Alumyna, Consulta de homeopatía en Barcelona

Homeopatia, Remedios de la materia médica, Soluciones y Bienestar, para mejorar con homeopatía la salud, Consulta homeópata y también online barcelona

11 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Escritos menores de Kent

El doctor Germán Guajardo, de México, nos envía esta interesante recopilación de consejos terapéuticos para casos terminales, tomados de Kent y de Nash.tomate homeopatia

CONSEJO DE KENT EN CASOS TERMINALES:

“”La hija de Lippe sufría cáncer hepático. Su sufrimiento era intenso. Su padre la observaba y apreció que rodaba de lado a lado. Le recordó la
descripción de Tarentula cubensis, recién publicada. Administró Tarentula y logró la eutanasia que parecía imposible”.  Escritos Menores de Kent

““Con frecuencia me preguntan ¿que hacer en casos de intenso sufrimiento para obtener un alivio inmediato? Prescriban el remedio similar. Tarentula
alivia al moribundo que sufre como ningún otro remedio. He visto cómo se alivian los últimos horrores con Ars, Carbo v, Lyc, Lach, pero Tarentula es
aún superior. Últimamente empleo la 30c. Si  la muerte es inevitable, los primeros medicamentos actúan, pero si dejan de ayudar y los familiares
preguntan “Doctor, no podrá hacer algo para aliviar ese horrendo sufrimiento”. Al paciente solo le quedan algunas horas de sufrimiento,
podemos ayudar tanto como la morfina, con la Tarentula 30c.  ¿Qué resulta más inhumano que abandonar al paciente que sufre  en sus últimos momentos,
dejarlo con las agonías de la disolución, rodeado del llanto de sus seres cercanos?  El verdadero médico abrazará la oportunidad de emplear sus
habilidades en estos momentos. Ha sucedido que me inviten a acompañar a pacientes moribundos. Agradezco el tener los medios maravillosos que alivien
los dolores, apegado a los principios, y en estos últimos momentos aplicar la eutanasia””

Escritos Menores de Kent

KREOSOTUM
KENT.

“También son notables en Kreosotum los síntomas gástricos; muy pronto después de comer presenta ardor estomacal, luego una sensación de llenura y
náuseas crecientes, lo que concluye en vómito de lo ingerido. En las afecciones malignas del estómago Kreosotum resulta paliativo eficaz, pues
alivia el ardor y por algún tiempo mejora la digestión, aunque luego el trastorno retorne. Muchas veces nuestros remedios se convierten en
paliativos óptimos de afecciones cancerosas: en todos los grados de las enfermedades incurables malignas, como el cáncer, que afectan al estómago,
la homeopatía puede mitigarlas en sus estadios sucesivos, lo que puede aportar al estómago mucho más alivio que la morfina. Al comparar enfermos
tratados con morfina y con homeopatía, siempre escogería a estos últimos teniendo en cuenta el bienestar que ofrecen, experiencia que comparten
muchos médicos.

CARCINOSINUM
KENT

“Obtuve el medicamento CARCINOMA de un cáncer mamario. Recuperé un poco del fluido transparente inodoro y acuoso que segregaba de su herida cancerosa y
obtuve su dinamización, y me ha sido de gran ayuda en muchos casos de carcinoma avanzado. He logrado mantener confortable al paciente canceroso
durante años, cuando la curación era imposible y el desarrollo canceroso era continuo. El proceso maligno se retardó, evitándose los sufrimientos
usuales.”

CADMIUM SULPH
KENT

Ante un caso de cáncer, con ardor, postración y vómitos Cad. Sulph. aliviará estos síntomas durante semanas. Yo he presenciado casos en que los dolores
fueron aliviados por analgésicos hasta que el estomago no toleraba alimento alguno y en estos casos este remedio hubiera podido aliviar. Es remedio
notable en la irritación gástrica del carcinoma, como paliativo notable: vómitos de algo  que parece poso de café.

BISMUTHUM
NASH

Con frecuencia útil  en el cáncer de estomago, cuando hay vómitos de enormes cantidades de alimento que parecen haber estado en el estomago por
días. En tales casos hay mucho ardor y dolor. Inquietud y angustia similar al Arsenicum, quieren moverse mucho, no puede estar mucho en un sitio.

CANCER GASTRICO
NASH

“Gran dolor de estómago a causa de flatulencia, peor por estar acostado; se puede presentar desde la simple dispepsia hasta en el cáncer del estómago y
en este último y aun en casos no tan serios añadiremos el siguiente síntoma: ardor en el estómago.”

LACHESIS
NASH

“Es a menudo de un gran uso en el cáncer mamario o uterino. En cualquiera de estos casos el cáncer tiene un aspecto azuloso o purpúreo y sea que este
abierto o fungoso sangra con facilidad y la sangre está descompuesta y oscura”

APIS
NASH

Es muy prominente en los ovarios y ha demostrado ser muy útil en los cánceres, cuando hay dolor con ardor y punzadas.

CONIUM
NASH

“En todo cáncer mamario, vagina u otras partes, los dolores de Conium son quemantes, pungitivos o lancinantes y nos hacen pensar también en Apis, pero
los síntomas determinarán la elección entre ellos.”

PHOSPHORUS
NASH

“Su tendencia a las hemorragias se extiende a las producciones fungoideas, como los fibromas, hongos, cáncer, etc.

SEPIA
NASH

“Congestión local de los órganos pélvicos,  y continuas congestiones, inflamaciones, ulceraciones, leucorreas y aun desorganizaciones malignas o
cancerosas. La induración con una sensación dolorosa de rigidez en la región uterina, es característica.

BISMUTHUM
NASH

“Es útil en el cáncer del estomago cuando hay vómitos de enormes cantidades de alimentos que parecen que han permanecido en el estómago algunos días. Con
mucho dolor y ardor, inquietud y angustia como en Arsenicum, necesita moverse y no puede estar largo rato en un sitio.

KREOSOTUM
NASH

“Ulceración en cáncer de útero, Kreosotum es de gran valor.  No dudo que muchos casos que degeneran en cáncer pueden ser evitados por su empleo
oportuno. En algunos existe ardor terrible en la pelvis como si quemaran carbones encendidos y expulsión de coágulos de sangre maloliente. He visto
que Guernsey lo recomienda en cáncer del seno, cuando está duro, rojo azuloso y cubierto de protuberancias malignas: nunca he prescrito este
medicamento para esta afección, pero en las leucorreas corrosivas y ulceraciones estoy muy satisfecho con él. Generalmente la empleo a la 200c”

LAPIS ALBUS
NASH

“Fui llamado hace mas de un año para tratar a una paciente con un enorme fibroma uterino. Hemorragias repetidas y tan abundantes que parecía que iba
a morir de una de ellas. El tumor que envolvía la totalidad de la vagina ocupaba toda la pelvis, la parte superior d e la fosa iliaca izquierda, el cuello del útero. Secreciones negras muy fétidas, intensos dolores ardorosos en todas partes enfermas. Ars. no ayudó e intenté Lapis 30c como un experimento, pues no tenía esperanzas.  Mejoro de inmediato y aquel
esqueleto blanco como fantasma se transformó por completo  y ahora hace sus quehaceres domésticos. Cesaron las secreciones, el tumor disminuyó y todo
lleva una marcha satisfactoria

7 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Orígenes de la homeopatía, parte 2, el agua

Las maravillas del agua: El origen de todas las cosas

¿que es la homeopatía?

Homeopatía

El agua es una sustancia muy especial. Recubre las dos terceras partes del planeta Tierra y además constituye el 99 % de las moléculas que forman el cuerpo humano. Las propiedades físicas esenciales del agua son bien conocidas; en cambio, hasta época bien reciente se sabía muy poco de sus propiedades en el plano de las energías sutiles. La mayor parte de los datos preliminares de que disponemos acerca de dichas propiedades derivan de los estudios que hacia los años sesenta se realizaron sobre la «curación por imposición de manos». En este aspecto es obligado destacar los innovadores trabajos del doctor Bernard Grad en la Universidad McGill de Montreal.
Grad se había propuesto averiguar si los sanadores parapsíquicos ejercían sobre sus pacientes alguna acción energética real, por encima y más allá de la posible eficacia del «carisma». Se trataba, por consiguiente, de diferenciar entre los efectos fisioló-gicos de la emoción (lo que suele llamarse el efecto placebo) y los verdaderos efectos energéticos sutiles sobre los organismos vivos. A fin de estudiar estos fenómenos ideó unas series experimentales en las que el paciente humano era reemplazado por animales y vegetales, con lo que descartaba los conocidos efectos de la fe. En este sentido tienen gran relevancia los experimentos de Grad con semillas de cebada. Para convertir la planta en un «paciente» enfermo, Grad puso los granos en remojo con agua salada, conocido retardante de la germinación. El sanador que colaboraba en los experimentos no trabajaba direc-tamente sobre fas semillas, sino que trataba por im-posición de manos un recipiente cerrado del agua salada que luego se utilizaría para hacer germinar la cebada. Las semillas eran puestas en agua salada por el personal ayudante del laboratorio, que la tomaba sin saber si estaba tratada o no sacándola de unas botellas arbitrariamente etiquetadas como «Uno» y «Dos». Sólo Grad sabía cuáles de los recipientes-de agua salada habían sido tratados.

Las semillas se dividieron en dos grupos que sólo diferían en cuanto al agua salada a que cada grupo había sido expuesto en principio; después de la salí-nización se pasaron a incubadoras y se estudiaron las características de su germinación y crecimiento. Se calculó el porcentaje relativo de germinación y se efectuaron las necesarias validaciones estadísticas entre ambos grupos; lo que estableció Grad fue que las semillas que habían sido expuestas al agua salada tratada por el sanador germinaron con más frecuencia que las del otro grupo, el puesto en remojo de agua salada no tratada. Los plantones obtenidos fueron luego puestos en macetas, bajo condiciones de crecimiento homogéneas, y transcurridas varias semanas se compararon estadísticamente los valores de talla, tamaño de las hojas, peso y contenido en clorofila. Grad descubrió que las plantas que habían estado en remojo de agua salada tratada por el sanador tenían más talla y más clorofila.

El experimento se repitió varias veces en el mismo labora-torio, con resultados similares, y después de la pu-blicación de los trabajos de Grad otros laboratorios estadounidenses, colaborando con otros sanadores, consiguieron reproducir con éxito los resultados de aquél.

En vista de estos antecedentes positivos, Grad utilizó el mismo protocolo experimental para el es-tudio de otros efectos energéticos sutiles en relación con la germinación de los cereales. Merecen especial mención sus éxitos en la estimulación del crecimiento de las plantas utilizando agua tratada con imanes comunes; y aunque ello diese pie a que algunos investigadores desconfiados aventurasen que el sanador de Grad había hecho trampa ocultando imanes en las manos, ni siquiera los magnetómetros más sensibles pudieron detectar ningún campo alre-dedor de las manos de aquél. En otros estudios más recientes llevados a cabo por el doctor John Zimmer-man recurriendo a unos ultrasensibles dispositivos superconductores de interferencia cuántica (SQUID, superconducting quantum interference device) para la detección de campos magnéticos, se puso de ma-nifiesto un débil pero significativo aumento del mag-netismo emitido por las manos del sanador durante el proceso de imposición.4 Y aunque las señales emitidas por las manos del sanador durante su actuación excedían en un factor de varios cientos el nivel del ruido de fondo, de todos modos el campo magnético era significativamente más débil que el de los imanes utilizados en otros experimentos de Grad.

Otra variación original ideada por Grad fue la de poner el agua en manos de pacientes psiquiátricos, antes de utilizarla para remojar las semillas de cebada. Es interesante anotar que el agua energizada por pacientes afectados de síndrome depresivo grave surtió el efecto de anular la germinación y el. creci-miento de los plantones, es decir al contrario que el agua tratada por el sanador.
En vista de los efectos positivos para el creci-miento que por lo visto era preciso atribuir al agua tratada por el sanador, Grad llevó a cabo series de análisis químicos de esa agua, para determina)” si su energización correspondía a algún cambio físico apreciable. En el agua tratada por el sanador se ob-servaron al espectroscopio de infrarrojos diferencias significativas; se trataba de leves alteraciones de la estructura moíecuíar del agua, debido a un debilita-miento de los enlaces hidrógeno entre las moléculas del agua. Los análisis confirmaron una significativa disminución de la tensión superficial, consecuencia previsible de la alteración de estos enlaces débiles en las moléculas del agua energizada por la acción del sanador.

Es curioso observar que el agua tratada con imanes también presentaba una disminución si-milar de la tensión superficial así como los efectos positivos en cuanto a estimular el crecimiento de las plantas.5 Los resultados de Grad han sido reproducidos en trabajos de Douglas Dean y Edward Brame,6 así como, más recientemente, por Stephan Schwartz con Edward Brame y otros,7 corroborándose las di-ferencias al espectroscopio de infrarrojos y la alte-ración del ángulo de los enlaces interatómicos en aguas tratadas por sanadores.
Hemos citado aquí estos experimentos, no tanto por su relevancia en cuanto al tema de la curación parapsicológica sino porque sus resultados ilustran de manera notable las propiedades energéticas sutiles del agua. Éste es un punto crítico en el que no repara la mayoría de los investigadores que conocen aquellos experimentos sobre la curación por imposición de las manos. Al parecer indican que el agua se puede «cargar» de energías sutiles de diferentes tipos y que éstas permanecen «almacenadas» en dicho medio. Según los trabajos de Grad con sanadores y con pacientes deprimidos, esas energías sutiles que se almacenan pueden ser tanto beneficiosas como perjudiciales, y el agua así tratada sirvió para inducir cambios apreciables en la respuesta fisiológica de los vegetales y su crecimiento, pese a no haberse añadido al agua ninguna sustancia física nueva, como evidenciaron los análisis. Además los sanadores no tuvieron ningún contacto con el agua durante el proceso de imposición de manos, ya que aquélla se hallaba en recipientes cerrados. Cuando menos, existió siempre entre las manos del sanador y el líquido la barrera física de las paredes de vidrio de los recipientes.
Nos interesaba recordar estos experimentos sobre las propiedades energéticas sutiles del agua, al objeto de examinar los principios conocidos de la farmacología frente a los mecanismos todavía des-conocidos de la homeopatía. La moderna teoría far-macocinética establece que las dosificaciones que se administran a los pacientes deben ser las que permitan obtener niveles terapéuticos de concentración de los principios activos en sangre.

La mayoría de los fármacos en uso tienen efectos dependientes de la dosis, según la terminología habitual, es decir que cuanto mayor es la cantidad de droga administrada más potentes son los efectos fisiológicos. En la ho-meopatía, por el contrario, se verifica que cuanto más diluido el principio activo, más potentes los efectos fisiológicos. Las concentraciones empleadas en los remedios homeopáticos son tan bajas, que en muchos casos es improbable que contengan siquiera una sola molécula de la sustancia originaria. Lo que parece paradójico, si nos atenemos a la necesidad física de que esté presente un número de moléculas del principio activo suficiente para producir el efecto terapéutico deseado, No vamos a exponer aquí casos de tratamiento afortunado de enfermedades por medio de los me-dicamentos homeopáticos; la cura de dolencias físicas mediante los recursos de la homeopatía está su-ficientemente documentada por numerosos autores médicos.8 Por tanto, si hemos de admitir que la ho-meopatía funciona, nos enfrentamos a una evidencia por otra parte inexplicable según el actual análisis de causas y efectos de la dinámica newtoniana aplicada a la farmacología. Y si la teoría newtoniana no explica unos efectos observables y reprodúceles, fuerza será convenir que esa teoría es inadecuada o insuficiente. Volviendo a la cuestión de las aguas tratadas por un sanador, nos hallamos ante otro caso similar al de la homeopatía, en el que un medica-mento que no contiene ni una sola molécula física de producto activo se presenta dotado de propiedades curativas.

¿Debe existir, pues, alguna otra cosa, aparte de las moléculas de los principios activos, que explique los beneficios terapéuticos de las soluciones homeopáticas y de las aguas tratadas? El modelo einsteiníano o de energías sutiles puede ofrecer, tal vez, alguna razón de que esas soluciones de ba-jísima concentración molar presenten propiedades curativas.

6 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Orígenes de la homeopatía

El descubrimiento de la medicina homeopática y su desarrollo se atribuyen al brillante médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843).

¿que es la homeopatía?

Homeopatía

Desengañado y descontento con los procedimientos médicos de su época, desarrolló un sistema de tratamiento basado en el principio original de que «los semejantes curan los semejantes».

Este principio se basaba en los escritos médicos de los antiguos griegos y también existía en la medicina popular alemana de la época en que vivió Hahneniann. Su nuevo sistema de curación se basaba en un descubrimiento en relación con los efectos de la corteza del quino sobre el paludismo.

En la época de los trabajos de Hahnemann, la quina era el tratamiento de elección para el paludis-mo, uno de cuyos síntomas principales son las fie-bres intermitentes. Hahnemann experimentó consigo mismo y tomó quina durante varios días en dosis repetidas; con gran sorpresa por su parte la quina le produjo todos los síntomas de las fiebres palúdicas recurrentes. O dicho de todo modo, el tratamiento del paludismo producía en un individuo sano todos los síntomas de aquella enfermedad. Este descubrimiento le indujo a rebuscar en la biliografía médica otros antecedentes de la noción de que «semejantes curan semejantes», más adelante formalizada por él como principio básico de la homeopatía, la ley de la similitud.

Hahnemann supuso que la quina servía para curar el paludismo porque inducía en el organismo una enfermedad artificial, parecida a aquél, con lo que movilizaba los mecanismos de defensa propios del cuerpo. Esta activación de las defensas corporales correspondía al principio ya formulado por la antigua escuela hipocrática bajo el nombre de fuerza curativa de la naturaleza o vis medicatrix naturae. En consecuencia, si la quina curaba en virtud del principio de que los semejantes curan semejantes, otras enfermedades quizás podrían curarse de manera similar mediante medicamentos de los que se” supiera que reproducían los síntomas de la enfermedad, utilizándolos una vez se hubiesen descrito com-pletamente sus efectos sobre una persona sana.

Según la terminología actual de la homeopatía, Hahnemann acababa de realizar la primera «experimentación en cuerpo sano» con la sustancia de una planta, la cinchona o quina. Los síntomas que se ma-nifestaron con más frecuencia- después de ingerir cinchona fueron las fiebres intermitentes. De tal manera que las fiebres intermitentes y demás molestias físicas inducidas por la droga establecieron la experimentación de la quina. Otro término que se ha uti-lizado para describir esta recopilación de síntomas comunes, es el de «cuadro homeopático medicamentoso».

El cuadro medicamentoso es el retrato de una persona idealizada que ha ingerido el medicamento en cuestión, especificando todo el complejo de sín-tomas individuales, inclusive las disfunciones físicas, las emocionales y las psíquicas. Más general-mente el cuadro medicamentoso es el resultado de recopilar los síntomas observados más a menudo en un gran número de individuos que tomaron la misma sustancia. Resulta casi cómico observar que para un médico ortodoxo esto sería una recopilación de efectos secundarios, como cosa opuesta a las asocia-ciones terapéuticas. En cambio Hahnemann, atendiendo a la ley de similitud dedujo que la enfermedad de un paciente podía curarse si se localizaba un remedio cuyo cuadro correspondiese a la sintomatología de esa dolencia. A fin de tratar la gran variedad de enfermedades diferentes que existen en el mundo, sería preciso llegar a conocer los cuadros carac-terísticos de muchos modelos diferentes; por esta razón Hahnemann se propuso ante todo el establecimiento de un método fiable de experimentación homeopática, al objeto de generalizar su nuevo sis-tema de tratamiento a las demás enfermedades.
Corno profesor de la Universidad de Leipzig, Hahnemann instituyó unas series de experimentos en los que un grupo de estudiantes sanos (esos sempiternos conejillos de Indias de la ciencia médica) recibieron pequeñas dosis de determinadas plantas u otras sustancias, a fin de tomar nota de las reacciones comunes. Cada alumno llevaba un protocolo detallado de sus reacciones físicas, emocionales y psíquicas. En base a estas experimentaciones del medicamento (reacciones comunes halladas para cada droga) empezó a acumularse una nueva Materia medica. Las indicaciones para el uso medicinal de cada remedio vegetal se establecían con arreglo a los síntomas que ese medicamento inducía en una persona sana.
En correspondencia con este nuevo principio de que «semejantes curan semejantes», la quina era ideal para el tratamiento del paludismo porque re-producía los síntomas de esta enfermedad en un individuo sano. El remedio homeopático se elegía para el tratamiento de una enfermedad en virtud de su capacidad para reproducir el «complejo sintomático total», por otra parte, en una persona sana, lo que no debe confundirse con la adición de diferentes medi-cinas hasta reproducir por acumulación todos los síntomas del paciente (y es además, como veremos luego, una de las principales diferencias entre la medicina ortodoxa contemporánea, o alopática, y la homeopática).

En relación con esta elaboración del «complejo sintomático» por parte del homeópata que va a prescribir un remedio, interesa observar que se prestaba a los síntomas mentales y emocionales tanta o más atención que a los síntomas físicos. El médico de nuestros días tiende a hacer lo contrario, considerando mucho más significativos los síntomas físicos que los emocionales y mentales. Considerada desde este punto de vista, la homeopatía fue una de las primeras disciplinas médicas holísticas que dedicó atención a las indisposiciones tanto de la mente como del cuerpo, en su búsqueda de una cura adecuada.

Hahnemann inició el tratamiento empírico de sus pacientes sobre la base de la ley de la similitud. En todos sus casos eligió el medicamento fundándose en el principio de administrar a los individuos en-fermos una sustancia que reprodujese sus síntomas en personas sanas. A veces los enfermos experimen-taban un recrudecimiento inicial de sus síntomas (la llamada «crisis curativa»), tras lo cual la dolencia remitía totalmente. Debido a esta observación Hah-nemann concluyó que sus remedios producían en el paciente una enfermedad similar a la ya presente, lo que estimulaba las defensas naturales del organismo, Hahnemann trató muchas enfermedades con gran éxito terapéutico gracias a su principio de que «semejantes curan semejantes», pero en el decurso de sus investigaciones aún realizó otro descubrimiento de suma importancia, y fue que cuando trató de diluir los remedios administrados a los pacientes, halló que sorprendentemente, cuanto mayor la. dilución más eficaz el medicamento. El proceso de dilución repelida, por lo visto, confería más potencia a los remedios, motivo por el cual Hahnemann dio a esa técnica el nombre de «potenciación».

Con estas soluciones de muy baja concentración de sustancia homeopática se empapaban unos comprimidos de lactosa para facilitar a los pacientes la ingesta de aquélla, y en muchos de los medicamentos adminis-trados la dilución llegaba a ser tan alta que proba-blemente no quedaba en ellos ni una sola molécula de la planta medicinal originaria. ¡La mayor eficacia de las concentraciones cada vez más débiles observada por Hahnemann ciertamente contradice muchos de los principios vigentes de la farmacociné-tica actual en lo tocante a la relación entre dosis y efecto!

A primera vista se diría imposible que los medi-camentos homeopáticos puedan ser eficaces, de mo-mento que no contienen una cantidad de principio activo suficiente para surtir un efecto fisiológico apreciable con los procedimientos de medida de que se dispone actualmente. Muchos médicos alópatas hacen burla de la supuesta falta de fundamento teó-rico que justifique la eficacia de tratar a los pacientes con dosis tan minúsculas, por lo que hablan en broma de «dosificación homeopática» cuando se ha administrado una medicina convencional en dosis excesivamente pequeña y que por ello no era ade-cuada para surtir el efecto «necesario». La arraigada falta de fe de los médicos hacia las medicinas admi-nistradas en concentraciones infinitesimales deriva de una creencia no menos firme en los principios convencionales de la farmacoterapia y farmacociné-üca. Y es que las observaciones de Hahnemann no cuadran con los principios newtonianos de acción y reacción que subyacen en la mentalidad médica actual. Según el razonamiento farmacocinético, hay que utilizar dosis significativas de un remedio para conseguir efectos fisiológicos medibles y reproduci-bles. El profesional formado en la escuela conven-cional ha aprendido que, para obtener efectos tera-péuticos de los remedios sobre los receptores celu-lares del organismo, es preciso administrar dosis adecuadas a fin de obtener unos niveles apreciables de concentración en sangre.

Y sin embargo se logran efectos sobre el cuerpo físico mediante una concentración indetectable de una sustancia; los homeópatas creen que sus microdosis tienen interacción con el sistema energético sutil humano, tan íntimamente relacionado con la estructura celular física, aunque hoy por hoy ni siquiera los homeópatas comprenden del todo cómo sea ello posible. En lo que sigue vamos a proponer una explicación racional de la eficacia de los medi-camentos homeopáticos, pero antes nos será preciso discutir algunas investigaciones sobre otros temas en apariencia desligados de éste. Con ese material daremos trasfondo y fundamento a la interpretación de los principios energéticos que justifican la homeo-patía. Y la comprensión de los mecanismos energé-ticos en que ella se basa nos servirá de paso para comprender con mayor facilidad cómo funcionan otras medicinas de la «energía sutil» o «vibracionales». Quizás sorprenda que para ello sea necesario empezar por un detenido estudio de las propiedades energéticas sutiles del agua comente, la sustancia que más abunda en nuestro planeta.

4 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Síntomas regionales Cantharis Vexicatoria, E. B. nash

Si yo fuera á seleccionar un remedio con el cual deseara probar la verdad de la fórmula del similiay etc., pienso que escogería á éste, porque no hay ninguno que de una manera tan segura y violenta irrite é inflame los órganos urinarios, ni que tan pronto cure dicha irritación cuando tiene el tipo ó la forma de Cantharis  lo cual muy a menudo sucede. H. N. Guernsey escribió: ”Es un hecho singular, aunque conocido por. muchos prácticos, quesi hay micciones frecuentes acompañadas con dolores cortantes y ardientes ó si no tan frecuentes y los dolores cortantes y ardientes esperan la salida de la orina, Cantharis casi siempre el remedio para cualquiera otro sufrimiento que pudiera haber, aun en las inflamaciones del cerebro o pulmones.’* Pero debió añadir, en la garganta, en toda la mucosa intestinal, en el recto y en el ano y hasta en la pleura o en la piel. También escribió: « Cantharis debe recordarse y estudiarse al tratar las afecciones del aparato respiratorio cuando la expectoración es pegajosa.» {Hidrastis, Kali bicr. Cocus cacti y etc.) He tenido el placer de comprobar esta verdad en una señora que había sufrido por mucho tiempo de bronquitis. La expectoración era tan abundante tenaz y viscosa que pensé que Kali bicr. pudiera ser el remedio; pero no mejoraba, y cada vez se sentía peor hasta que un día me dijo que sufría de grandes dolores ardientes y cortantes al orinar y que los deseos eran muy frecuentes. Ante la fuerza del síntoma urinario presente, por que no sabía nada de sus poderes curativos en los órganos respiratorios en aquel tiempo, le di Cantharis y el efecto fué mágico.

No es necesario describir aqui la mutua alegría del enfermo y del médico, porque fué sorprendente la rapidez con la cual la curación perfecta y permanente se realizó. Permítasenos todavía hablar de los efectos del remedio en los órganos urinarios, llamando la atención sobre algunos síntomas que han sido encontrados en las experimentaciones y que han curado ab usu in morbis. He aprendido a conceder muy alta remisiónn a tales síntomas puesto que hay muchos en nuestra gran Materia Médica que nos han venido solo de fuentes clínicas y no son por eso menos importantes. Pero no pueden recibir la implícita confianza que á la vez tienen los síntomas patogenéticos y clínicos y deben ser separados en tanto sea posible cuando se encuentren en ciertas obras. (Jahr. de Hull.) Hé aquí algunos de ellos «Violentos dolores en la vejiga con frecuentes y apremiantes deseos de orinar intolerable . » « Violentos dolores ardientes y cortantes en el cuello de la vejiga.» «Antes, durante y después de orinar dolores terribles en la uretra. » « Constante y urgente deseo de ori- nar la orina pasa gota a gota con intensísimo dolor, » «La orina quema; y sale gota agota,-»

Ningún homeópata que encontrase estos síntomas dejaría de pensar inmediatamente en Canth. no importa cual sea la afección que tenga el enfermo, puesto que ha curado las más diversas y variadas enfermedades cuando ocurren en unión con estos síntomas urinarios. ¿Cómo puede negar ningún médico de cualquiera escuela la verdad del Similia similibus curantur ante la luz de tal prueba o testimonio? Solamente aquellos que como dice el precepto bíblico: «Nadie es tan ciego como aquél que no quiere ver.»

Canth, tiene una acción muy marcada sobre la piel. En las erisipelas es á veces el mejor remedio y la elección debe hacerse entre él y Apis, que algunas veces tiene también gran irritación urinaria en tales casos; pero en los de Apis hay más edema en tanto que en los de Canth. hay más ámpulas. En Canth. los ardores son más intensos que en Apis, y en éste hay más dolores punzantes. Pero los síntomas urinarios si están presentes son mucho más intensos en Canth.

También los síntomas de la mente de ambos medicamentos son completamente diferentes. Los enfermos de Apis., a pesar de los dolores punzantes que los obligan á prorrumpir en gritos agudos, sobre todo si la erupción avanza y tiende a atacar los meníngis, pueden no estar muy inquietos y quejumbrosos; pero el enfermo de Canth. está inquieto, incómodo, poco satisfecho, molesto, quejándose ó gritando de una manera violenta, y desea estar moviéndose constantemente. Tales síntomas mentales nos hacen pensar en Arsen. y más cuando se tiene en cuenta el ardor que los acompaña y así parece fácil confundirse entre estos dos medicamentos como entre Canth. y Apis. Si se presenta una gran sed la elección debe hacerse por Arsen. Ahora continuemos con la piel. Canth. es un gran remedio para las quemaduras sea en aplicaciones locales ó interiormente para las complicaciones crónicas y sus  secuelas. En todas las afecciones de la piel, en las cuales se forman ámpulas ó vesículas con ardor y pi- cazón, ó cuando tocándolas arden ó escuecen, haría- mos muy bien en recordar á Canth, y procurar aun en- contrar más síntomas para corroborarlo. Hering acos- tumbraba desafiar álos escépticos quemándose sus de- dos y curándoselos por Sumergirlos en una solución de Canth, con agua. Tan grande era su fé en Canth, Debo llamar la atención hacia un síntoma sensacio- nal de Canth, y que entiendo es de gran valor en la práctica. És la sensación de ardor. Si algún remedio merece ser colocado al lado de Arsen, para los ardores es éste, y voy á tratar de reunir todos los ardores con el fin de fijarlos en la memoria. «Inflamación particularmente de los ojos cuando sea producida por una quemadura «Ardor en la boca, garganta y estómago.» «Sed excesiva con dolor ardoroso y violento con calor en la garganta y estómago.» «Ardor violento en el estómago y región del piloro.» «Violento ardor y calor en todo el tubo intestinal.» «Salida de mucosidades blancas ó rojas, pálidas, espesas, con las deposiciones, semejantes á raspaduras mezcladas con rasgos de sangre; después que el cólico se alivia, ardor picazón y punzadas en el ano. «Gran dolor ardoroso en las regiones ováricas.» «Peritonitis con dolor ardoroso sensibilidad del abdomen y tenesmo en la vejiga.» «Ardor y dolor punzante de la laringe sobre todo cuando se trata de arrancar las mucosidades.» «Ardor en el pecho.»

3 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Síntomas regionales Kali Carb, E. B. Nash

Este remedio como algunos otros tiene su principal síntoma en el carácter de los dolores. Encabeza A todos los demás medicamentos para los dolores punzantes, Bry, sigue después, pero hay una diferencia muy marcada.

Los dolores punzantes de Bry. se presentan en cada movimiento y solo de una manera exepcional cuando está quieto, en tanto que los de Kali carb. son independientes de todo movimiento. Los dolores punzantes de Bry. se localizan a menudo en las membranas serosas mientras que los de Kali carb. se encuentran en todas partes y en todos los tejidos aun en los dientes. Sin embargo una de las regiones favoritas para este medicamento es en la región inferior derecha del pecho. Estos dolores punzantes agudos corren hada la derecha á través de la espalda. Si en la pneumonía o pleuroneumonía Bry. no ha dado resultado cuando parecía indicada y un examen más atento revela que los dolores punzantes son independientes de los movimientos respiratorios Kali carb. sigue bien y alivia después de Bry, y esto demuestra que Kali carb. era el remedio que debíadarse primero.

Los dolores de Kali- carb. no están por cierto confinados al lado derecho, sino que pueden encontrarse también en el lado izquierdo sobre todo en la pleuroneutnonía, peri o endocarditis. Recuérdese también Mere vivus en estos dolores del lado inferior y derecho del pecho. Si al mismo tiempo hay sudor sin alivio, la boca y la lengua característica de Mere, ni Bryonia ni Kali carb. están indicados. Otra clase de enfermedades en las cuales este medicamento ha alcanzado grandes éxitos, siendo guiado por los síntomas punzantes, es la fiebre puerperal. Los dolores son tan rápidos y tan agudos que obligan a la paciente a gritar alto y en seguida desaparecen.

Kali carb. ha salvado muchos casos desesperados de esta naturaleza, pero no existe diferencia particular en la lócalización de la enfermedad y si los dolores punzantes están presentes Kali carb no debe ser olvidado. No nos cansaremos de señalar la importancia de estos datos. Kali carb. ejerce su influencia en las enfermedades de la sangre. Los glóbulos rojos de la sangre faltan, el paciente está anémico con gran debilidad y la piel flácida y blanca como la leche. Esta condición se encuentra a menudo en las señoritas en la edad de la pubertad, las cuales no pueden menstruar á causa de la calidad pobre de la sangre y debilidad general, están propensas al edema de la cara alrededor de los ojos y sobre todo de los párpados superiores y tienen mucho dolor en la región lumbar, así como debilidad general. Kali carb, en tales casos es muy útil después que Ferrum ha sido erróneamente prescrito. Tal estado anémico se encuentra también en la menopausia y en los ancianos cuando la tendencia á la hidropesía aparece y la característica hinchazón como DE BOLSA o mejor la hinehazón de los párpados superiores.

En estos casas se encuentra lo que se llama “corazón débil” la acción del corazón es irregular ó intermitente porque su debilidad está en correspondencia con la debilidad muscular general Uno de los síntomas característicos que nos hace pensar en Kali carb. en estos casos, es el constante lumbago de tal naturaleza que el enfermo siente que la espalda y pumas lo abandonan. Se deja caer en una silla ó se acuesta en la cama completamente agotado. El dolor se propaga hacía las caderas y la región glútea y el enfermo suda con facilidad. Farrington dice: este sudor particular, lumbago y debilidad es un cuadro de síntomas que no se encuentra en ningún otro remedio.

He hablado ya de esta sustancia descubriendo sus dolores punzantes como una indicación para su uso en las enfermedades del pecho, no le he hecho todavía completa justicia. No solamente es un gran medicamento para la pulmonía, pleuresíay afecciones cardiacas como hemos hablado sino qué va mucho más lejos y se hace muy útil en los casos incipientes y aun avanzados de tisis pulmonar. He visto un enfermo declarado incurable por algunos médicos de larga experiencia y gran habilidad, el Dr. J. L. Brown entre ellos, y ponerse completamente bien en 8 días, bajo una sola dosis de Kali carb. La enfermedad estaba localizada principal-mente en la parte inferior del pulmón derecho, con gran expectoración de materias de apariencia de pus, pulso 1 20, muy demacrado, sin apetito y con unagran caverna. Este enfermo todavía vive desde hace 25 años fuerte y ¡saludable.

Bien descrita entre los síntomas encontrados en la Materia Médica. “Se atemoriza fácilmente y grita por fantasmas imaginarios no puede soportar ser tocado: salta cuando lo tocan aun muy ligeramente sobre todo en los pies; estas son indicaciones de mucho valor para Kalt carb. No se olviden las hinchazones edematosas, semejantes á bolsas en los parpadeas superiores, pues acompañan á muchas afecciones, como un importante síntoma guiador. Dolor punzante en la faringe (garganta) como si un hueso de pescado estuviese pinchando {Hepat,  Sulph, Dolicho, Nitru. ac., Argent, nit,)

Gran sensibilidad en la región externa del epigastrio. “Estómago distendido, sensible como si fuera á reventar. “Flatulencia excesiva y todo lo que come o bebe parece como que se convierte en gas.” “Plenitud, calor y gran distención en el abdomen, inmediatamente después de comer algo: Abdomen distendido con viento después de córner.*’ Todos estos síntomas del estómago y del abdomen indican él valor de este medicamento en los estados dispépticos. Ellos nos hacen pensar en Carbo veg, China, off, y Licop, pero recuérdese que Kali carb, está sobre todo adaptado á los ancianos agóteteos y anémicos.  Estar sentado é inclinado hacia adelante alivia las afecciones del pechad El enfermo se agrava por acostarse sobre el lado afectado y no se olvide este detalle porque puede conducirnos á la «lección entre Kali carb. y Bryonia que tiene lo inverso.

2 julio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Síntomas regionales Sepia, E. B. Nash

Este es otro de nuestros más valiosos medicamentos del cual escuela dominante no conoce nada, excepto aquello que ha aprendido de nosotros. Su principal esfera de acción, parece que reside en el abdomen y en la pelvis especialmente para las mujeres. Ningún remedio produce tan intensos síntomas en este sitio y vamos a tomar datos de distintos, aunque igualmente, buenos observadores:

– 1. «Sensación de aflujo hacia abajo en la regitón pélvica, con dolores desgarrantes desde el sacro, ó sensación de aflujo en todos los órganos pelvianos. » (Hahnemann.)

– 2«Dolores como de parto acompañados de una sensación especial que la obliga á sentarse y cruzar sus píernas, apretándolas, para impedir que algo salga por la vagina.» (Guernsey.)

– 3. Dolor en el útero, peso que viene de la espalda hacía el abdomen, que determina opresión al respirar cruza las piernas para impedir la protrusión de los órganos internos.» (Hering.)

– 4. Prolapso de útero y de la vagina con presión como si algo quisiera salir.» (Lippe.)

«La experiencia ha demostrado su gran valor en casos de ulceración y congestión del cuello y del cuerpo del útero. El uso de esta substancia es supirior a todas las aplicaciones locales.» (Duniíam.)

No hay mayor autoridad que el testimonio unido de estos cinco de nuestros sabios observadores para demostrar la acción de Sepia sobre los órganos pevianos. Ahora bien, cuando examinamos las experimentar lesiones anotadas por Allen que estos síntomas fueron observados principalmente por Hahneman y sus discípulos y que Hahnemann recomendaba el uso de la 30 y muchos de losf sintonías fueron producidos por la 200ch sobre todo aquellos que se presentan en los individuos de típo moreno obscuro.

Sepia como Sulph afecta la ecirculación general de manera muy marcada. Bochorno, sudor como Sulph pero hay con mayor aptitud para asociarse con los síntomas pelvianos ya indicada y ellos toman más esta relación en la edad crítica. También estos bochornos, que tan á menudo se encuentran en Sepia parten de los órganos pelvianos y se extienden de alli a todo el cuerpo.  Esta irregularidad de la circulación es más intensa que en Sulphur, las manos y los pies están alternativamente calientes, esto es si los pies están calientes, las manos están frías y viceversa.

La sensación de ardory mareo como en Sulphur, pero ¿este calor real y la congestión que parece sérel estado real de los órganos; se nota y con ella se encuentra la sensación de aflujo,» etc. qué se acompaña con muchos latidos. Esta congestión local de los órganos pelvianos, no es solo sensacional porque hay cambios consecuencia de ella y las largas y continuadas congestiones originan más tarde, ulceraciones, leucorreas y aun desorganizaciones malignas ó cancerosas.- La induración con una sensación de rigidez en la región uterina, es carcateristica. Los órganos urinarios vienen en seguida. La misma presión y plenitud, como consecuencia de la congestión de la porta, se encuentra aquí y vamos i proceder á mostrar lo que hemos encontrado en los diferentes órganos de esta reglón, «Pre sión en la vejiga con orina frecuente y tensión en la parte inferior del abdomen.»

27 junio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
Comentarios desactivados

Síntomas regionales Kali Bicromicum, E. B. Nash

KALI BICHROMICUM.

Afecciones de cualquiera de las membranas mucosas con secresiones de mucus adherente pegajoso y filamentoso, es decir y que se separa en largos hilos: ningún remedio tiene tal dato de una manera tan marcada como este; Hidrastis viene en seguida y Lyssin. puede aproximársele cuando procede de la boca y la garganta; Iris. vers. lo mismo. Pero Kali bick, produce y cura esta clase de secresiones procedentes de la nariz, boca, fauces, faringe, laringe, traquea, bronquios, vagina y útero. Y la acción de la droga no se detiene aquí, sino que continúa hasta la formación de membranas pegajosas y extendidas sobre la misma superficie. También causa y cura ulceraciones de las membranas mucosas y dichas úlceras son peculiares profundas corno si hubiesen sido hechas con un sacabocado y de bordes regulares y Yo recuerdo un caso de hace años en el cual dichas úlceras habían aparecido en la garganta de una muger, una le había atravezado la parte blanda del velo del paladar hasta’ los orificios posteriores de las fosas nasales y todo el paladar parecía que iba á ser destruído, si no se trataba de impedirlo.

El caso tenía un aspecto sifilítico y había estado bajo el tratamiento de la vieja Escuela por algún tiempo  le di Kali bich. a la 30 ch y debo decir que fui sorprendido por el efecto (porque fué en los principios de mi práctica médica) pues las úlceras curaron con tanta rapidez y la condición general y mejoró de un modo tan completo, que en tres semanas estuvo tan bien bajo todos aspectos y después jamás volvió á tener tales trastornos en el tiempo en que la traté.

Olvidaba decir que esta enferma tenía las secresiones en forma de hilos, aunque no tan profusa como lo había visto otras veces en casos análogos. En una ocasión curé un perro que tenía úlceras en la boca y la garganta, el cual arrojaba la saliva en hilos y se arrastraba por el suelo con grandes aullidos, las personas que lo veían pensaban que estuviera rabioso, pero yo no lo creí así porque no trataba de  morder ni tenía espasmos de sofocación.

KaLi bich  es una de nuestras herramientas de salvación en el tratamiento de la etnferniedades de las membranas mucosas de la nariz. No solo en las inflamaciones de carácter agudo las cuales presentan las secreciones filamentosas, sino también en las crónicas conocidas con el nombre de catarros crónicos. En estos casos el enfermo se queja de mucha presión en la raiz de la nariz (Sticta pulm.) y sobre todo si la secreción se suprime bruscamente. Esté proceso de inflamación crónica puede ir de mal en peor hasta el punto de que la ulceración se extienda hasta el tabiqué y yo he conocido un caso en el que las úlceras hicieron un agujero a través de éste. Pueden haber o no antecedentes sifilíticos y en el primer caso, si el proceso destructivo, ataca los huesos, Kalí bich, es aun de mucha utilidad, aunque creo que nos veriamos obligados al empleo de Aurum o de  algún otro remedio de acción más profunda.

También lo he prescrito en aquellos alarmantes Casos de catarro crónico post-natal, en los cuales la mucosidades que caen hacía la garganta son filamentosas ó forman costras o tapones, y me ha ganado rápidamente much amigos. En esta formación de membranas en la gargantaes mas positivo que ningún otro remedio y cuando las membrana» se extienden hacia la laringe y producen el croup membranoso no creo que ninguno otro lo mejore.

Pero aparte de las dichas ulceraciones existe una forana de dispepsia en la cual éste remedio es mqy eficaz. Ella se encuentra en los bebedores y principalmente en los bebedores de cerveza. Hay un gran peso en el estómago, plenitud y una molestia “inmediatamente después de comer” y (como Nux mossch.) pero no semejante á Nux en la cual se presenta 20 horas después, ni á la de Anacardiun que también se presenta 20 horas después de comer y el dolor continúa hasta que el enfermo come de nuevo lo cual lo alivia.

Hay dos aspectos de la lengua que pueden estar presentes en los trastornos del estómago; el unode ellos es la lengua cubierta en la base de una capa a-marilla {Mere, protoyodatus y Natr, phosph,) el otro es de una lengua seca, lisa, barnizada ó roja hendida. Esta última lengua se encuentra á menudo en la disentería en la cual Kali bichr. ha prestado muy buenos servicios.

Hay una clase de secresiones que proceden de las membranas mucosas y de las cuales todavía no hemos hablado: mucus como clara de huevo. (Aloes soc) Pueden venir de la nariz, orificios posteriores de las fosas nasales, vagina o ano. Se observan especialmente en la disentería en la cual las deposiciones han cambiado por la influencia de algún otro remedio, del aspecto de «raspaduras» al de «clara de huevo.» Por supuesto que también las leucorreas de la variedad «clara de huevo y filamentosas,» están bajo la influencia de este remedio y muchas hermosas curas se han verificado por su uso.

Lo mismo ha sucedido en afecciones dé órganos del aparato  respiratorio: tos croup, bronquitis, asma y aún consunción. El elemento ácido crómico, en esta combinación de potasa, pa- rece ser el responsable del níucus filamentoso) porque ningún otro Kali lo presenta en tal grado. Hay algunos otros puntos sobre este remedio que no deben ser omitidos. Los dolores son peculiares; aparecen en sitios pequeños que pueden ser cubiertos con la yema de un dedo y esto es más marcado en los dolores de cabeza. En la jaqueca así sucede. Farringhton, dice: «hay cierto número de medicamentos que tienen dolor de cabeza con amaurosis, pero Kali bichr. es el mejor de ellos.» La amaurosis se presenta antes del dolor de cabeza y cuando éste comienza la ceguera desaparece. {Iris versicolor y Natr. mur.\) entonces el dolor se sitúa en un pequeño lugar y es muy intensa. También los dolores de Kali bichr. y en esto es muy parecido a Bell aparecen y desaparecen rápidamente ó vuelan de un lado al otro como en PulsaL.

Hay cinco medicamentos que tienen marcados los dolorespaseadores ó erráticos, y son: Kali bichr. Kali sulph. Pulsc, Lac caninum y Mang. acet. Kali bichr. no permanece tanto tiempo en un lugar como lo hace Pulsat.y ni tampoco hay tanta disposición al aumento.

27 junio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
0 Comentarios

Artritis, Artrosis, Reuma. Paliar el dolor con homeopatía

homeopatia¿Qué tomar para los dolores reumáticos, artritis y artrosis?

La homeopatía resulta muy eficaz para aliviar y tratar los dolores reumáticos, la artritis y la artrosis:

. La artritis es la inflamación de una articulación, caracterizada por dolor, limitación de movimientos, hinchazon de las articulaciones y calor local, que puede tener diversos orígenes.

. La artrosis es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago, un tejido que hace de amortiguador protegiendo los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación. Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada.

A pesar de que actualmente el término reumatismo, ya no se utiliza en ámbitos médicos, continua siendo de uso común y se refiere a las afecciones dolorosas de las articulaciones y de los tejidos que sostienen la articulación, ya sea por inflamación, artritis, o por desgaste, artrosis.

Es importante acudir a un médico homeópata para un diagnóstico acertado y para buscar el remedio de acción profunda, el simillimum, acorde a cada persona.

No obstante mientras se espera la cita, se pueden tomar determinados remedios atendiendo a las características de los dolores o a los lugares de manifestación:

- Cuando los dolores articulares se alivian y disminuyen con el movimiento, en pacientes que cambian de postura continuamente en la cama. Las articulaciones afectadas muestran una rigidez muy dolorosa, siendo normalmente dolores generales.  Rhus Toxicodendron

- Cuando los dolores empeoran al más mínimo movimiento. Es un dolor punzante en articulación hinchada, enrojecida, caliente, con la piel tensa y brillante, en pacientes con fiebre, que permanece inmóvil en la cama.  Bryonia

- Cuando los dolores reumáticos que aparecen después de haber permanecido en ambientes húmedos o en tiempos fríos y lluviosos. Dulcamara

- Cuando los dolores aparecen con los cambios atmosféricos, vientos, lluvias, tempestades. O cuando aparecen de forma periódica. Rhododendron

- Dolores como los de una quemadura, con una hinchazón importante, con fiebre pero sin sed, en personas caprichosas y llorosas. Apis

- Cuando los dolores aparecen de forma repentina, normalmente después de un viento seco. Dolores fuertes, insoportables que aumentan durante la noche. La articulación está roja caliente, extremadamente sensible al tacto, con sensación de hormigueo o de entumecimiento. El enfermos está agitado, ansioso, sudoroso,con fiebre y mucha sed. Para la fase inicial de los dolores. Aconitum

- Cuando los dolores aparecen de forma repentina, como Aconitum, pero sin que el viento sea un factor desencadenante. La articulación está roja caliente, extremadamente sensible al tacto, con sensación de hormigueo o de entumecimiento, en pacientes abatidos, fatigados que permanecen inmóviles. Para la fase inicial de los dolores. Belladona

- Dolores reumáticos de mediana intensidad, con articulaciones ligeramente hinchadas  y enrojecidas, en un enfermo débil y abatido. Fiebre poco alta y el rostro se alterna entre fases de palidez y fases de congestión. Ferrum Phosphoricum

- Dolores reumáticos muy intensos en articulación enrojecida, tensa, con tendencia a supurar en persona que presenta mal estado general, fiebre, agitación y que suda y produce saliva abundantemente Mercurius Solubilis

- Cuando los dolores  son como tirones en articulación inflamada y de color violáceo, pudiéndose presentar en distintas localizaciones y que se alivia con frío Pulsatilla

- Dolores reumáticos que pueden comenzar en las plantas de los pies, siempre erráticos, que van de una articulación a otra y alternando lados de forma simétrica; peor por el movimiento, el calor  y el tacto, mejor por aplicaciones frías. Calor ardiente en palmas y plantas. Lac Caninum

- Reumatismo agudo o crónico, especialmente gota, en las extremidades, que se presentan de derecha a izquierda, errático, y con dolores que se agravan por el movimiento y por el frío húmedo y mejoran por el calor. Aparece  principalmente cuando los días aún son calurosos y las noches frías. También dolores en las articulaciones, que van de una a otra, dolores que son muy agudos, desgarrantes, paralizantes y que mejoran con tiempo caluroso. Afectan a huesos y tejidos profundos cuando el aire es frío y van cambiando de izquierda a derecha. Colchicum

Según el protocolo de los médicos Banerji:

OSTEOARTRITIS

Symphytum 200 CH 2 dosis al día.

Rhus Toxicodendnon 30 CH 2 dosis al día.

 

ARTROSIS

Symphytum 200CH 2 v/día + Hypericum 200CH 2 veces/día (por el dolor; puede darse incluso cada 10 minutos). Si Symphytum no funciona, sustituirlo por Rhus tox 30CH 2 veces/día, por Ruta 200CH 2 veces/día o por Ledum 200CH 2 veces/día manteniendo el Hypericum 200CH.

 

Administrar, además, Calcarea phosphorica 3X, 2medidas 2 v/día.

26 junio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
0 Comentarios

Noticia interesante medicina natural

http://noticias.lainformacion.com/salud/chinos-tradicionales/el-palacio-de-congresos-reunira-a-medio-centenar-de-profesionales-de-medicina-natural-en-octubre_17oJ6EJtOKLz907QySoyH/

 

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Palacio de Congresos celebrará los días 5, 6 y 7 de octubre la sexta edición del Congreso Internacional de Medicina Natural y Terapias Alternativas (EcoNat), en el que se reunirán medio centenar de profesionales del sector, según ha informado la organización.

El Congreso está destinado a profesionales de las terapias naturales, pero también a estudiantes y público en general que quiera acercarse a este sector.

Así, durante los tres días se reunirán más de medio centenar de ponentes y más de 70 stands con todas las novedades que envuelven el sector. Además, se llevarán a cabo consultas gratuitas para el público y se firmarán libros de destacados autores.

Por otro lado, EcoNat 2012 quiere dar un salto cualitativo importante, por lo que en esta edición se prevé una participación más internacional, ya que se potenciarán contenidos más profesionales, científicos y actuales para atraer a un mayor número de asistentes y expositores.

SALÓN INTERNACIONAL DE TERAPIAS NATURALES

Junto con el Congreso se desarrollará el Salón Internacional de Terapias Naturales, una muestra de las últimas novedades que presenta el sector, así como de productos e iniciativas empresariales destacadas dentro del mundo de la Salud, Nutrición y las Medicinas Naturales.

Los mejores expertos del sector compartirán su conocimiento a través de una serie de conferencias centradas en contenidos como la Medicina Biológica, Naturopatía, Homeopatía, Medicina Deportiva, Medicina Tradicional China, Terapias Manuales, Fitoterapia y Terapias Energéticas, entre otras.

La organización ha indicado que uno de los alicientes más demandados por los visitantes son las consultas gratuitas que se llevan a cabo durante los días de Congreso.

El público asistente podrá comprobar in situ los beneficios de estas terapias en los diferentes stands, así como recibir diagnósticos gratuitos por parte de terapeutas. Cada día habrá distintas mesas de consulta reservadas para tal fin, donde se podrán obtener diagnósticos de Medicina Biológica, Naturopatía, Homeopatía y Medicina Tradicional China.

Asimismo, los autores más destacados dentro del campo de la Salud Mental dispondrán de un stand en el que firmarán durante los tres días sus libros y publicaciones a los asistentes que lo deseen.

 

 

 

 

21 junio, 2012
por Cristina Fenoy Cassinello
1 Comentario

Artritis, artrosis y reuma según protocolo Banerji

Por otra parte los Drs. Banerji, reputados homeópatas de la India, indicaban, en una serie de conferencias  en 2008 que tuvieron lugar en Valladolid, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, como parte de sus Protocolos Banerji, las siguientes líneas de actuación para tratar estas afecciones:

Artritis reumatoide

Rhus toxicodendron 30 ch, 2 veces al día.

Bryonia 200 ch, 2 veces al día. Puede darse también Bryonia 30 ch.

Hypericum Perforatum 200 ch si hay mucho dolor.

Calcarea Carbonica 200 ch 2 veces a la semana para recuperar la salud.

Kalmia 6 ch, 2 veces al día si los dolores son neurálgicos.

Otro medicamento recomendado si hay dolor: Medorrhinum 200 ch, una dosis cada dos horas hasta mejoría. Luego una dosis cada 12 horas durante 3 meses.

Artrosis

1ª línea de tratamiento:

Symphytum 200 ch 2 veces al día + Hypericum 200 ch 2 veces al día (si hay dolor este puede darse con más frecuencia, incluso cada 10 minutos).

2ª línea de tratamiento:

– Si Symphytum no funciona, sustituirlo por Rhus Toxicodendron 30 ch 2 veces al día + Hypericum 200 ch 2 veces al día.

3ª línea de tratamiento:

Ruta 200 ch 2 veces al día + Hypericum 200 ch 2 veces al día

4ª línea de tratamiento:

- Ledum 200 ch 2 veces al día + Hypericum 200 ch 2 veces al día

Problemas en la articulación de la rodilla

Ledum 200 ch para problemas de la articulación o alrededor de ella. Considerar también Symphytum 200 ch y Rhus Toxicodendron 30 ch

Osteoartritis, desgaste y rotura de los cartílagos de las articulaciones

Symphytum 200 ch 2 gotas al día

Rhus Toxicondendron 30 ch 2 veces al día

Animated Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company
%d personas les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On Linkedin