Publicado el

Síntomas regionales Cuprum Metallicum, E. B. Nash

CUPRUM METALLICUM

El gran síntoma característico central se expresa con una sola palabra espasmos. Para que en las afecciones cerebrales, congestiones, meningitis o aploplegía, Cuprum haga algún beneficio los espasmos de- ben estar presentes en alguna forma y grado; al menos desde el simple subsalto en los dedos de ambas extremidades, hasta las convulsiones generales.

Para que obre en la cardialgía  debe haber violento dolor espasmódico agudo y presivo, seguido de vómitos.

Para que obre en el cólera, cólera morbus ó cólera infantil, los dolores calambroideos, deban ser terribles. El Dr. Dumham dice: «El colapso Camphor es más prominente; en Veratrum las evacuaciones y en Cuprum los calambres, «En la tos ferina,»» los niños se ponen rígidos, su respiración se suspende, hay convulsiones espasmódicas; después al cabo de un rato el conocimiento les vuelve, vomitan y se reponen lentamente;» o «el niño tose en un completo espasmo cataléptico en cada paroxismo de la tos.» En toda clase de espasmos de origen exantemático repercutido, Cuprum. es el primer remedio en que debe pensarse. (Véase la comparación con Zincum.)

Estos espasmos pueden encontrarse en la distnenorrea, en el parto ó en el puerperio. Entonces, además de en cada una y de en toda clase de afecciones locales, Cuprum: puede estar indicado en la epilepsia, en la corea ó en otras afecciones nerviosas espasmódicas de naturaleza general. Hay una cosa muy peculiar en los espasmos de Cuprum. y que he observado frecuentemente y es una indicación muy segura para este remedio, esta es que los «espasmos comienzan por sulsaltos en los dedos de las manos y de los pies y se extienden desde dichos órganos y se hacen después generales.» Hay además otro síntoma que Farrington considera de mucho valor y es: Agotamiento del cuerpo y del espíritu por exceso de trabajo mental ó pérdida de sueño. En este síntoma es análogo á Cocculus y Nux vómica debiendo decidir la elección entre ellos los otros síntomas. He usado siempre el metal en vez del acetato porque prescribo las potencias que obran más rápidamente.

Publicado el

Síntomas regionales Phosphoric Acid, E. B. Nash

El principal característico de esta droga consiste en sus efectos sobre el sensorial. «El enfermo cae en estupor o sueño estúpido, inconciente de todo cuanto le rodea, pero cuando despierta está plenamente conciente.» Tal es el aspecto de Phosph acid. en su más intenso grado, como se encuentra en la fiebre tifoidea, para la cual es uno de nuestros mejores remedios.

Pero no es solo aquí donde se presenta la deprensión sensorial, pues puede existir en menor grado a consecuencia de emociones depresivas como el dolor por la pérdida de un amigo, de un ser amado, de la propiedad o de la posición social, y sus efectos pareceque alcanzan a una pena más intensa y profunda que en aquellos casos que reclaman Ignat, (véase también Lach.) El individuo parece que está absorto en su pesar; no tiene las contracciones nerviosas de Ignat pero si una desesperación fija con debilidad general y postración. El pelo se pone canoso y el enfermo , esta cansado, enflaquecido, macilento, sin esperanza.

He logrado curar un caso semejante cuando Ignat había fallado. En estos casos el enfermo se queja algunas veces de un dolor semejante a un peso que le comprimiese el vértice, y también de un dolor en el occipucio y en la nuca, y a la vez se siente agotado y débil físicamente, deseando estar acostado, rehusando toda compañía y que se le hable o se ocupen de él. Encontraremos esta depresión sensorial en conexión con los efectos del onanismo ó abusos sexuales. El enfermo está afligido, reconoce la culpabilidad de sus abusos, se lamenta de ellos y es propenso aá desesperarse. Esto existe en ambos sexos y la depresión se agrava si el enfermo se derarrolla muy rápidamente o está debilitado mental y físicamente. Con Calc carb, aumenta en grasa, con Phosph. acid. aumenta en estatura y de un modo rápido.

Tenemos en él un remedio para el dolor de cabeza de los estudiantes, sobre todo de aquellos que crecen de prisa. Es casi un pecado obligar á dichos jóvenes á dedicarse a fuertes estudios, y si es verdad que la juventud es la mejor época para adquirir una perfecta educa- ción, también es cierto que cuando se abusa de las energias intelectuales en tal sentido, puede hacerse naufragar é incapacitar para siempre una inteligencia que. quizá con más tiempo y cuidado hubiera sido una bendición para la humanidad. Ahora bien, Phosph. acid. administrado convenientemente, puede dar incalculables beneficios en tales casos.

La elección se hará algunas veces entre Phosph. acid. y Natr. mur. o Calc phosph, y los demás síntomas lo descifrarán.

Con respesto al uso de Phosph. acid. en la tifoidea, no existen otros remedios que se le parezcan en sus efectos depresivos sobre el sensorio. Árnica tiene su apatía e indiferencia pero la depresión de Árnica es más profunda así como la de Bapt.-; en ambos casos el enfermo se duerme al contestar una pregunta, demostrando cuan dominante es el estupor. Con el pr mero encontramos petequias ó equimosis, lo cual no existe en Posph. acid. y con el último la tendencia a la descomposición de los fluidos como se demuestra por la espantosa fetidez de las deposiciones y de la orina. El Opium sobrepasa a todos en sus poderes y la cara, respiración y aspecto general no son iguales a los de Phosph. ácid, Rhus. tox. y Hyosc, tienen también estupor, pero en otros conceptos son muy indiferentes. La descripción de estos medicamentos se encuentra en los capítulos respectivos y ya hemos hablado de sus usos en la tifoidea. Nux mosch. debe también mencionarse bajo este respecto.

No debemos olvidar la acción de Phosph. acid. sobre los intestinos. No existe ningún característico peculiar sobre el estómago, pero sí en la región abdominal, como lo demuestran los bien comprobados síntomas siguientes: «Disiención meteórica del abdomen, borgorigmos y ruidos como si hubiera agita en el abdomen, deposiciones indoloras, Diarrea blanca o amarilla y acuosa; crónica o aguda, sin dolor y con debilidad y agotamierto marcados.

Ahora bien, parece muy singular que después de haber hablado tanto de la depresión o debilidad general de este remedio, nos veamos obligados a recordar como síntoma característico que sus diarreas abundantes y á veces de muy larga duración no son debilitantes. Hay en las enfermedades y en terapéutica cosas muy raras y esta es una de ellas, pero el hecho existe y hay que tenerlo en cuenta. Recordemos que la profunda debilidad y depresión de Phosph. acid. reside tan solo en el sistema nervioso y el sensorial  esté o no presente la diarrea. Es más marcada en la tifoidea cómo he podido comprobarte en numerosas observaciones. China debilita por diarrea o por la pérdida de fluidos en general Phosph acid. ataca primeramente el sistema nervioso, aun en el onanismo, y sus efectos ó resultados no dependen tanto de la pérdida de semen, como fluido vital, cual sucede en China sino que el sistema nervioso se afecta aun cuando las emisiones no sean muy frecuentes ni profusas. Los niños sufren de los efectos del orgasmo y del abuso del onanismo antes de que comience el semen á segregarse y es bueno recordar este hecho porque facilita la elección entre ambos remedios.

Hay un estado en el cual he encontrado á Phosph. acid. de mucho valor sobre todo en los hombres, y el principal característico es: «una sensación de debilidad en el pecho al hablar». Vds. recordarán que Stannum tiene dicho síntoma de un modo muy marcado (también Sulph.) y podíamos hacer una prescripción errónea si atendiéramos solo á dicho síntoma. Si el enfermo es joven, casado ó soltero y tiene debilidad mental, está apático, indiferente, reticente; si crece muy rápidamente, todos estos fenómenos indicarían phosph acid. y su administración oportuna lo salvaría quizá de la consunción, porque muchos van á ella por este camino. Si tiene tos con espector ación, ésta será espesa, pesada y dé un sabor dulzaino. Dicho estado descrito encuentra, cuando Phosph. acid. es el remedio, su causa en uno ó ambos de estos motivos; onanismo ó exceso sexual ó crecimiento rápido.

Phosph. acid. tiene dos peculiaridades bien remarcadas en la orina: orina muy abundante, clara y acuosa u orina lechosa. La primera se encuentra con la depresión nerviosa general y si hay dolor de cabeza se alivia como en Gels. por la abundante secreción de orina. La segunda es por excesos de fosfatos en la orina, indicando agotamiento nervioso. Tambiéntiebemos recordar entre la orina abundante de Ignat. y de Phosph. acid. que la primera es de origen histérico y la segunda no.

Publicado el

Síntomas regionales Veratrum Viride, E. B. Nash

Es otro remedio que tuvo en una época una gran reputación para el período primero o congestivo de las enfermedades inflamatorias y especialmente para los órganos que están bajo la acción del nervio neumogástrico, como la faringe, esófago, estómago y corazón. En una época los periódicos ingenuamente se llenaban con relatos de curaciones de pulmonías y su poder curativo fué atribuido á la influencia del medicamento para gobernar la acción del corazón y pulso. Se declaró que si pudiéramos reprimir la circulación acdierada para disminuir el total de la sangre forzada a estar en el pulmón congestionado, le daríamos por ese medio una probabilidad de librarse por si mismo del ingurgítamiento existente. Se consideró plausible y ciertamente se efectuaron en muchos casos curaciones notables y en corto tiempo.

Era yo un médico joven y pensé que había encontrado una joya en este remedio. Pero un día dejé con su empleo aliviado a un enfermo, de un ataque agudo y violento de pulmonía, fui a la ciudad a cinco millas de distancia y cuando volví encontré al paciente muerto. Entonces estuve atento a otros pacientes tratados por este remedio, y encontré en muy poco tiempo á uno con pulmonía el que falleció repentinamente cuando contaban que estaba mejor. Ahora bien, no hemos oído decir demasiado que el Ver. vir., es el gran remedio para el primer período de esta enfermedad? Qué sucede? Que era (como otros que han caído en desuso) usado indistintamente.

2 Que se deseaba (lo que es erróneo) reprimir o deprimir el pulso despreciando del todo las otras condiciones.

3 Que los pacientes, que tenían débil el corazón, eran matados por este poderoso depresor cardiaco.

Una circulación acelerada en todas las enfermedades inflamatorias, y es evidente que

1 poder natural para resistir á la enfermedad está trabajando allí. El pulso volverá a su normalidad cuando la causa del desorden se haya removido y nunca se le obligará a hacerlo así sino es a su debido tiempo.  Encueatro la falta en la guía de Guernsey, que dice «Gran actividad del sistema arterial; pulso muy acelerado»»

Después, de Digitalis, Veratrum viride retarda el pulso, como abundantemente se ha probado en las experiencias. El pulso lento nunca es un resultado del medicamento, sino un efecto secundario de la reacción, como lo es el imsomnio del Opimn o la costipación de los catárticos.

Me parece que como un antiflogístico (perdonadme) debe estar a la sombra de la bien alabada Digitalis. Entonces para que es bueno el Ver viride, No pienso que su esfera está todavía enteramente definida, o pueda serlo sin verificarlo previamente con su experimentación. Esta se ha llevado ya bastante lejos para mostrar que debe ser útil y poderoso remedio. Que inflama el esófago y el estómago es bien sabido, así como el hecho de que congestiona el cerebro y los pulmones, pero cuales sean los síntomas característicos que nos sirvan para prescribir el medicamento de preferencia a otros que obran lo mismo, pienso que no se sabe bien. Creo que le es característico un síntoma particular, el cual he verificado en un caso de erisipela grave, la que se acompañé de gran delirio, y es, «una raya recta angosta y roja atravezando la mitad de la lengua».

Por otra parte creo que el Ver. vir.y es uno de nuestros mejores remedios para los espasmos, sacudimientos y convulsiones,; pero no conozco ningún síntoma seguro que nos guie para su selección en los casos individuales. Una vez curé con este remedio a un hombre de un ataque muy cruel y persistente de vómitos, que se agravaba al levantarse. Había padecido antes un ataque semejante, pero nunca ha vuelto á padecerlo, desde hace muchos años.

Publicado el

Síntomas regionales Acido Muriático, E. B. Nash

Este medicamento es uno de nuestros mejores remedios en la tifoidea y se ha encontrado útil en los casos de depresión más profunda que la de Phosph. acid. estando más cerca de Carbo veg. que ningún otro.

Sus indicaciones las ha dado Hering en su obra  Guiding Symptoms.

Hay una completa descomposición de los líquidos de la economía; las deposiciones involuntarias al orinar, son obscuras, fluidas o con hemorragia de sangre líquida obscura. La boca está llena de úlceras de color azul obscuro: inconsciencia.

Suspira, se queja y resbala en la cama por excesiva debilidad; la mandíbula inferior caida, la lengua seca con aspecto de cuero y reducida al tercio de su tamaño natural, paralizada; pulso débil é intermitente. Es casi imposible presentar un caso de tifoidea más desesperado que éste.

No es necesario recurrir a la quinina, alcohol o cualquiera otro mal llamado estimulante de los que están en boga, pues bastan el caldo, la leche 0 harina de avena para la alimentación. El Muriatic ac. hará todo lo que se pueda hacer para salvar la vida de tal enferma y lo verificará de la manera más rápida y con menos propensión a las recaídas que cualquiera otro tratamiento. Por supuesto que los amigos del enfermo estarán ansiosos, desesperados y necesitamos hacer alarde de actividad. Si acaso se nos hacen muchas preguntas, se nos piden muchos consejos ó se refieren prescripciones maravillosas que hayan curado casos como este, podemos suministrar Sac, loe. cada cinco minutos. Esta es una maravillosa medicina para tranquilizar á los aimgos y acomedidos y no debe omitirse. Procúrese alejar a las personas más inquietas y exageradas, con cualquier pretexto, no importa cual sea, pues esto es indispensable para el alivio del enfermo. El mayor peligro para el paciente es que el médico, perdiendo su presencia de ánimo, se deje traer y llevar alejándose así del verdadero y único camino de salvación. Este consejo se lo doy solo á aquellos que lo necesiten pues muchos enfermos han muerto a causa de que su médico «ha perdido la cabeza» cediendo a las influencias de cierta clase de presiones.

Muriat. ac. es muy útil en las hemorroides hinchadas y azulosás tan sensibles al tacto que no pueden soportar ni aún el roce de las sábanas.

El prolapso del recto se verifica con facilidad, no pudiendo orinar sin que se presente y lo mismo sucede cuando expulsa aire o defeca. Debilidad de la vejiga, la orina sale despacio o necesita hacer esfuerzo para orinar hasta que el recto está en prolapso. No puede soportar el más insignificante roce, ni aun de aas sábanas, en los órganos genitales (Murex.)

Es uno de los más potentes antídotos contra los ma- los efectos de las dosis alopáticas de Mercurio en la sífilis. Para dichos malos efectos del Mercurio hay otros remedios mejores, sobre todo Hepar sulph. calc. Nitric acid. tiene una particular afinidad para los orificios de las superficies mucosas en donde éstas y la piel se reúnen como en la boca (comisuras), nariz, ano. En la boca encontramos las comisuras ulceradas, agrietadas y eczematosas; también aftas y estomatitis con tialismo, hinchazón de las encías, dolor de boca, etc.

Publicado el

Síntomas regionales IRIS, E. B. Nash

Es otro medicamento que produce mucha náusea y vómitos. Iris a veces es muy útil en el cólera infantil.

Las substancias expulsadas son por lo regular muy agrias, tan agrias que producen excoriaciones en la laringe. Los trastornos gástricos de este remedio se acompañan muchas veces de ardor en la lengua, laringe, esófago y estómago. Y si la diarrea está presente, ardor en el ano. El ardor del tubo alimenticio es el principal característico de la droga. Los vómitos no son siempre agrios, sino que pueden ser amargos o dulzainos acompañados de abundante secreción de saliva.

Una vez traté un caso de afección del estómago de una Sra. de edad media. Tenía frecuentes ataques de vómitos de mucosidades filamentosas como de clara de huevo, muy viscosas, las cuales colgaban de su boca al receptáculo o al suelo, formando hebras. Entonces la substancia vomitada se ponía de un color obscuro como asiento de café. La Sra. estaba sumamente débil pues vomitaba toda clase de alimentos y tenía además abundante secresión de saliva viscosa. Pensando en un cáncer del estómago hizo su testamento y puso en orden sus cosas, preparándose para morir, Kali bi- fué prescrito pero sin éxito e Iris la curó por completo en poco tiempo y tadavía se encuentra bien desde hace diez años.

Iris es también uno de nuestros mejores remedios para las jaquecas, las cuales pueden ser de origen gástrico o hepático y comienzan frecuentemente con una mancha delante de los ojos. Acostumbraba dar el medicamento a la 3 pero en los últimos años lo he dado a la 50 y estoy más satisfecho de sus resultados por que son más prontos y duraderos.

Está recomendado en la ciática pero no tengo ninguna experiencia con respecto a esta afección. Parece obrar I de una manera más poderosa sobre el tubo alimenticio.

Nunca lo he usado en las afecciones de la piel.

Publicado el

Síntomas regionales Antimonium Tartaricum, E. B. Nahs

Es otro poderoso emético. Puedo recordar aquí, la época en que los antiguos alópatas lo usaban de una manera casi general como los botánicos lo hacían con la Lobelia infl. para limpiar el estómago. Ahora, limpiar el estómago por medio del lavado y el recto y colon por enemas, conforme al método del Dr. Hall, es más de moda y al mismo tiempo mucho más sensato, en vista de las imperfecciones de su terapéutica. Sin embargo de estos progresos, todavía se practican un gran número de “raspaduras de intestinos” con la pretensión de “limpiar todo el sitema,” como si el canal alimenticio no lo contituyeran órganos que se limpian por si solos, manteniendo o poniendo al organismo en estado de salud; aun todavía más, quedan algunas personas que persisten en la idea de “limpiarse” más o menos a memudo, siguiendo los mismos principios.

En definitiva: todo esto es una locura, pero los alópatas practican lo mejor que saben. Ni Antim. tart. ni ningún otro emético, se usa entre nosotros para fines eméticos, desde un punto de vista terapéutico. Sus usos son los mismos que para cualquiera otro medicamento, es decir, siguiendo las leyes del Simlia simulus curantur. La náusea de Antim tart. es tan intensa como la de Ipeca.  pero no tan persisten-te, y se siente alivio después de vomitar.

Lo he encontrado casi un específico (nosotros sabemos, por supuesto, que no existe específico absoluto para ninguna enfermedad) para el cólera morbus. Por más de veinticinco años lo he usado más que ningún otro remedio y solo cuando hay agudos calambres en el estómago e intestinos, los he mejorado con Cupr. met. Tiene náusea, vómitos, deposiciones líquidas, postración, sudor frío, estupor o somnolencia, síntomas todos presentes en los casos graves de dicha enfermedad y raras veces me he visto obligado a dar más de dos o tres dosis, una después de cada vómito, para que el caso se aliviara. No está recomendado por lo general su empleo en las obras de texto para el tratamiento de dicha afección, pero es una joya y tengo numerosas pruebas y experiencias en su favor. Si Antim. tar, poseyese únicamente el poder que tiene de curar los órganos respiratorios siempre sería indispensable.

No importa cual sea el tipo de la enfermedad, bronquitis, pulmonía, tos ferina ó asma, si hay gran acumalación de mucosidades con estertores gruesos que llenan todo el pecho y al mismo tiempo imposibilidad para espectorar, Tart emet. es el primer remedio en que debe pensarse. Esto es cierto en todas las edades y constituciones, pero particularmente en los niños y ancianos.

Existe un síntoma que es muy bueno tener presente en estos casos y es una gran somnolencia o letargo que llega a veces al coma y se encuentra no solamente en las enfermedades del aparato respiratorio, sino también en el cólera infantil, cólera morbus y fiebre intermitente. En la pulmonía, tanto Tart. emet. como Opium pueden tenpr gran somnolencia, pero no puede haber duda en la elección, por que en Opium la cara está roja obscura ó púrpura, la respiración puede ser estertorosa y entrecortada, . mientras en Tart. emet. la cara está siempre pálida y cianótica, no hay coloración rojiza y la respiración no es estertorosa. ‘ Tres remedios son notables para la somnolecia: Opiumy Tart. emet. y Nux mosch. pero aparte de dicho síntoma son entre sí, muy diferentes.

Antim tart. es también uno de nuestros mejores remedios para la epatización de los pulmones que subsiste después de la pneumonía. Hay matitez á la percusión, falta o ausencia del murmullo respiratorio, respiración corta, el enfermo continúa pálido, débil y somnoliento. Si Sulphur no determina la absorción en dichos casos, Tart. emet. lo hará con frecuecia y yo lo he dado desde la 200 a la 1000, con los mismos y expléndidos resultados.

Publicado el

Síntomas regionales Digitalis Purpurea, E. B. Nash

homeopatiaMucho se ha dicho y escrito sobre este remedio díel corazón.

Se le ha llamado tónico cardiaco; pero la Homeopatía no acepta ni conoce los tónicos en medicina . El único tónico en el sentido de proporcionar fuerzas al organismo humano es el alimento nutritivo. Si Digit es capaz de corregir un estado patológico, lo verifica por oponer su propio podet curativo al poder que vuelve al hombre enfermo lo cual se llama enfermedad. El principal característico de Digit. es:  um pulso muy lento. Este puede alternar con un pulso rápido, y entre ambos a veces encontramos un pulso muy irregular o intermitente.

Cierto dia vi a un hombre anciano pero fuerte tambaleándose en la calle y que se dirigía a mi consultorio. Pensé que estaba ebrio, pero una observación más detenida me enseñó la coloración purpurea de su cara y la azulosa de sus labios, así es que salí y le ayudé a entrar. Se sentó y no pudo por algún tiempo hablar una sola palabra su respiración era muy anhelosa, su pulso era muy irregular e intermitente. Cuando pudo hablar me dijo que desde hacía algunas semanas sufría de estos ataques, que se había caido varias veces y se veía obligado a entrar en las tiendas y a sentarse un rato antes de poder continuar su camino. La auscultación reveló un soplo duro que coincidía con el primer latido del corazón. Había tenido un reumatismo inflamatorio en su juventud. Se vio obligado a dejar toda clase de trabajo manual y no se atrevía a abandonar su casa para ocuparse de sus negocios que eran la contrucción de puentes. Me dijo que esperaba morir de esta enfermedad del corazón. Le di unas cuantas gotas de Digit, a la 2 en agua y a los pocos dias lo vi limpiando la nieve que estaba frente a su casa. Oiga, me dijo, «ya no tengo la enfermedad del corozón» y después de esto lo he visto muy a menudo manifestándome que aquella medicina lo había curado de «sus ataques»

Un joven de buenas costumbres fué atacado de náuseas y vómitos. Estaba hidrópico y en un par de dias se puso completamente amarillo. La esclerótica estaba de un color amarillo de oro, lo mismo que la piel de todo su cuerpo y hasta las uñas. La defecación era natural respecto a la consistencia pero completamente incolora en tanto que la orina era tan obscura ó más que la cerveza corriente. Viendo la orina por trasparencia en los lados del receptáculo, tenía un color amarillo como de bilis fresca. El pulso era de solo treinta pulsaciones por minuto y con frecuencia se perdia uno de los latidos. Era un perfecto caso de la ictericia de Digitalis y este remedio lo curó completamente en pocos dias, mejorando los sufrimientos muy poco tiempo después de haber comenzado á tomarlo; las deposiciones, orina y piel, tomaron gradualmente su color natural; el pulso lento característico fué lo que nos guió para su prescripción por que todo el resto de los síntomas pueden encontrarse en casi todos los casos bien desarrollados de ictericia grave.

En las hidropesías que son consecuencia de las enfermedades del corazón, Digit. es á menudo el remedio, y en dichos casos la piel es más suceptible de ponerse cianótica, como por estancación venosa, que en las que dependen de upa afección renal. En los trastornos que son dependientes de una debilidad del corazón, con pulso lento, que pertenece sobre todo, a Digit. está el vértigo, (que se encuentra á menudo en los ancianos) hidropesía del cerebro, pecho abdomen ó escroto; congestiones pasivas de los pulmones.

Entre los más característicos síntomas al lado del pulso lento, se encuentran:
«Coloración azulosa de la piel, en especial de los párpados, labios, lengua y uñas; cianosis.»

«Sensación de debilidad ó hundimiento en el estómago; se siente como si se estuviera muriendo.»

«Sensación como si el corazón se detuviera al moverse la enferma, (Gelsemium la misma sensación, se detiene sin que la enferma se mueva; Lobelia la misma sensación se muteva ó no.)

«Respiración irregular, difícil, acompañada de frecuentes y profundos suspiros.»

«Gran debilidad y postración general y rápida de las tuerzas.»

«Cuando va á dormirse, la respiración comienza á detenerse lentamente y parece que se suspenderá; entonces despierta con ansia por renovarla y no puede dormir por este motivo». (Gridelia y Lach,)

Publicado el

Síntomas regionales Cactus, E. B. Nash

Es otro gran remedio del corazón y su importante característico no es como el de Digitalis  sino: «Una sensación de constricción en el músculo cardiaco como si una banda de hierro impidiese sus movimientos normales. » (Iodinun tiene la sensación como si el corazón estuviese comprimido; Lilium tig. como si lo apretaran y aflojaran alternativamente; Lachesis constricción al despertar, se quita todos los corbetores; Arsen. alb. constricción u opresión al andar).

Esta sensación no está sólo circunscrita al órgano sino que se encuentra también en el pecho, vejiga, recto, útero, vagina; en suma parece ser el característico general de este medicamento, como es el de plenitud. Los trastornos cardiacos de Cactus se determinan casi siempre por reumatismos inflamatorios para los cuales es uno de nuestros mejores remedios.

Entre los síntomas encontrados más ó menos en relación con los trastornos cardiacos y para los cuales Cactus está indicado, están:

– Dolor presivo en el vértice de la cabeza, como de peso (Glonoinum) (Lachests en la menopausia), es un síntoma frecuente en las personas que sufren trastornos cardiacos;

– congestión cerebral,

– abundantes epistaxis, hematemesis, hemorragias por el ano, hematurias ó hemoptisis. En cualquiera clase de hemorragias que esté este en simpatía con los trastornos del corazón pensaremos en Cactus.

Al lado de los principales característicos de Cactus en el corazón, encontramos otros del mismo y del pecho que son muy importantes: Opresión del pecho o respiración dificultosa como si el tórax no pudiera ensancharse, con sensación de constricción como de banda. «Ataques periódicos de sofocación con desmayo, sudor frío en la cara y pérdida del pulso». «Agitación y palpitaciones del corazón aumentadas al andar ó al descansar sobre el lado izquierdo». «Gran irregularidad de la acción cardiaca, pulso intermitente, soplos valvulares, en las afecciones orgánicas del corazón » . «Palpitaciones agravadas por descansar sobre el lado izquierdo. (Natr. mur) y «Edema del pie, mano y pierna izquierdos». «Reumatismo de todas las articulaciones comenzando en las extremidades superiores». «Adormecimiento del brazo izquierdo. (Acon. con dolor)». Cactus no es un remedio de muy amplia extención pero si de suprema importancia en su esfera.

Publicado el

Síntomas regionales IPECA, E. B. Nash

homeopatiaEstá a la cabeza de todos los medicamentos para la nausea. En cualquiera afeción acompañada con nausea persistente, se atraerá siempre nuestra atención hacia este remedio.

Llamamos náusea cuando el enfermo no se alivia con vomitar, es decir, se siente tan malo antes como después de hacerlo.

Tal estado se encuentra a menudo en conección con trastornos gástricos por errores dietéticos y la elección deberá hacerse entre Ipeca, y Puls, por que ambos son útiles en las perturbaciones gástricas motivadas por  abuso de una alimentación mixta, como pasteles, helados, carne de puerco, substancias grasas, etc. Puls. puede considerarse mejor, cuando el alimento está en el estómago. Ipeca después que ha sido expulsado pero sin embargo la náusea persiste. Además, con Puls. la lengua está frecuentemente saburrosa como en Antim crud. en tanto que con Ipeca. puede estar o ligeramente saburrosa o perfectamente limpia.

Estos vómitos con la lengua limpia no son sin embargo una indicación infalible para Ipeca, porque algunas veces la encontramos en conexión con síntomas verminosos, casos en que Cina lo tiene prominente siendo éste el remedio. Digit. lo tiene también en las enfermedades del corazón. Ipeca, afecta todo el tubo intestinal y un síntoma característico es, que el estómago e intestinos se sienten como relajados y colgantes.

Hay tres clases de deposiciones intestinales o mejor dicho tres diarreas características en Ipeca.:

1. Deposiciones fermentadas, espumosas, como levadura.

2. Deposiciones verdes como yerba, mucosas ó acuosas.

3. Deposiciones viscosas, disentéricas; con más o menos sangre.

Todas estas deposiciones se encuentran muy a menudo en los niños, sobre todo durante el verano, por comer demasiado, o por cosas indigestas, pero una dosis de Ipeca, a la 200* establecerá la normalidad e impedirá que el enfermito se agrave con los fenómemos de la entero colitis o cólera infantil, que llega a ser con frecuencia una afección muy seria y obstinada.

La náusea característica es una de las indicaciones más seguras. También encontramos esta náusea cuando el remedio es el indicado’en las cefalalgias. La cabeza se siente como si estubiera magullada y el dolor se extiende a través de los huesos hasta la raíz de la lengua. Esta clase de dolores de cabeza pueden ser de origen reumático, pero la náusea es siempre la misma, si Ipeca, es el remedio adecuado. Una de las formas de los dolores de cabeza de origen gástrico es aquella en que la náusea comienza antes del dolor y continúa durante él.

Cuando se tema que haya hidrocefalia y se presente la náusea, Ipeca, aclarará el caso en muy pocas horas. También encontramos que la náusea acompaña a la tos en las afecciones de los órganos respiratorios, en las hemorragias y en las fiebres, en las cuales está perfectamente indicada. En suma, nada podemos hacer mejor que repetir la expresión de Hering: Náusea malestar constante en casi todas las afecciones las cuales parece que vienen del estómago, con eructos de gases, acumulación de mucha saliva, desfallecimiento y esfuerzos para vomitar, nada alivia.

Durante la náusea la cara está por lo común pálida, los ojos hundidos, con bordes azulosos, y frecuentemente hay más o menos contracción de la cara y labios y somnolencia después del vómito. Poseemos un gran número de remedios que son poderosos eméticos, como Ant. tart.y Zincum sulph.y Lobelia y Apomorp  pero en ninguno que yo sepa la náusea es tan persistente, ni se encuentra tan relacionada con otras mucha afecciones. Por supuesto que ningún síntoma aislado, por intenso que sea, justificaría una prescripción si no hubiera otros tan importantes en el mismo caso, por ejemplo: Si hubiere ardor en el estómago, sed intensa, pero no se puede beber, gran desasosiego y postración, pensaríamos en Ars. alb. y es frecuentemente el mejor remedio después de Ipeca, si el caso fuera de mal en peor. Ipeca, afecta las mucosas de los órganos repiratorios de un modo tan prominente como lo realiza con las del tubo digestivo. Hay gran acumulación de mucosidades que obstruyen las celdillas aereas y los bronquios, al extremo de parecer existe gran peligro de sofocación.

Anotemos los síntomas:

– “Intensa dispnea con repiración sibilante

– gran peso y anciedad en la región precordial’

– Estertores gruesos (Antim, tart)

– Amenazas de asfixia por acumulación de mucosidades, Esta excesiva acumalación de mucosidades en los tubos respiratorios, parece que exita el espasmo, como cuando hay un cuerpo extraño y un ataque de asma, o una tos espasmódica, o ambas cosas juntas pueden ser la consecuencia. Pero la tos espasmódica y el asma no siempre dependen de la acumulación de mucosidades, porque Ipeca, es a menudo uno de nuestros mejores remedios en el primer periodo del asma y de la tos ferina, antes de que el periodo de exudación se presente.

– Contra la Tos sofocativa por la que el niño se pone completamente rígido y con la cara azulosa

– ‘Tos ferina con epistaxis (índigo)

– sangre por la boca, vómitos, pérdida de la respiración, se pone pálido o cianótico y rígido.

– Neumonía infantil con grande acumalación de mucosidades en el pecho

– respiración rápida, sibilante, cianosis, cara pálida, encuentra un remedio muy eficaz en Ipeca.

– Los ancianos con enfisema por asma crónica, tambien se alivian bastante con Ipeca.

Así pues podemos reducir los trastornos respiratorios á dos condiciones:

-1.Aquellas en las cuales la excesiva acumulación de mucosidades caracteriza el caso.

– 2.quellas en las cuales el espasmo fuere el sín- toma característico.

Por supuesto que deben tomarse en consideración todos los síntomas, para diferenciar entre Ipeca, y otros remedios que tengan las mismas condiciones y estados objetivos. El poder que este remedio tiene en las hemorragias merece una mención honorífica.

Tiene hemorragias por la nariz, estómago, recto, vagina, pulmones y vejiga; por todos los orificios del cuerpo. Lo mismo sucede con Crotalusy pero la sangre en Ipeca, es roja brillante y no descompuesta. Sulph.  acid. tiene también hemorrgias por todos los orificios del cuerpo, pero los síntomas que las acompañan son diferentes.

Con Ipeca, las hemorragias son activas, profusas, rojo brillantes.

Es mejor remedio de lo que Sécale haya sido y pueda ser para las hemorragias postpartum y no es necesario usarlo en grandes y tóxicas dosis, porque las detendrá a la potencia 200 y su acción será más rápida que la de Sécale.

Anotemos algunos remedios para las hemorragias:

– Ipeca. Sangre roja brillante, profusa, con respiración difícil y náusea.

– Aconit. Activa, roja brillante, con temor y anciedad.

– Árnica. Por lesion, fatiga corporal, trabajos físicos.

– Bellad. Sangre caliente, latidos en las carótidas, congestión a la cabeza.

– Carbo veg. Colapso casi completo, cara pálida, necesita ser abanicado.

– China. Grandes pérdidas de sangre, zumbido en los oídos, desmayo.

– Crocus. Sangre en coágulos largos, obscuros, filamentosos.

– Ferruni. Sangre en parte fluida y en parte coagulada, cara muy roja o roja y pálida alternativamente.

– Hyosc. Delirio acompañado de contracciones musculares y subsaltos.

– Lach. Sangre descompuesta, sedimiento como de paja quemada.

– CrotaL, Elaps y Sulph. acid. Sangre negra, fluida al comenzar y al terminar la hemorragia, por todos los orificios del cuerpo,

Nitri, acid. Hemorragias activas de sangre brillante.

Phosph. Hemorragia profusa y persistente, aun por las pequeñas heridas y tumores.

Platin. La sangre es en parte fluida y en parte en coágulos duros y negros.

Pulsat. Hemorragias intermitentes.

Sécale. Hemorragia pasiva en las mujeres débiles, caquécticas.

Sulph. En las constituciones psóricas, cuando otros remedios fracasen.

Podían agregarse aquí otros medicamentos e indicaciones, pero la hemorragia solo es un síntoma y ella sola nunca proporcionaría una indicación segura para la elección de algún remedio, pero Ipeca, es uno de los mejores, cuando está indicado.

Ipeca, es muy conocido para la fiebre intermitente en nuestra escuela. Jahr la recomienda al principio de todos los casos á menos que no existan indicaciones especiales para, otro remedio y dice: «Prosiguiendo este método, he curado muchos casos de fiebre intermitentes, con la primera prescripción, ahorrándome de este modo mucho trabajo de buscar y compa- rar.» Todo lo que pueda decirse confirmando esta descuidada prescripción, es preferible ciertamente a la inevitable Quinina en la vieja Escuela y de algunos que se titulan homeópatas, por la razón de que Ipeca. curará más casos que la Quinina o hará infinitamente menos daño. Ipeca, puede curar más casos que la Quinina pero ambos pueden curar al enfermo, con cuyo cuadro de síntomas sean homeopáticos y siempre usando la forma potentizada de la droga.

Nosotros poseemos indicaciones tan claras para el uso de muchos remedios que no estamos expuestos á fallar una vez, donde los alópatas fallan veinte ocaciones con su imprudente tratamiento químico. La totalidad de los casos se resuelven generalmente atendiendo de uno a tres de los síntomas característicos; por ejemplo:

– Ipeca. La persistente náusea en uno o en todos los periodos.

– Ars. alb. Irregularidad en el desarrollo; sed intensa durante el. calor, bebiendo en cortas cantidades.

– Eupat. perf. Dolor de huesos; vómitos biliosos al final del escalosfrío; de 7 á 9 a. m.

– Ignat. Escalofrío con cara roja; mejoría por el calor externo; suspiros frecuentes.

– Capsic. El escalofrío comienza entre los omóplatos y de allí se extiende.

– Nux vom. Durante el periodo de calor no se puede descubrir lo más mínimo, sin sentir escalofrío.

– Natr ,mur. Escalofrío de 10 a 1 1 a. m., dolor de cabeza como si ésta fuera a estallar, durante el periodo de calor; mejoría por el sudor; útil después de la Qui nina.

– Ruhs tox. Tos durante el escalofrío; inquietud y lengua seca en el periodo de calor; agitación.

– Podoph. Gran locuacidad durante el escalofrío y el calor; ictericia.

– Ant. tart. Excesiva somnolencia durante el calor y el sudor, con cara pálida.

Estos característicos son genuinos y de toda confianza y muchos más podrían ser añadidos si tuviéramos tiempo y espacio, pero todos se pueden encontrar en la obra de H. C. Allen sobre la Fiebre Intermitente. Su estudio demuestra cuan diferentes son los remedios y que cuidado debe tener el verdadero práctico, cuando trate de seleccionar un medicamento para estos casos, así como para cualquiera otra enfermedad. Las fiebres, remitentes también se encuentran bajo la acción de Ipeca.

Publicado el

Síntomas regionales Ruta, E. B. Nash

Este medicamento que ha sido ya mencionado por su prominente acción sobre el periostio, principalmente después y para los efectos de las contusiones, tiene, como Árnica, “sensación dolorosa de contusión en todo el cuerpo, cual se siente después de una caída; esta sensación es peor en los miembros y articulaciones, y “también todas las partes del cuerpo sobre los cuales reposa, se sienten adoloridas, como si hubieran sido golpeadas.” Semejante a Rhus tox. el enfermo de Ruta desea cambiar con frecuencia de posición.

Los dolores y molestias de Ruta parece que tienen preferencia especial por las muñecas y bajo este aspecto debe recordarse a Eupat. perf. Estos dolores en las articulaciones carpianas de Ru-ta, se asemejan mucho a los de Rhus tox. por la agravación por el tiempo frío y húmedo y el alivio con el movimiento. No existe substancia más útil para el cansancio del ojo, dependiente del abuso del estudio, coser, etc., como la Ruta. Los ojos se sienten cansados y adoloridos como si hubieran trabajado con exceso o arden como si fueran bolas de fuego.

Hay otros dos medicamentos que deben recordarse al hablar del cansancio de los ojos, Natrum mur. y Senega, y un conocimiento perfecto de estos tres remedios salvará muchos casos de estenopia o debilidad en la acomodación por el abuso de espejuelos.

Ruta es también uno de los mejores recursos para el tratamiento del prolapso del recto. En este sentido se reúne con Ignatia. «Ambos se agravan por inclinarse, levantarse o al defecar, Muriat ac, y Podophyllum merecen que se les recuerde; con el primero, el órgano en prolapso está muy dolorido y sensible al más insignificante contacto, aun de la sábana donde descansa y el recto sale hasta con el simple esfuerzo de orinar (Aloe), El prolapso de Podophyllum va casi siempre acompañado con su característica diarrea, pero puede ser el resultado de un esfuerzo, al levantarse, y también acompañarse del prolapso uterino. Estos usos colocan a Ruta en la categoría de importante y valioso remedio.