolores se acompañan con adormecimiento de laregjón.»

El primer síntoma, se recordará, es parecido al de Stann. El segundo lo tiene Cham. pero en ei enfer mo de Platina no es tan intenso como el de Cham. Ambos son grandes medicamentos de la mente y sin embargo, si alguna duda existiese (lo cual pudiera suceder) un detenido estudio comparativo entre ellos sería necesario. Con respecto á la manera con que aparecen y desaparecen los dolores de Platirna y Stann., Belladona tiene exactaomente lo opuesto; pero .Bella- dan se parece más a Platina en los síntomas del cerebro.

Órganos sexuales. «Linfomania agravada por acostarse; cosquilleo ó titilación en el abdomen.» «Deseo sexual excesivo principalmente en las señoritas; excesivo y prematuro desarrollo del instinto sexual,» «Los órganos genitales están hiperestésicos, no consienten ser tocados y en un examen la enferma sufre irresistible espasmo venéreo y se desmaya durante el coito» «Profusa menstruación ó metrorragia; la sangre está negra y coagulada, Afecciones del ovario, prolapso con menstruación abundante y exagerada sensibilidad de los órganos genitales al tacto ó al coito, son las más notables indicaciones para este medicamento y todos estos síntomas mentales, nerviosos, espasmódicos, sexuales, etc. indican que Platina debía ser uti gran medicamento para la proteica enfermedad denominada histeria y asi lo han demostrado numerosas experiencias. Como en el caso de Zinc, y Stann. he encontrado que las preparaciones altas de esta droga, realizan mejores efectos, aunque en el caso de locura, deque hablé tuve que usar, la 6 porque no tenía otra á mano. Platina tiene una forma de constipación similar á Alumina las deposiciones se adhieren al ano como si fueran de arcilla blanda.

15 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Síntomas regionales Cocculus Indicus, E. B. Nash

Síntomas regionales Cocculus Indicus, E. B. Nash

vértigo, mareo, parálisis, lesión medular

vértigo, mareo, parálisis, lesión medular

Farringtón dice: «Cocculus actúa sobre el sistema cerebro— espinal, produciendo gran debilidad en estos órganos, *** Cocculus causa una debilidad paralítica de la médula y sobre todo de los nervios motores: Así, encontramos que es un remedio seguro y frecuente para la parálisis originada por las enfermedades de la médula espinal.

*** También está indicado especialmente en el principio del trastorno, cuando la región lumbar de la médula está afectada; hay debilidad en la cintura como si estuviera paralizada, y ésta flaquea cuando se árida. Hay debilidad de las piernas y con esto naturalmente quiero significar que me refiero solo a las extremidades inferiores. Las rodillas flaquean al caminar, las plantas de los pies se sienten como si se encontrasen machacadas; primero se duerme una mano, después la otra y á veces se adormece todo un brazo y aún se siente como si estubiera hinchada la mano.

Estos síntomas permiten establecer la sintomatología de toda la droga y parecen depender de una debilidad espinal. Dunham dice: «Su esfera de acción es prominente, sobre el sistema de la vida animal; el sistema’ muscular voluntario primero, y el sensorio después son sus principales sitios de su acción. La náusea que puede llegar al vómito, va acompañada de desfallecimiento y de un vértigo intenso al levantar la cabeza, siendo dicho vértigo un síntoma característico.»

Hughes manifiesta, que: “Su influencia se extiende más á los  músculos voluntarios que á las facultades intelectuales; lo cual está conforme con las experimentaciones de Hahneman.”

En Pareira leemos: “Obra más sobre los músculos voluntarios, que sobre las facultades intelectuales.

Hemos dado estas citas de diferentes autores porque nos ayudan mucho a establecer un punto de partida práctico. El Dr. Hughes dice, que las experimentaciones de Hahnemann, corroboran dichas generalizaciones. Veamos ahora las citas de sus patogenesias:

*Debilidad de los músculos cervicales, con pesadez de la cabeza “parecen incapaces de sostenerla” [Cale, phos. Veratr, alb,)

**Dolor paralítico en la cintura acompañado de contracciones espasmódicas extendiéndose a las caderas lo que impide caminar.

***Las rodillas flaquean por debilidad el sujeto vacila al caminar y tal parece como si cayera de un lado.

* Unas veces los píes están dormidos, y otras lo están las manos, estas tiemblan durante el acto de comer y tanto más, cuanto más se alzan.  Primero una mano y luego la otra, parecen insensibles y dormidas. Las plantas de los pies se duermen estando sentado.

* Ataque general de debilidad paralítica con dolor en la espalda.

Todos estos síntomas se comprueban en la Enciclopedia de Materia Médica Pura de Allen. Están expresados con frases muy sencillas en dicha obra, y guardan perfecta conformidad con lo dicho por los noables escritores ya señalados. En resumen, Cocculus obra sobre la espina y los músculos motores, pudiendo por lo tanto ser aplicado para la curación de estas enfermedades, según las instrucciones de Hahnemann. Así pues, en la práctica de la Medicina curativa simplificada y libre de las teorías especulativas de los sofladores y cuando se cura una enfermedad por medio de Cocculus claro es que se ha empleado esta substancia guiándose el práctico por la ley de la “totalidad de los síntomas,*^ ley que se comprueba diariamente, en todos los casos curables. Podemos sintetizar, la acción de este remedio sobre el sistema nervioso, con una sola palabra, postración, pero debemos señalar que clase de postración, antes de prescribir.

Muchos remedios postran terriblemente, y cada uno tiene su clase peculiar de postración, pero cuando alguno, como oí decir a un celebre cirujano en un colegio homeopático, se enorgullece de formular tomando como base los conocimientos fisiológicos adquiridos, sin tener en cuenta la sintomatología, no puedo menos que decir: que sabe poco ó nada del arte de  prescribir homeopáticamente, cualesquiera que sean sus otros conocimientos.

Según las sabias y muy bien comprobadas enseñanzas de Hahnemann, sólo la sintomatología conduce seguramente á la verdadera prescripción científica, no importa sea cual fuerela condición patológica.  Al lado de los síntoma que indican la postración general y los trastornos espinales o asociados con ellos, enoontramos los siguientes que son muy característicos: “Confusión o aturdimiento aumentando por comer ó beber. Vértigo como si estuviera intoxicado y confusión de la mente.

* Vértigo rotatorio al levantarse de la cama, que obliga á acostarse de nuevo.

** “Dolor de cabeza con inclinación al vómito.

** “Todos estos sintomas se agravan por andar en carruaje o en bote.»

areo aliviado sobre cubierta y por el aire fresco- Tabaco

Los dolores de cabeza y el vértigo de Cocc se diferencian de los de Bry. no obstante el hecho de que ambos se agravan por sentarse en la cama. En Bry. y en otros remedios el malestar del estómago precede al dolor de cabeza, en tanto que en Cocc. sucede lo contrario.

La sensación dolorosa de debilidad o vacuidad en la cabeza se encuentra en Cocc, y está en relación con la debilidad general. La sensación de vacuidad que es otra manera de llamar á la sensación de debilidad es un característico general de Cocc, y se encuentra en la cabeza, abdomen intestinos, pecho, corazón, estómago, en suma, en todos los órganos internos. La nausea de Cocc. que es un síntoma constante de los dolores de cabeza, es muy semejante altan característico de Colch, esto es: «Extrema aversión a los alimentos, originada aun por el simple olor de ellos, pero con hambre. » Con la nausea es más pronunciada así como la aversión a los alimentos. El enfermo está nauseoso casi hasta el sincope.

Con Cocc, hay sabor metálico de la boca. El senario se encuentra en la misma depresión profunda que invade al sistema nervioso general. El enfermo está triste, absorto en si mismo, meditabundo, caprichoso, callado, se sienta en los rincones, preocupado con tristes pensamientos etc. Todo esto es muy particular en los casos de fiebres nerviosas. Depresión depresión y depresión. Cocc. tiene también síntomas muy importantes en las reg¡ones uterina y abdominal y uno de ellos es, la gran distensión del abdomen. Dicho estado se encuentraen el cólico flatulento y en la dismenorrea. En el cólico flatulentopara el cual es un remedio tan importante, el enfermo tiene una sensación como si el abdomen estuviera lleno de astillas agudas ó piedras. Los ataques ocurren á menudo á media noche. Los gases parecen estar aquí y allí y la salida de ellos no alivia mucho porque nuevas cantidades ocupan su lugar. También existe un gran peso en laregión inguinal como si fuera á presentarse una hernia. En la dismenorrea, además déla distensión, dolores calanbroideos como de pelliscos, que son muy intensos, acompañados de un grado notable de debilidad. Siente la enferma tal debilidad que no puede estar en pie, hablar o caminar. Este es un síntoma muy característico, y a me dida que aumenta se asemeja al de Carbo animal pero en Cocc, está en armonía con la postración general del remedio, mientras que en Carbo anim, el flujo la debilita. En Goce, el flujo puede no ser muy excesivo, si- no por el contrario puede ser cada vez menor y la leucorrea.

14 julio, 2012
por nini
0 Comentarios

Helleborus

Enclaustrado en el interior, porque el mundo duele : Shankaran

 

SINTOMAS MENTALES DE HELLEBORUS NIGER *** 1 Según Hahnemann, es muy característico de Helleborus “una especie de estupor, un embotamiento sensorial, un estado en el que, con la visión intacta, nada se ve muy netamente, y el paciente no presta ninguna atención a nada; con la audición perfectamente sana, nada es oído claramente; con órganos gustatorios perfectamente constituidos, todo parece haber perdido su sabor; donde la mente está siempre, o a menudo, sin ideas; donde el pasado es olvidado o apenas recordado; en el que nada le produce ningún placer; en el que el sueño es muy liviano y nunca hay un verdadero sueño reparador; y en el que uno desea trabajar sin tener las fuerzas necesarias o la atención requerida para hacerlo”. Hay una lentitud de las percepciones sensitivo sensoriales, de la comprensión y de las respuestas; hay una dificultad o, incluso, una verdadera ruptura de origen central, de las asociaciones sensitivo motrices y de la ideación; la mente parece haber perdido el comando de su cuerpo, y los músculos rehúsan obedecer apenas la mente se distrae de ese objetivo o no es fijada fuertemente en lograr una respuesta muscular (si habla, se le cae lo que tiene en la mano); no puede trabajar. Está como ausente, distraído, o como absorbido en sus pensamientos. Se concentra con gran dificultad, sobre todo cuando estudia o lee, o si debe responder a una pregunta, ya que, entonces, piensa mucho tiempo antes de contestar o contesta muy lentamente, o confusamente (como si pensara en otra cosa), o rehúsa contestar, por el esfuerzo mental que le exige. Habla lentamente. Está aturdido, sobre todo a mediodía y durante los escalofríos; o en un estado de estupefacción, como si hubiera bebido, peor entre las convulsiones; o en un estado de completa inconsciencia, aunque contesta correcta y lentamente al ser interrogado, recayendo de inmediato en la inconsciencia. Hay una verdadera deficiencia de ideas, llegando en un grado mayor, a la imbecilidad (el imbécil que grita cuando se ocupan de él) o a la idiocia. Habitualmente, tiene la mirada fija en un punto y no puede pensar. *** 2 Afectivamente, este estado mental se traduce en una marcada indiferencia o apatía a todo: a sus seres queridos, a sus parientes o amigos, a toda diversión o placer, a toda impresión externa, a las cosas. No pide nada ni pregunta nada ni exige nada, ni dice nada. *** 3 El intelecto lento o disminuido se manifiesta también en el menoscabo de la memoria, que es deficiente: olvida lo que ha oído o leído o dicho, ó lo que está por decir, y también las palabras. ** 4 En los estados de estupor o en el sueño hay gritos involuntarios y gemidos o lamentos. Grito encefálico en los problemas meningo encefalíticos agudos. * 5 Melancolía o tristeza silenciosa; con desesperación, desespera de curarse; después de una tifoidea; en niñas en la pubertad, o cuando las menstruaciones no vuelven después de aparecer por primera vez. Suspiros ínvoluntarios. Deseos de esconderse. Nostalgias, y efectos de nostalgias. Envidia ver felices a otros. Ideas suicidas. Piensa que obró mal, y se reprocha. * 6 Constantemente pellizca sus labios, la nariz, las cobijas, o se mete el dedo en la nariz, sobre todo en estados de inconsciencia o estupor, o en afecciones agudas meníngeas o cerebrales. * 7 Irritable, se encoleriza fácilmente, sobre todo si lo interrumpen o cuando le hablan. Peor por el consuelo. Aversión a la compañía. Reservado, concentrado en sí mismo. * 8 Gran indecisión. Inquietud ansiosa. * 9 Delirio, a veces rabioso o maníaco, sobre todo durante la fiebre; hasta intenta escapar; durante el delirio, contesta bien a las preguntas, pero recae de inmediato en él. Alucinaciones: le parece que todo es nuevo; ve diablos. * 10 Sus síntomas se modifican al pensar en ellos, pudiendo, según los casos, mejorar o agravarse. * 11 Miedo: a morir; a cosas imaginarias; a la mala suerte o a la desgracia. 12 Otros síntomas: Habla dormido. Hipersensible a ruidos. Alcoholismo. Está como en un sueño. Desconfiado.

SINTOMAS GENERALES DE HELLEBORUS NIGER ** 13 Los síntomas aparecen o se agravan: de 16 a 20 horas, y a la noche; por el aire frío, o al destaparse; por los esfuerzos y el movimiento; al agacharse; por el tacto. Mejor: por el calor, por abrigarse; quedándose muy quieto; al aire libre. ** 14 Convulsiones con extrema frialdad de todo el cuerpo, excepto la cabeza y el occipucio, que están calientes. Convulsiones en niños; en el puerperio; a veces con conciencia; de un solo lado. Sacudidas en los músculos mientras duerme. Tétano. Desmayos. Hemiplejías; parálisis indoloras. Debilidad paralítica: se desliza hacia abajo en la cama. * 15 Consecuencias o efectos de una anestesia general (Foubister) o de traumatismos cefálicos. * 16 Exudados o edemas que aparecen bruscamente, generalizados (anasarca) o localizados (en el cerebro, tórax, abdomen y extremidades); después de una escarlatina, de la supresión de un exantema o después de un paludismo; con fiebre, debilidad y anuria. Hinchazón pastosa; mixedema. 17 Dolores violentos, especialmente periósticos, que se agravan por el aire fresco, la fatiga coporal, comer o beber. Relajación repentina de todos los músculos.

DESEOS Y AVERSIONES DE HELLEBORUS NIGER * 18 Deseo de bebidas alcohólicas, pan, pan con manteca, bebidas frías y carne. Aversión a las grasas, a la carne gorda, a las verduras, al agua, al chucrut.

SINTOMAS PARTICULARES DE HELLEBORUS NIGER *** 19 Mareos al agacharse. Cefaleas presivas, estuporosas, con pesadez y congestión cefálica; más en el occipucio y vértex; peor al agacharse, por mover la cabeza, por esfuerzos, por cualquier movimiento, al subir escaleras o durante los escalofríos o por pensar en el dolor; mejor en reposo y al aire libre o por distraerse; puede extenderse desde el occipucio a la nuca o de ésta al vértex. Con estos síntomas o en problemas meningoencefálicos o de cualquier orden, el paciente mueve la cabeza de un lado al otro constantemente, con quejidos, cuando la tiene apoyada en la almohada, o la hunde mucho en la almohada (aún durmiendo) o la lleva hacia atrás, o lleva las manos a la cabeza y grita o se la golpea. Meningitis cerebroespinal aguda o tuberculosa, con exudado; con el grito encefálico y parálisis más o menos completas. Síntomas cerebrales durante la dentición. Encefalitis agudas. Secuelas, aún alejadas, de encefalitis o meningitis agudas. Hidrocefalia post escarlatinosa o tuberculosa de rápida evolución; con sopor y movimientos cefálicos; con diarrea o con anuria. Conmoción cerebral. Cuero cabelludo muy sensible y doloroso al tacto y al mover la cabeza, peor en el occipucio, como si estuviera golpeado. La frente está arrugada cuando hay trastornos cerebrales, con sudores fríos. Sacudidas en el cuero cabelludo al moverse, agacharse o subir escaleras. Caída del cabello, más en el occipucio, con dolores. Escamas o costras húmedas en la cabeza. Bultitos en la piel de la frente. ** 20 Mirada fija en un punto, ausente; durante el estupor ojos muy abiertos, con insensibilidad a la luz. Pupilas dilatadas (más una que la otra) o alternativamente contraídas y dilatadas, o contraídas; arreflexia pupilar a la luz. Dolor en los ojos, como si le clavaran un clavo en los rebordes orbitales. Pesadez y presión en los ojos, hacia abajo. Sacudidas en el elevador del párpado. Fotofobia diurna. Estrabismo. Ojos vueltos hacia arriba. Ojos hundidos. Ceguera nocturna. 21 Otalgias intensas, día y noche. * 22 Narinas sucias y secas. Se frota la nariz. Olfato disminuido. Nariz afilada. * 23 Cara pálida; hundida; edematosa. Mandíbula colgante. Neuralgia facial izquierda; no puede masticar; dolor en el hueso malar. Labios hinchados, con vesículas blancas. Labio superior agrietado. Las comisuras labiales están lastimadas o agrietadas. Movimientos de masticación o como si mascara algo, involuntarios, en procesos agudos. Labios arrugados, pellizcados y despellejados maquinalmente. Cara como si tuviera hollín alrededor de ojos y nariz. * 24 Rechina los dientes, aún en el sueño. Odontalgias de noche, peor por calor o frío. Gran sequedad en el paladar, con dolor al tragar. Horrible aliento, muy fétido. Intensa sed, traga los tiquidos ávidamente, sobre todo si son fríos, y muerde la cuchara en que se los dan, pero permanece inconsciente. Sialorrea. Aftas y vesículas en la boca y lengua, peor en la punta (muy dolorosa al tocarla). Lengua hinchada; blanca y seca de mañana. Gusto amargo. 25 Saciedad rápida. Al comer, no le siente gusto, y aparecen náuseas, que mejoran después de comer; con eructos frecuentes. Vómitos negruzcos o verdes. Pesadez, plenitud y distensión en el epigastrio, con dolor ulcerativo. Gastralgias peor al toser y caminando, a cada paso que da. Gastralgias ardientes. 26 Frío en el vientre; pesadez; pinchazos. Edemas en el vientre. Ruidos como de gorgoteo, más al respirar hondo, como si hubiera agua en los intestinos. Borborigmos. Presión terminando en puntadas en la ingle, como si fuera a aparecer una hernia. Fuerte presión en el medio del pubis. * 27 Diarrea: durante la hidrocefalia, la dentición, el embarazo, etc. Las heces son acuosas, claras, adherentes, o de mucus incoloro; o blancas y gelatinosas; o como charco de ranas; precedidas de pinchazos en la región umbilical, o con dolores de vientre y náuseas; con tenesmo. Heces escasas y duras, con violentos dolores cortantes en el recto hacia arriba, durante y enseguida después de defecar; ardor anal después. Siente como si los intestinos no tuvieran fuerzas para evacuar, aún con heces blandas. Heces involuntarias. Hemorroides. *** 28 Deseos frecuentes de orinar, pero la orina es escasa, negra, con sedimento como borra de café, o roja. Orina suprimida o anuria en trastornos cerebrales o en edemas o anasarca. Albuminuria después de escarlatina o difteria o en el embarazo. Chorro débil. Orina copiosa, pálida, acuosa. Nefritis agudas o subagudas. * 29 Supresión del deseo sexual en el hombre, con flaccidez y frialdad de los genitales. * 30 Amenorrea: por amor no correspondido y por mojarse los pies. Dolor bajo el pezón izquierdo. * 31 Respiración suspirosa. Disnea con ansiedad, peor a la noche, debe erguirse en la cama. Tos seca, peor de noche, con ahogos y dolor en el hipocondrio izquierdo. Constricción en la garganta que lo sofoca. Respiración acelerada, o lenta y profunda, o jadeante. Constricción y calor en el tórax. Hidrotórax. 32 Palpitaciones. Ansiedad precordial que le impide descansar. Pulso lento; o casi imperceptible. * 33 Rigidez y dolor en cuello y nuca al moverlos. Adenopatías en el cuello. Dolor contractivo lumbar. Dolores lancinantes en la columna. Dolor entre los omóplatos, como golpeado. * 34 Movimientos automáticos o involuntarios de los miembros de un lado, mientras que los del otro están completamente paralizados. Dolores agudos en huesos y articulaciones de brazos y dedos. Sacudidas musculares en los brazos. Falta de fuerzas en las manos. Rigidez espasmódico de los dedos. Ulceración periungueal. Caen las uñas en dedos de pies y manos. Vesículas húmedas e indoloras entre los dedos de pies y manos. Dolor en las caderas. Rigidez y tensión en los muslos. Dolores muy agudos en las rodillas y pies. Falta de estabilidad en las piernas. Debilidad en miembros inferiores; en pies. 35 Sueño soporoso con quejidos, gritos y sacudidas. Somnolencia, con ojos semicerrados y vueltos hacia arriba. No recuerda lo que sueña. Sueño inquieto. Insomnio. ** 36 Escalofríos a predominio diurno, que comienza en los brazos, con frío en todo el cuerpo, sobre todo en las extremidades, con carne de gallina, sin sed. Fiebre ardiente de noche después de acostarse, con calor especialmente en la cabeza y escalofríos internos. Sudores nocturnos hacia la madrugada, fríos y, a veces, pegajosos. 37 Piel pálida; mixedematosa. Erupciones miliares. Descamación general de la piel. Caída de pelos y uñas en todo el cuerpo. COMPLEMENTARIOS: Natrum Muriaticum Zincum.

13 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Síntomas regionales Ignatia, E. B. Nash

Síntomas regionales Ignatia, E. B. Nash

homeopatía

dolor de amores, de separación, dolor por muerte de un ser querido

Es otro de los muchos remedios nerviosos. Sus peculiares sintonías mentales así como los de Acon. Cham., Nux vom, y otros muchos, son muy caracterís- ticos. Como ellos Ignatia parece que exalta la impresionabilidad de todos los sentidos; pero hay en Ignatia un elemento muy marcado de tristeza, y mucha predisposición para la pena. Cualquiera persona que sufra de aflicciones profundas, contenidas, con grandes suspiros, muchos sollozos, etc. y especialmente si está inclinada a ocultar dicha pena az los demás esta será su remedio.

Desea estar sola con su dolor. Suspira inveho y parece estar muy triste, débil, y tal debilidad, la siente de preferencia en el hueco epigástrico.

Se siente débil, extenuada y enteramente perdida.

Otro estado igualmente característico de la mente es un humor variable, y ningún medicamento es tan apropiado para esto como Ignat, Acón. y Coff.y Nux mosch. y algunos otros también tienen este síntoma, pero Ignatia en el mayor grado y así, este remedio es uno de los mejores para el tratamiento de las afecciones histéricas. El enfermo, se siente lleno de alegría y júbilo, y de pronto pasa al otro extremo  de melancolía, tristeza y lágrimas, y estos estados del ánimo se alternan con suma rapidez. También existe en Ignatia algunas veces un carácter impaciente, pendenciero, irritable, (aunque no al grado de Cham.)

A causa de su impresionabilidad excesiva, se atemoriza el paciente de Ignat. con fácilidad,y esto nos hace considerarlo como uno de nuestros mejores remedios para los efectos del terror, rivalizando con Acón, Veratr, a Ib. y Opium. En resumen, Ignatia se puede llamar el mejor remedio para los caracteres. Acausa de estos síntomas mentales, es un gran remedio nervioso. Actúa sobre la médula, y de una manera tan marcada, como Nux vómica afectando los nervios motores y sensitivos. Es uno de nuestros mejores remedios para los espasmos o convulsiones y está especialmente adaptado para las afecciones espasmódicas originadas por causas mentale

Como después  del terror castigos de los niños y otras emociones fuertes. En un caso de convulsiones puerperales en el cual muchos remedios habían fallado, el médico de cabecera, observando á la enferma durante uno de los espasmos, notó que tenía una sucesión de largos y pro-fundos suspiros, al concluir el acceso. Inquirió, si había sufrido de un trastorno mental reciente, y supo que había perdido á su madre con la cual era muy amorosa y por cuya pérdida había estado triste, desde algunas semanas antes. Ignatia á la 30  la curó muy rápidamente.

Otra modalidad, aparte de las convulsiones, que tiene Ignatta muy marcada, son las contracciones en cual quiera parte del cuerpo; de aquí que sea uno de nuestros mejores remedios en la corea, especialmente si ha sido originada por susto, pesar por parte de la mente; por la dentición ó las lombrices por parte de la irritación refleja. Hay solamente un remedio que se parece á Ignaíia para estas contracciones y es Zincum metallicum. Por supuesto que Agaricus, Hyosciamus, Cuprum viet. etc. están en seguida, y alguno pudiera pensar que son iguales. Veratrum viride cuando sea mejor conocido, también reclamará muy justamente su lugar entre ellos. Ignatta es á veces recomendada para las parálisis, pero se encontrará, pienso, raras veces útil y solo aceptable en los casos histéricos, que no sean de un carácter notoriamente peligroso. Así como Acon.y Cham, y Cd.

Ignatia tiene grande sensibilidad como su compañera Nux vómica es un gran remedio para los dolores nerviosos de cabeza, sobre todo en los sujetos histéricos. –Podría decirse que, del mismo modo que Nux se adapta á los hombres nerviosos, Ignatia es útil para las mujeres, lo cual es una completa verdad. Udes. recordarán que los dolores de la cabeza nerviosos é histéricos son casi siempre de un solo lado. Por esto Ignatia es imminente remedio para estos dolores, lo que se expresa con estas palabras: «Dolor de cabeza como si un clavo la aira- vesara de un lado á otro aliviado por descansar sobre el lado dolorido-»

— Estos dolores de cabeza se presentan en las personas nerviosas y sensibles ó en aquellas cuyo sistema nervioso ha sufrido por grande ansiedad, pena ó trabajo mental. Los síntomas variables y contradictorios tan característicos de esta droga se demuestran aquí, como en todas partes, y no solamente el dolor en la cabeza cambia de localidad; sino que, al mismo tiempo se puede presentar gradualmente y desaparecer de una manera rápida (como enyicid. sulph.) como ó en Belladona que se presenta y desaparece tan rápidamente como ha venido, En Acón, Gelsen. Ver, alb, y Silícea el dolor de cabeza termina con una abundante emisión de orina y esto sucede á menudo en las cefalalgias de las mujeres nerviosas histéricas: (Lac de dolor y abundante emisión de orina durante el dolor de cabesa )

Finalmente las cefalalgias se agravan con el caté con furnar, con el abuso del rapé, alcohol, demasiada  atención; por hacer esfuerzos al defecar y es aliviado algunas veces mientras se corne, agravándose inmediatamente después. También se acompaña de hambre como en Psorinun, Se agrava también por los huevos fríos, por volver la cabeza repentinamente, inclinándose; cambiando de posición, comiendo, mirando hacia arriba largo tiempo, moviendo los ojos, por el ruido y por la luz. Se mejora por el calor, por descansar sobre el lado dolorido, por la presión suave, el calor exterior y la abundante excreción de orinas claras.

Ignatia posee síntomas intensos en la garganta; en primer lugar se encuentra el más frecuente llamado Bolo histérico  que es como si una bola subiera del estómago á la garganta y fuera a sofocar á la enferma; ella la traga pero se vuelve á subir; es un síntoma muy penoso. Ignatia es muy útil cuando las enfermas se sienten afligidas y desean gritar; por supuesto que estos son simplemente sensaciones nerviosas, pero Ignatia vá más allá, ha curado afecciones de la garganta, como la tonsilitis y la difteria. En estos casos el síntoma característico verdadero es, que el dolor y los sufrimientos de la garganta se alivian al tragar y se agravan entre dos actos de la deglución (Capsicum).

Aquí es donde la Homeopatía realiza una de esas espléndidas curaciones curando dichos casos con remedios no usuales y produciendo satisfacciones á quien realiza la cura. Los enfermos de Ignatia además de la agravación cuando no degluten, la tienen al tragar los líquidos y se alivian al tragar los sólidos. Sucede lo que en Lachesis, como Udes. recordarán; pero es lo contrario de Bapt. que pueden tragar líquidos solamente, porque la más mínima partícula de alimentos sólidos los ahoga. Es necesario tener siempre presentes estas semejanzas y difisrencias porque ellas nos conducen á hacer lo que vulgarmente se llama una prescripción certera ahorrándonos mucho tiempo y sufrimientos. Algunos de los especialmente valiosos síntomas de Ignatia además de los ya indicados es la extrema aversión á «fumar tabaco,» Es una aversión general y agrava muchos de los sufrimientos,  sensación de debilidad vacío y hueco en la boca del estómago. y En el caso de Ignatia se acompaña este síntoma de suspiros, y deseo de hacer largas inspiraciones.

Otros dos remedios tienen este síntoma dé hueco en el estómago de un modo tan marcado como Ignatia y son Hydr, y Sep, buscando otros síntomas podrá decidirse entre ellos. Dicha sensación de debilidad en el estómago de Ignatia es a veces descrita como una sensación de laxitud, como si el estómago estuviera colgando. Ipeca, también la posee, A veces observaremos algunos casos  de gastralgia en mujeres con tendencia histérica y entonces Ignatia será el primer remedio en el cual se pensará.

Ignatia tiene una acción positiva sobre el ano y el recto, y como Nux vómica tiene frecuente deseo de evacuar; pero en lugar de la deposición ó en ella, se presenta el prolap so. El enfermo está temerosa de hacer esfuerzos para evacuar y se encorva ó se levanta por él temor del prolapso; un dolor contractivo sigue á la deposición, durante una ó dos horas, y lo mismo sucede en Nitric acid. que tiene el mismo síntoma, después de una evacuación diarreica. Existe también el dolor en el ano sin relación con las evacuaciones.

El Dr Dun- ham, rey de los observadores, nos dá el característico: dolores agudos que se dirigen de abajo arriba hacia el recto, (Sepia tiene dolores similares en el útero.) Este síntoma es una joya y ha sido comprobado. Nó temos, pues, que Ignatia es uno de nuestros más importantes remedios recto-anales. Este remedio es único en sus síntomas febriles. No existe enfermedad en la que nos encontramos capa ces de mostrar mejor el poder de los remedios potentizados como en la fiebre intermitente. Casos crónicos, que han resistido al tratamiento de la Quinina durante años se curan con frecuencia y de una manera rápida y permanente por la potencia 200 y aún otfas más elevadas.

Los siguientes síntomas indican el uso de Ignatia

1. Sed durante el escalofrío y nunca en los demás períodos.

2. Escalofrío aliviado por el calor exterior.

3. Calor agravado por abrigarse.

4. Cara roja durante el escalofrío.

He aquí las cuatro patas de un taburete en el cual podemos sentarnos con entera confianza. Ningún otro remedio tiene sed durante el escalofrío y no en otro periodo, Udes, recordarán que en Nux vomy el escalofrío no se alivia por el calor de la estufa ó de la cama y que durante el calor necesita el paciente estar cubierto, porque el menor desabrigo origina de nuevo el calosfrío. Vemos que á pesar de ser la estricnina, el alcaloide de ambas drogas, se diferencian mucho cuando las aplicamos para la curación de la enfermedad. La cara roja durante el escalofrío me sirvió de guía para curar un caso obstinado y después que noté el color de la cara, supe que el niño estaba cerca de la estufa en el lugar más caliente que podía encontrar. La 200 lo curó prontamente. Otros dos casos en la misma familia, en la misma época y en el mismo distrito malárico fueron curados uno con Capsicum 200 y el otro con Eupat. El primero tenía escalofríoi que comenzaba entre los hombros, el segundo acusaba calosfrío en la madrugada precedido de gran dolor de huesos y vómitos de bilis al terminar el escalofrío. No recuerdo si he mencionado ya estos casos en otro lugar de la presente obra, pero es bueno repetirlos porque ilustran acerca de la altas potencias obedeciendo á nuestra ley de curación. ¿Puede un hombre razonable, ante dichos hechos, dudar de su evidencia?

12 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Propuesta para la piel, tratamientos más comunes en homeopatía

Propuesta para la piel, tratamientos más comunes en homeopatía

A continuación os dejo las enfermedades y problemas más comunes de la piel y sus correspondientes tratamientos homeopáticos.

Acné: Hepar Sulphur 6CH, Selenium 9CH.
Eccemas: Arsenicum Album 9CH.
Psoriasis: Lycopodium 9CH.
Rosácea: Arnica Montana 15CH o Carbo Animalis 9CH o Sanguinaria Canadensis 9CH.
Herpes: Rhus Toxicodendron 9CH, Arsenicum Album 9CH.
Varices: Aesculus Hippocastanum 9CH, Hamamelis 9CH.
Verrugas: Thuya 9CH.
Caspa: Kalium Phosphoricum 9CH, Natrum Muriaticum 9 CH.
Celulitis: Thuya 9 CH.

Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tiene una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Alumyna le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Alumyna no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

11 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Escritos menores de Kent

Escritos menores de Kent

El doctor Germán Guajardo, de México, nos envía esta interesante recopilación de consejos terapéuticos para casos terminales, tomados de Kent y de Nash.tomate homeopatia

CONSEJO DE KENT EN CASOS TERMINALES:

“”La hija de Lippe sufría cáncer hepático. Su sufrimiento era intenso. Su padre la observaba y apreció que rodaba de lado a lado. Le recordó la
descripción de Tarentula cubensis, recién publicada. Administró Tarentula y logró la eutanasia que parecía imposible”.  Escritos Menores de Kent

““Con frecuencia me preguntan ¿que hacer en casos de intenso sufrimiento para obtener un alivio inmediato? Prescriban el remedio similar. Tarentula
alivia al moribundo que sufre como ningún otro remedio. He visto cómo se alivian los últimos horrores con Ars, Carbo v, Lyc, Lach, pero Tarentula es
aún superior. Últimamente empleo la 30c. Si  la muerte es inevitable, los primeros medicamentos actúan, pero si dejan de ayudar y los familiares
preguntan “Doctor, no podrá hacer algo para aliviar ese horrendo sufrimiento”. Al paciente solo le quedan algunas horas de sufrimiento,
podemos ayudar tanto como la morfina, con la Tarentula 30c.  ¿Qué resulta más inhumano que abandonar al paciente que sufre  en sus últimos momentos,
dejarlo con las agonías de la disolución, rodeado del llanto de sus seres cercanos?  El verdadero médico abrazará la oportunidad de emplear sus
habilidades en estos momentos. Ha sucedido que me inviten a acompañar a pacientes moribundos. Agradezco el tener los medios maravillosos que alivien
los dolores, apegado a los principios, y en estos últimos momentos aplicar la eutanasia””

Escritos Menores de Kent

KREOSOTUM
KENT.

“También son notables en Kreosotum los síntomas gástricos; muy pronto después de comer presenta ardor estomacal, luego una sensación de llenura y
náuseas crecientes, lo que concluye en vómito de lo ingerido. En las afecciones malignas del estómago Kreosotum resulta paliativo eficaz, pues
alivia el ardor y por algún tiempo mejora la digestión, aunque luego el trastorno retorne. Muchas veces nuestros remedios se convierten en
paliativos óptimos de afecciones cancerosas: en todos los grados de las enfermedades incurables malignas, como el cáncer, que afectan al estómago,
la homeopatía puede mitigarlas en sus estadios sucesivos, lo que puede aportar al estómago mucho más alivio que la morfina. Al comparar enfermos
tratados con morfina y con homeopatía, siempre escogería a estos últimos teniendo en cuenta el bienestar que ofrecen, experiencia que comparten
muchos médicos.

CARCINOSINUM
KENT

“Obtuve el medicamento CARCINOMA de un cáncer mamario. Recuperé un poco del fluido transparente inodoro y acuoso que segregaba de su herida cancerosa y
obtuve su dinamización, y me ha sido de gran ayuda en muchos casos de carcinoma avanzado. He logrado mantener confortable al paciente canceroso
durante años, cuando la curación era imposible y el desarrollo canceroso era continuo. El proceso maligno se retardó, evitándose los sufrimientos
usuales.”

CADMIUM SULPH
KENT

Ante un caso de cáncer, con ardor, postración y vómitos Cad. Sulph. aliviará estos síntomas durante semanas. Yo he presenciado casos en que los dolores
fueron aliviados por analgésicos hasta que el estomago no toleraba alimento alguno y en estos casos este remedio hubiera podido aliviar. Es remedio
notable en la irritación gástrica del carcinoma, como paliativo notable: vómitos de algo  que parece poso de café.

BISMUTHUM
NASH

Con frecuencia útil  en el cáncer de estomago, cuando hay vómitos de enormes cantidades de alimento que parecen haber estado en el estomago por
días. En tales casos hay mucho ardor y dolor. Inquietud y angustia similar al Arsenicum, quieren moverse mucho, no puede estar mucho en un sitio.

CANCER GASTRICO
NASH

“Gran dolor de estómago a causa de flatulencia, peor por estar acostado; se puede presentar desde la simple dispepsia hasta en el cáncer del estómago y
en este último y aun en casos no tan serios añadiremos el siguiente síntoma: ardor en el estómago.”

LACHESIS
NASH

“Es a menudo de un gran uso en el cáncer mamario o uterino. En cualquiera de estos casos el cáncer tiene un aspecto azuloso o purpúreo y sea que este
abierto o fungoso sangra con facilidad y la sangre está descompuesta y oscura”

APIS
NASH

Es muy prominente en los ovarios y ha demostrado ser muy útil en los cánceres, cuando hay dolor con ardor y punzadas.

CONIUM
NASH

“En todo cáncer mamario, vagina u otras partes, los dolores de Conium son quemantes, pungitivos o lancinantes y nos hacen pensar también en Apis, pero
los síntomas determinarán la elección entre ellos.”

PHOSPHORUS
NASH

“Su tendencia a las hemorragias se extiende a las producciones fungoideas, como los fibromas, hongos, cáncer, etc.

SEPIA
NASH

“Congestión local de los órganos pélvicos,  y continuas congestiones, inflamaciones, ulceraciones, leucorreas y aun desorganizaciones malignas o
cancerosas. La induración con una sensación dolorosa de rigidez en la región uterina, es característica.

BISMUTHUM
NASH

“Es útil en el cáncer del estomago cuando hay vómitos de enormes cantidades de alimentos que parecen que han permanecido en el estómago algunos días. Con
mucho dolor y ardor, inquietud y angustia como en Arsenicum, necesita moverse y no puede estar largo rato en un sitio.

KREOSOTUM
NASH

“Ulceración en cáncer de útero, Kreosotum es de gran valor.  No dudo que muchos casos que degeneran en cáncer pueden ser evitados por su empleo
oportuno. En algunos existe ardor terrible en la pelvis como si quemaran carbones encendidos y expulsión de coágulos de sangre maloliente. He visto
que Guernsey lo recomienda en cáncer del seno, cuando está duro, rojo azuloso y cubierto de protuberancias malignas: nunca he prescrito este
medicamento para esta afección, pero en las leucorreas corrosivas y ulceraciones estoy muy satisfecho con él. Generalmente la empleo a la 200c”

LAPIS ALBUS
NASH

“Fui llamado hace mas de un año para tratar a una paciente con un enorme fibroma uterino. Hemorragias repetidas y tan abundantes que parecía que iba
a morir de una de ellas. El tumor que envolvía la totalidad de la vagina ocupaba toda la pelvis, la parte superior d e la fosa iliaca izquierda, el cuello del útero. Secreciones negras muy fétidas, intensos dolores ardorosos en todas partes enfermas. Ars. no ayudó e intenté Lapis 30c como un experimento, pues no tenía esperanzas.  Mejoro de inmediato y aquel
esqueleto blanco como fantasma se transformó por completo  y ahora hace sus quehaceres domésticos. Cesaron las secreciones, el tumor disminuyó y todo
lleva una marcha satisfactoria

7 julio, 2012
por nini
Comentarios desactivados en Orígenes de la homeopatía, parte 2, el agua

Orígenes de la homeopatía, parte 2, el agua

Las maravillas del agua: El origen de todas las cosas

¿que es la homeopatía?

Homeopatía

El agua es una sustancia muy especial. Recubre las dos terceras partes del planeta Tierra y además constituye el 99 % de las moléculas que forman el cuerpo humano. Las propiedades físicas esenciales del agua son bien conocidas; en cambio, hasta época bien reciente se sabía muy poco de sus propiedades en el plano de las energías sutiles. La mayor parte de los datos preliminares de que disponemos acerca de dichas propiedades derivan de los estudios que hacia los años sesenta se realizaron sobre la «curación por imposición de manos». En este aspecto es obligado destacar los innovadores trabajos del doctor Bernard Grad en la Universidad McGill de Montreal.
Grad se había propuesto averiguar si los sanadores parapsíquicos ejercían sobre sus pacientes alguna acción energética real, por encima y más allá de la posible eficacia del «carisma». Se trataba, por consiguiente, de diferenciar entre los efectos fisioló-gicos de la emoción (lo que suele llamarse el efecto placebo) y los verdaderos efectos energéticos sutiles sobre los organismos vivos. A fin de estudiar estos fenómenos ideó unas series experimentales en las que el paciente humano era reemplazado por animales y vegetales, con lo que descartaba los conocidos efectos de la fe. En este sentido tienen gran relevancia los experimentos de Grad con semillas de cebada. Para convertir la planta en un «paciente» enfermo, Grad puso los granos en remojo con agua salada, conocido retardante de la germinación. El sanador que colaboraba en los experimentos no trabajaba direc-tamente sobre fas semillas, sino que trataba por im-posición de manos un recipiente cerrado del agua salada que luego se utilizaría para hacer germinar la cebada. Las semillas eran puestas en agua salada por el personal ayudante del laboratorio, que la tomaba sin saber si estaba tratada o no sacándola de unas botellas arbitrariamente etiquetadas como «Uno» y «Dos». Sólo Grad sabía cuáles de los recipientes-de agua salada habían sido tratados.

Las semillas se dividieron en dos grupos que sólo diferían en cuanto al agua salada a que cada grupo había sido expuesto en principio; después de la salí-nización se pasaron a incubadoras y se estudiaron las características de su germinación y crecimiento. Se calculó el porcentaje relativo de germinación y se efectuaron las necesarias validaciones estadísticas entre ambos grupos; lo que estableció Grad fue que las semillas que habían sido expuestas al agua salada tratada por el sanador germinaron con más frecuencia que las del otro grupo, el puesto en remojo de agua salada no tratada. Los plantones obtenidos fueron luego puestos en macetas, bajo condiciones de crecimiento homogéneas, y transcurridas varias semanas se compararon estadísticamente los valores de talla, tamaño de las hojas, peso y contenido en clorofila. Grad descubrió que las plantas que habían estado en remojo de agua salada tratada por el sanador tenían más talla y más clorofila.

El experimento se repitió varias veces en el mismo labora-torio, con resultados similares, y después de la pu-blicación de los trabajos de Grad otros laboratorios estadounidenses, colaborando con otros sanadores, consiguieron reproducir con éxito los resultados de aquél.

En vista de estos antecedentes positivos, Grad utilizó el mismo protocolo experimental para el es-tudio de otros efectos energéticos sutiles en relación con la germinación de los cereales. Merecen especial mención sus éxitos en la estimulación del crecimiento de las plantas utilizando agua tratada con imanes comunes; y aunque ello diese pie a que algunos investigadores desconfiados aventurasen que el sanador de Grad había hecho trampa ocultando imanes en las manos, ni siquiera los magnetómetros más sensibles pudieron detectar ningún campo alre-dedor de las manos de aquél. En otros estudios más recientes llevados a cabo por el doctor John Zimmer-man recurriendo a unos ultrasensibles dispositivos superconductores de interferencia cuántica (SQUID, superconducting quantum interference device) para la detección de campos magnéticos, se puso de ma-nifiesto un débil pero significativo aumento del mag-netismo emitido por las manos del sanador durante el proceso de imposición.4 Y aunque las señales emitidas por las manos del sanador durante su actuación excedían en un factor de varios cientos el nivel del ruido de fondo, de todos modos el campo magnético era significativamente más débil que el de los imanes utilizados en otros experimentos de Grad.

Otra variación original ideada por Grad fue la de poner el agua en manos de pacientes psiquiátricos, antes de utilizarla para remojar las semillas de cebada. Es interesante anotar que el agua energizada por pacientes afectados de síndrome depresivo grave surtió el efecto de anular la germinación y el. creci-miento de los plantones, es decir al contrario que el agua tratada por el sanador.
En vista de los efectos positivos para el creci-miento que por lo visto era preciso atribuir al agua tratada por el sanador, Grad llevó a cabo series de análisis químicos de esa agua, para determina)” si su energización correspondía a algún cambio físico apreciable. En el agua tratada por el sanador se ob-servaron al espectroscopio de infrarrojos diferencias significativas; se trataba de leves alteraciones de la estructura moíecuíar del agua, debido a un debilita-miento de los enlaces hidrógeno entre las moléculas del agua. Los análisis confirmaron una significativa disminución de la tensión superficial, consecuencia previsible de la alteración de estos enlaces débiles en las moléculas del agua energizada por la acción del sanador.

Es curioso observar que el agua tratada con imanes también presentaba una disminución si-milar de la tensión superficial así como los efectos positivos en cuanto a estimular el crecimiento de las plantas.5 Los resultados de Grad han sido reproducidos en trabajos de Douglas Dean y Edward Brame,6 así como, más recientemente, por Stephan Schwartz con Edward Brame y otros,7 corroborándose las di-ferencias al espectroscopio de infrarrojos y la alte-ración del ángulo de los enlaces interatómicos en aguas tratadas por sanadores.
Hemos citado aquí estos experimentos, no tanto por su relevancia en cuanto al tema de la curación parapsicológica sino porque sus resultados ilustran de manera notable las propiedades energéticas sutiles del agua. Éste es un punto crítico en el que no repara la mayoría de los investigadores que conocen aquellos experimentos sobre la curación por imposición de las manos. Al parecer indican que el agua se puede «cargar» de energías sutiles de diferentes tipos y que éstas permanecen «almacenadas» en dicho medio. Según los trabajos de Grad con sanadores y con pacientes deprimidos, esas energías sutiles que se almacenan pueden ser tanto beneficiosas como perjudiciales, y el agua así tratada sirvió para inducir cambios apreciables en la respuesta fisiológica de los vegetales y su crecimiento, pese a no haberse añadido al agua ninguna sustancia física nueva, como evidenciaron los análisis. Además los sanadores no tuvieron ningún contacto con el agua durante el proceso de imposición de manos, ya que aquélla se hallaba en recipientes cerrados. Cuando menos, existió siempre entre las manos del sanador y el líquido la barrera física de las paredes de vidrio de los recipientes.
Nos interesaba recordar estos experimentos sobre las propiedades energéticas sutiles del agua, al objeto de examinar los principios conocidos de la farmacología frente a los mecanismos todavía des-conocidos de la homeopatía. La moderna teoría far-macocinética establece que las dosificaciones que se administran a los pacientes deben ser las que permitan obtener niveles terapéuticos de concentración de los principios activos en sangre.

La mayoría de los fármacos en uso tienen efectos dependientes de la dosis, según la terminología habitual, es decir que cuanto mayor es la cantidad de droga administrada más potentes son los efectos fisiológicos. En la ho-meopatía, por el contrario, se verifica que cuanto más diluido el principio activo, más potentes los efectos fisiológicos. Las concentraciones empleadas en los remedios homeopáticos son tan bajas, que en muchos casos es improbable que contengan siquiera una sola molécula de la sustancia originaria. Lo que parece paradójico, si nos atenemos a la necesidad física de que esté presente un número de moléculas del principio activo suficiente para producir el efecto terapéutico deseado, No vamos a exponer aquí casos de tratamiento afortunado de enfermedades por medio de los me-dicamentos homeopáticos; la cura de dolencias físicas mediante los recursos de la homeopatía está su-ficientemente documentada por numerosos autores médicos.8 Por tanto, si hemos de admitir que la ho-meopatía funciona, nos enfrentamos a una evidencia por otra parte inexplicable según el actual análisis de causas y efectos de la dinámica newtoniana aplicada a la farmacología. Y si la teoría newtoniana no explica unos efectos observables y reprodúceles, fuerza será convenir que esa teoría es inadecuada o insuficiente. Volviendo a la cuestión de las aguas tratadas por un sanador, nos hallamos ante otro caso similar al de la homeopatía, en el que un medica-mento que no contiene ni una sola molécula física de producto activo se presenta dotado de propiedades curativas.

¿Debe existir, pues, alguna otra cosa, aparte de las moléculas de los principios activos, que explique los beneficios terapéuticos de las soluciones homeopáticas y de las aguas tratadas? El modelo einsteiníano o de energías sutiles puede ofrecer, tal vez, alguna razón de que esas soluciones de ba-jísima concentración molar presenten propiedades curativas.

A %d blogueros les gusta esto: