Publicado el

KALI SILICATUM (Silicato de Potasio)

KALI SILICATUM

(Silicato de Potasio)

MENTALES

1 – (+) Ansiedad: al anochecer, en cama, y de noche; después de comer; durante la menstruación; por su salud; con miedo. Se asusta con facilidad. Gran inquietud de noche.

2 – (++) Dificultad en concentrarse; pierde confianza en su capacidad. Escolares que no pueden aprender sus lecciones. Confusión mental, peor a la mañana al levantarse y después de esfuerzos mentales o sentado. Aturdimiento, abombamiento, al leer o escribir y a la mañana al despertar. Memoria muy débil; olvidadizo; se equivoca al hablar y escribir; coloca mal las palabras. Imbecilidad. Quiere estar sentado quieto.

3 – (+) El consuelo agrava sus síntomas mentales. Impaciente. Extremadamente irritable: peor después del coito; de mañana y al anochecer; por el consuelo. Se irrita por pequeñeces. Terco.

4 Vé imágenes, gente fallecida, fantasmas y ladrones, peor de noche.

5 – (++) Indiferente a sus amigos, a los seres queridos, a los placeres, no encuentra gusto en nada. Muy indeciso. Muy indolente. Aversión al trabajo eental, que lo agrava. Llora mucho, y hasta en sueños. Habla dormido.

6 – (+) Asombrosa timidez. No quiere conversar. Muy triste de mañana.

7 – (+) Muy útil cuando estos síntomas mentales son provocados por excesos sexuales.

8 Se sobresalta con facilidad: por sustos, si lo tocan o al dormirse.

GENERALES

9 – (++) Peor: por tomar frío (es muy sensible al tiempo frío); en invierno; en una habitación fría; se resfría con facilidad; por el aire libre (con aversión) y por corrientes de aire; por bañarse (y teme al baño); de noche, especialmente después de medianoche; de mañana; después de comer; por el menor esfuerzo; por bebidas y alimentos fríos; por leche y grasas; por el movimiento; por destaparse; por la presión (es muy sensible al tacto); caminando; por sudores suprimidos.

10 – (+) Gran debilidad, sobre todo a la mañana al despertarse, después de comer y de caminar. Deseos de estar siempre acostado. Acentuadamente flojo, peor después de esfuerzos musculares. Desmayos, con adelgazamiento.

11 Induración de ganglios, glándulas y músculos. Dolores punzantes,
desgarrantes.

12 Incremento de las secreciones mucosas.

13 Oleadas de calor o de sangre hacia la cabeza.

PARTICULARES

14 – (+) Vértigo: tendencia a caer hacia atrás; casi constante; los objetos dan vueltas; con náuseas; cuando está sentado, al agacharse, caminando, al levantarse. Frío en la cabeza, que es sensible al aire frío. Sensación de que hierve el cerebro. Erupciones en la margen del cabello; eczema; cae el cabello. Cefaleas: de mañana, de noche, después de medianoche; peor al aire frío, después del coito, por sacudidas, por esfuerzos mentales, durante la menstruación, por agacharse y por esforzar la vista; mejor por calor local o por envolverse la cabeza. Cefaleas pulsátiles, periódicas y paroxísticas. Cefalea presiva frontal hacia afuera sobre los ojos. Puntadas.

15 – (+) Párpados pegados de mañana. Ha curado cataratas. Secreción amarillenta espesa; lagrimeo al aire frío. Eczema de párpados. Opacidad de córnea. Dolores en los ojos, ardientes, punzantes, presivos, o como si tuviera arena, peor en el derecho, mejor por el calor. Fotofobia. Ulcera de córnea. Moscas volantes. Trastornos por esfuerzos visuales.

16 – (+) Secreción amarilla espesa del oído, fétida. Orejas calientes. Otitis media. Ruido en los oídos, con mareos. Otalgia peor a la derecha, mejor por calor; dolor retroauricular. Otalgias punzantes, desgarrantes. Sensación de oído tapado. Ha curado sorderas por catarro de la trompa de Eustaquio.

17 Catarro nasal y por atrás en friolentos débiles. Secreción nasal fétida, verdosa, costrosa, sanguinolenta. Frecuentes coriza, se resfría constantemente. Epístaxis al sonarse. Obstrucción nasal. Dolor en los huesos nasales. Estornudos frecuentes y violentos. Olfato agudo o ausente.

18 Cara: amarillenta, azulada, pálida o roja; mejillas rojas. Labios agrietados y secos. Expresión sufriente. Eczema húmedo de la cara. Parotiditis. Prurito facial.

19 Boca seca sin sed. Encías sanguinolentas e hinchadas. Lengua blanca. Aliento fétido. Sialorrea. Gusto amargo de mañana, o ácido.

20 Garganta seca. Sensación de cuerpo extraño. Dolor al tragar. Traga con dificultad. Adenopatías de cuello.

21 – (+) Ansiedad en el estómago, con aversión a la comida, y especialmente a la carne. Apetito voraz o ausente. Frío en el estómago. Eructos que mejoran los síntomas gástricos. Ardores de estómago. Hipo. Náuseas después de comer.  Gastralgias de noche, después de comer. Arcadas al toser. Sed durante los escalofríos y la fiebre. Vómitos: biliosos o alimenticios o mucosos; por tos, después de beber agua fría, después de comer y durante la cefalea.

22 – (+) Abdomen distendido después de comer; plenitud, dureza y pesadez en el vientre; gran calor. Dolores de vientre: de noche, por tos, después de comer, antes y durante la menstruación; mejor por el calor. Dolor en el hipocondrio derecho; en la ingle. Dolores presivos, cortantes, punzantes y desgarrantes. Borborigmos; constricción en el vientre.

23 – (++) Constipación con heces muy dificultosas; peor durante la menstruación. Heces duras, nudosas, grandes, secas. Diarrea dolorosa durante la menstruación, con heces sanguinolentas, fétidas. Fístula anal. Hormigueo anal; prurito después de defecar. Hemorroides que salen y sangran. Dolores cortantes en el ano, con extremo dolorimiento.

24 Orina nubosa, con sedimento mucoso. Dolor en la vejiga con micciones frecuentes, peor de noche. Chorro débil; goteo. Tarda en comenzar a orinar. Enuresis. Ardor en la uretra durante la micción. Sensación de no haber terminado de orinar.

25 – (+) Erecciones, aún violentas, sin deseos; dolorosas. Poluciones nocturnas. Induración de testículos. Prurito en el escroto. Deseo sexual disminuido o ausente.

26 – (++) Prurito vulvar. Flujo excoriante y amarillento, peor después de la menstruación. Menstruaciones frecuentes, intermitentes, tardías, fétidas, dolorosas; suprimidas. Metrorragia intermenstrual. Dolores menstruales como de parto. Prolapso uterino.

27 – (++) Irritación y cosquilleo laríngeo y de tráquea. Voz ronca. Muy útil en el asma. Disnea por esfuerzos, acostado o al toser, con ruidos en el pecho. Respiración corta, sofocada, silbante. Tos severa y constante de noche, peor acostado y después de comer; por irritación o cosquilleo laringotraqueal; paroxística, como coqueluche. Expectoración: de mañana: sanguinolenta,  purulenta, espesa, amarilla o verdosa. Absceso en la axila; adenopatía axilar. Bronquitis crónica. Hidrotórax. Sensación de vacío en el pecho. Hemóptisis. Dolores en el tórax al toser o inspirar profundamente. Puntadas en los senos. Palpitaciones por el menor esfuerzo. Tuberculosis. Sensación de gran debilidad en el pecho (Stannum).

28 Espalda fría; prurito. Dolor de espalda durante la menstruación, sentada o al agacharse; lumbar; coxígeo. Dolor de toda la columna. Puntadas en los omóplatos. Tensión en la espalda. Debilidad lumbar.

29 – (+) Manos paspadas. Manos y pies fríos. Calambres en manos y pantorrillas. Panadizos. Manos calientes. Pesadez en miembros inferiores. Coxalgia. Prurito en los miembros; se duermen; sacudidas. Dolores durante los escalofríos; dolores reumáticos; ciática. Plantas ardientes. Sensación de dislocado en las articulaciones. Puntadas en pies y talones. Parálisis de miembros inferiores.
Sudor en las palmas, y fétidos, copiosos y fríos en los pies y entre los dedos. Articulaciones rígidas. Rodillas, piernas y pies hinchados. Temblores en los miembros; sacudidas en los muslos. Ulceras en piernas. Debilidad articular.

30 Sueños: ansiosos; con gente muerta, con la muerte; con hechos del día anterior; con fantasmas; con agua. Sueño inquieto. Somnolencia de tarde. Insomnio con sueño; pensando. Se despierta con frecuencia o temprano. Bosteza mucho.

31 – (+) Escalofríos después de comer, peor por moverse; con los dolores; de un solo lado; mejor en una habitación cálida o por calor externo. Fiebre, con oleadas de calor y sudores nocturnos. Sudores mientras come y después, por el
menor esfuerzo, por el movimiento; copiosos de noche. Trastornos por supresión del sudor en el aire frío.

32 – (++) Ardor y humedad en la piel después de rascarse. Cicatrices antiguas que se hacen dolorosas. Piel fría; se agrieta. Manchas “hepáticas” o rojas. Piel amarillenta; seca. Erupciones: húmedas, secas, descamantes, dolorosas, pruriginosas. Eczema (ha curado casos muy difíciles). Urticaria. Erupciones vesiculosas; erisipela. Induraciones de la piel. Intertrigo. Lupus. Debe rascarse hasta que la piel está húmeda o sangra. Después de rascarse, la piel está hinchada y ardiente, como edematosa, con sensación de tensión. Ulceras sangrantes, ardientes, supuradas; indolentes; con secreción sanguinolenta, copiosa. Las heridas tardan en curar y supuran. Verrugas dolorosas, arrugadas.

Publicado el

MANGANUM (Acetato y Carbonato de Manganeso [Hahnemann])

MANGANUM

(Acetato y Carbonato de Manganeso [Hahnemann])

MENTALES

1 – (++) Ansiedad con miedo, que mejora acostado; se queda obstinadamente acostado en su cama y no quiere salir, porque se siente deprimido y débil. Tristeza con malhumor. Taciturno y concentrado en sí mismo. No lo alegra la música vivaz, pero lo afecta enseguida la triste. Abstraído, caviloso.
Aturdido. Su frente se arruga por cualquier pequeñez. Cuando más va de un lado a otro, más ansiedad.

2 – (+) Amargado y rencoroso; irritable y deprimido. Risa o llanto involuntarios. Irritable de mañana, peor por música.

GENERALES

3 – (+++) Peor: por el frío, por el tiempo húmedo, por los cambios de tiempo, antes de las tormentas, acostado en colchón de plumas, de noche, doblándose hacia atrás, por el movimiento, riendo, hablando, caminando, después de comer. Mejor: acostado, doblándose, al aire libre, comiendo y al tragar.

4 – (+++) Dolores óseos, los huesos están muy sensibles al tacto (más en los miembros inferiores); con manchas rojas y elevadas en la piel, muy dolorosos. Inflamaciones de huesos y articulaciones con dolores nocturnos intolerables peor por frío y movimiento. Al tocar cualquier parte del cuerpo, la siente extremada mente dolorida, como ulcerada. Periostitis con supuración y necrosis. Dolores óseos profundos, peor caminando. Supuración de la piel periarticular. Dolores gotosos o reumáticos, erráticos, en diagonal. Dolores de crecimiento.

5 – (+++) Parálisis, que comienzan en los miembros inferiores y ascienden, con alteraciones de la palabra. Paraplejías. Parálisis por degeneración o atrofía de los cordones anteriores de la médula; a veces con atrofia muscular progresiva. Parálisis con tendencia a correr o irse hacia adelante si trata de caminar. Enfermedad de Parkinson. Enfermedad de Wilson. Camina muy inestable y vacilante, apoyando sobre la articulación metatarso falángica, con tendencia a caer hacia adelante. No puede caminar algo inclinado hacia atrás, porque se cae. Hiperreflexia tendinosa.

6 – (++) Anemia; jovencitas anémicas con tuberculosis inminente. Anemia perniciosa.

PARTICULARES

7 – (+) Vértigo sentado, con golpes dolorosos en el cerebro al moverse o caminar; con confusión y estupor. Cabeza pesada con sensación de agrandamiento. Cefaleas o congestión cefálica, pulsátil, mejor al aire libre. La cefalea que aparece en una habitación, está mejor al aire libre, y viceversa. Cefaleas en las sienes, mejor inclinado hacia adelante, peor hacia atrás o sentado erguido. Calores a la cabeza, a las 16 hs.; con sed. Siente frío en pequeños puntos en el vértex. No puede tolerar el menor contacto en el cuero cabelludo, que está muy sensible.

8 – (+) Dolores intensos en los ojos por mirar de cerca un objeto brillante o *espués de un trabajo muy fino o por la luz artificial. Calor ardiente y sequedad en los ojos; visión disminuida; miopia. Midriasis o miosis. Párpados pegados de mañana; hinchados y dolorosos al moverlos o tocarlos. Campo visual disminuido.

9 – (++) Dolores en los oídos que vienen de otras partes, parecen concentrarse allí; o se extienden a la garganta, ojos o dientes u otros sitios. Otalgia aguda al hablar, tragar, reír o caminar. Sordera o hipoacusía, peor por tiempo húmedo y frío o por cambios de tiempo, mejor al sonarse. Zumbidos y ruidos en los oídos, detonaciones al sonarse o tragar y crujidos al bostezar; silbidos.
Prurito en el oído que lo obliga a introducir el dedo a cada rato; peor altragar.

10 – (+) Coriza con obstrucción, seco o fluyente; con anosmia y secreción mucosa espesa. Dolor desgarrante en el entrecejo. Nariz roja y excoriada. Catarro nasal crónico con sangre, peor en tiempo frío y húmedo. Todo resfrío se transforma en bronquitis con ronquera.

11 – (+) Cara pálida, hundida, enfermiza. Dolores violentos desde las mandíbulas a las sienes al reírse; calambres en las mandíbulas después de comer, y en la región mastoidea izquierda, y debe inclinar la cabeza al lado derecho. Labios secos con piel arrugada. Vesículas en el labio superior. Erupciones y úlceras en las comisaras labiales. Cara estólida, inexpresiva, como si tuviera puesta una máscara.

12 Tumor chato en el centro del paladar duro. Nódulos, tubérculos, verrugas o ampollas ardientes en la lengua. Saliva amarga. Gusto salado en la lengua, atrás, a la mañana al despertar, mejor comiendo; o gusto a yeso. Dolores quemantes en la lengua, de noche en la habitación, mejor al aire libre. Lengua sucia.

13 – (++) Odontalgias violentas que pasan rápidamente a otros sitios, sobre todo a la garganta y al oído; peor por contacto con algo frío o sentado erguido; con midriasis, inquietud y postración, debe acostarse.

14 Garganta dolorida, con dolores excoriantes, peor cuando no traga; se extienden al oído al tragar. Sensación de película que tapa la laringe.

15 Sin sed ni apetito; aversión a los alimentos (se siente lleno). Ardor y calor gástricos que suben al tórax. Gastralgias por comer alimentos fríos; con náuseas. Indigestiones frecuentes, peor por tiempo húmedo y frío.

16 – (+) Dolor y presión en los hipocondrios. Degeneración grasosa del hígado. Hipertrofia crónica del hígado. Adenopatía mesentérica con diarrea y agotamiento. Contracción en el ombligo; con calor y náuseas, extendida al pecho. Dolor cortante en la región umbilical al respirar hondo, que obliga al paciente a doblarse. Abdomen grande, distendido. Movimientos en el vientre,
cuando camina, como si se golpearan entre sí los intestinos. Flatulencia, con flatos excesivos.

17 – (+) Constipación con heces secas, nudosas y difíciles de expulsar; o alterna con diarrea. Heces flojas y adherentes. Borborigmos en el recto. Dolores rectales al defecar. Constricción o contracción dolorosa en el ano, peor sentado, mejor acostado.

18 Polaquiuria. Dolores uretrales lancinantes o cortantes cuando no orina o al expulsar flatos. Dolores en la vejiga. Enuresis diurna. Sedimento violáceo y terroso en la orina.

19 Debilidad genital con dolores tironeantes y ardientes en los cordones espermáticos, extendidos al glande. Prurito en el glande; dentro del escroto. Puntadas en el prepucio.

20 – (+) Menopausia, con terribles oleadas de calor que suben. Menstruaciones adelantadas, cortas, frecuentes y escasas; o son acuosas y duran un día en señoritas mayores y anémicas. Metrorragia intermenstrual. Amenorrea. Flujo.

21 – (+++) Constricción laríngea. Ronquera constante, obstinada, peor de mañana y al anochecer, y sobre todo por el frío húmedo y al aire libre; mejor fumando. Es un gran medicamento de locutores y cantores, que enronquecen por abuso de la voz. Ronquera durante un coriza. Laringitis a repetición, que finaliza en una tuberculosis laríngea. Puntadas en la laringe al tragar, que se extienden al oido. Tos seca sin expectoración, peor en tiempo húmedo yfrío, al leer o hablar en voz alta o mucho tiempo, o por rascarse el conducto auditivo; mejor acostado y a mediodía, y más aún acostado de espaldas. Sensación de laringe cerrada, con carraspera. Copiosa expectoración matinal amarillo verdosa, casi sin tos. Hemóptisis. Calor en el pecho. Dolores en el tórax superior al agacharse. Latidos en el tórax.

22 Golpes precordiales repentinos, de arriba abajo. Pulso irregular, rápido o lento, débil y blando.

23 Rigidez en el cuello. Dolores desgarrantes en toda la columna. Dolor en sacro y coxis al inclinarse hacia atrás. Raya roja hinchada en el lado izquierdo del cuello.

24 – (++) Dolores desgarrantes desde el hombro hasta los dedos; o como si se hubiera luxado el hombro. Dolores articulares y óseos. Tensión en codo y carpo, como si los tendones fueran cortos; en las manos. Inflamación y ulceración en el meñique. Fisuras en los pliegues de las articulaciones de los dedos. Sudores en las piernas. Dolores en muslos; en las rodillas, con debilidad y temblor. Ardor en la planta de los pies. Excoriaciones entre los dedos de los pies. Tobillos muy flojos en niños, que casi no pueden caminar.  Dolores reumáticos y gotosos (ver 4). Reumatismo articular, sobre todo en las pequeñas articulaciones. Parálisis (ver 5). Calambres en las pantorrillas. Sacudidas musculares. Dolores periósticos en la tibia.

25 Somnolencia temprano a la noche; con frecuentes bostezos. Sueños vividos.

26 Escalofríos o estremecimientos al anochecer, con manos y pies helados, con cefaleas y calor en la cabeza. Calor febril con hipersensibilidad al tacto en todo el cuerpo. Sudores profusos con disnea. Sudores nocturnos en cuello y piernas, que lo hacen rascarse.

27 – (++) Excoriaciones, grietas o erupciones (psoriasis, eczema) y prurito en los pliegues articulares. Ardor en toda la piel, al anochecer y al levantarse de la cama. La piel tarda en curar; cualquier herida tiende a ulcerarse. Prurito voluptuoso, mejor rascándose; en la tibia y hueco poplíteo. Ulceraciones crónicas, profundas con bordes azulados o púrpuras, con dolores Ugudos peor de noche, generalmente cerca de una articulación. Prurito con placas elevadas, rojas y muy dolorosas, periarticulares. Eczema crónico. Pitiriasis. Eritema nudoso. Prurito en sitios que transpiran; peor por los sudores.

Publicado el

MERCURIUS

MERCURIUS

Incluyendo Mercurius Oxydulatus Niger o Mercurius Solubilis de Hahnemann [2(NH2Hg2)NO3H2O]
y Mercurius Vivus [Mercurio Metálico])

MENTALES

1 – (+++) Puede haber en Mercurius dos actitudes relacionadas: el deseo o la tendencia a matar a otros o a sí mismo, que revelan, en última instancia, la acentuada tendencia destructiva de la sífilis (aún en la mente), de la que este medicamento es uno de los principales, o quizás el más importante, de los utilizados en su tratamiento. Hay deseos de matar, ya a sus seres queridos, a su propio hijo, a su esposo (a quien le implora que esconda los cuchillos o navajas, porque verlos le produce impulsos de matar); se agrava si lo contradicen o por la más mínima ofensa; bruscos impulsos de matar durante la menstruación, especialmente a su esposo a quien adora. Hay una verdadera tendencia a ser criminal, y su agresividad se manifiesta por su odio a los que lo han ofendido, su crueldad o perversidad (que puede ser la base real de los anarquistas o revolucionarios), por ser despreciativo, censurador de todo, insultante, por sus deseos de pelear o porque considera a cada persona como su inemigo (cree que es perseguido por enemigos), y llega a creer que es un criminal. Por otra parte, está descontento siempre y con todo, está disgustado con todo, y consigo mismo, y no tiene valor para vivir; está cansado de la vida, a veces con sentimientos de culpa (especialmente de noche, y que lo atormentan o lo ponen muy ansioso), remordimientos (se reprocha) y deseos de morir, que lo conducen a una marcada tendencia suicida, especialmente durante la menstruación o mientras transpira, o al ver un instrumento cortante; con cuchillo. Hay pensamientos suicidas, con miedo a una ventana abierta o a un cuchillo, porque, a menudo, hay un verdadero miedo al suicidio, que llega al extremo de no querer que lo dejen solo, por temor a herirse a sí mismo.

2 – (+++) Memoria escasa, débil; para nombres propios, personas o lugares; se olvida de lo que acaba de leer, de lo que ha dicho o lo que estaba por decir, o adonde va. Tiene un déficit de ideación, se concentra con dificultad, sobre todo para escribir o calcular (es incapaz de hacer cálculos), es olvidadizo, está ausente, aturdido y hasta confuso, especialmente después de comer, no sabe donde está y llega a perderse en calles bien conocidas o a no reconocer a sus parientes o a su propia casa. Tiene errores cuando habla (coloca mal las palabras), al leer, al calcular o cuando habla de lugares o localidades.Imbéciles (a veces crueles), o desarrollo mental  precoz.

3 – (++) Miedo: de noche, a morir (con presentimientos), a morir pronto, a las enfermedades, a la locura (más de noche), a los ladrones, al suicidio, a la sífilis; con palpitaciones. Ansiedad al anochecer y de noche; con anticipación de hechos que pueden ocurrir. Asustadizo. Deseos de escapar, corriendo; con ansiedad, de noche. Duda de curarse. Suspicaz, de día. Timidez. Falta de confianza en sí mismo.

4- (++) Siempre apurado, más en los movimientos o al hablar (o habla sin sentido o lentamente); o contesta lentamente a laspreguntas. Siente que el tiempo pasa muy lentamente. Inquietud: a las 20 horas; ansiosa; de noche; da vueltas en la cama o lo saca de ella o lo hace ir de una cama a la otra; estando sentado; con somnolencia; en niños.

5 – (++) Llanto: durante las convulsiones; involuntario; con los dolores; durmiendo y al despertar; alternado con risa; el llanto lo mejora y el consuelo lo empeora. Grito encefálico (con estupor en la meningitis). Trastornos por decepciones o por mortificación. Aflicción con miedo de noche. Quejidos cuando suda. Nostalgias.

6 – (++) Aversión a miembros de la familia, a todas las personas, a las bromas; es descortés, o indiscreto, sin tacto. Misántropo. Indiferente a todo, a la vida, a ganar dinero. Su comportamiento puede ser cambiante o absurdo: escupe a la gente en la cara, o escupe en el piso y lo lame; o es un apasionado del juego (pero para ganar dinero), o frívolo, glotón, ateo, sucio, dictatorial,  desobediente, o se conduce tontamente o tiende a hacer ruido; o es mentiroso, lascivo, libertino, obsceno; o contradice, o quiere tocar todo; es vanidoso, derrochador. También, dentro de tantas conductas negativas, puede ser positivo, afirmativo en lo que hace y dice. Caprichoso, reprocha, se ofende fácilmente; indeciso.

7 Delirio: de noche, murmurante; de persecución; quiere estar desnudo, tanto cuando duerme como en el delirio. Estados maníacos con rabia. Delirium tremens. Tiene alucinaciones, sobre todo de noche: cree que está rodeado de enemigos, que cada persona es un enemigo, que es perseguido, que ve fantasmas de noche o perros o ve correr agua, o que sufre los tormentos del infierno sin poder explicarlo, o que ve ladrones en la casa.

8 – (+) Sobresaltos: fáciles, por sustos, por ruidos, durmiendo y al despertar.

9 – (+) Otros síntomas mentales: tristeza durante la diarrea, hipersensible a ruidos, con aversión y agravación por la música; ninfomanía; sensación de que la abandonan, y está peor por estar sola; deseos de viajar; pérdida de la voluntad; rompe cosas; aversión a que lo toquen; dice que está bien cuando está muy enfermo; síntomas mentales por excesos sexuales.

GENERALES

10 – (+++) Su gran característica es la agravación de noche (o la aparición) de todos sus síntomas, típica por otra parte, de la sífilis, y que es lo contrario de lo que sucede con Medorrhinum y, por consiguiente en la sycosis, cuya agravación es de día.

11 – (+++) Sudores profusos, copiosos, acompañando a la mayoría de sus síntomas, especialmente de noche, y que no lo mejoran, aunque duren toda la noche o hasta está peor durante la sudoración o después (ver 40).

12 – (+++) Peor: por temperaturas extremas, frío y calor; tendencia a enfriamientos; peor por frío, frío húmedo, aire frío o después de tomar frío (siente el frío en los huesos); por el aire caliente, el calor general o de la cama o de las estufas; por corrientes de aire y al aire libre (le tiene aversión); acostado sobre el lado derecho (no puede estar) o sobre el lado dolorido; por el baño; por alimentos fríos y por dulces; antes de la menstruación; por el movimiento general y el de los sitios afectados; antes de dormir y mientras duerme; por el menor contacto; por tocar cosas frías, en Invierno; por la humedad; destapándose. Mejor: por llorar; en reposo y estando constipado.

13 – (+++) El olor mercurial es ofensivo, fétido: aliento, sudores, heces, secreciones nasales y de los oídos, expectoración, orina, etc.

14 – (+++) Temblores (ver 38). Enfermedad de Parkinson (“El mejor remedio general para esta enfermedad”) (Clarke).

15 – (+++) Tendencia destructiva de tejidos, a la supuración y a la ulceración. Es el antisifilítico “tipo” de hahnemann y, según Boericke, es especialmente útil en la sífilis secundaria, donde la 2ªX “hará un trabajo sorprendente” por su eficacia. Las secreciones purulentas de Mercurius son verdosas o amarillo verdosas y estriadas de sangre, especialmente en las mucosas.

16 – (+++) Sed intensa, ardiente, extrema.

17 – (+++) Dolores óseos, peor de noche; ablandamiento de huesos, caries óseas e inflamación de huesos y periostio; espesamiento del periostio. Dolor, inflamación, induración, hinchazón y supuración de ganglios linfáticos, sobre todo en cabeza, cuello, ingles y axilas. Exóstosis dolorosas. Gran fragilidad ósea.

18 Debilidad, con temblores, que se acentúan por el menor esfuerzo, por los sudores o después de mover el vientre. Adelgazamiento.

19 Sensación de hinchazón. Sensación de banda o vendaje.

DESEOS Y AVERSIONES

20 – (++) Deseos: de pan con manteca, de pan solo, de manteca sola, de leche, de bebidas frías, de cerveza, de alimentos líquidos y de dulces.

21 Aversión: a las grasas, a los dulces y a la manteca; a alimentos calientes; a la carne; al vino.

PARTICULARES

22 – (++) Vértigo: al erguirse o levantar la cabeza o sentado o acostado de espaldas o caminando al aire libre; con náuseas y oscurecimiento de la visión. Pesadez y plenitud en la cabeza, con sensación de vendaje en la frente o de estallido en el cráneo. Cefalea, como si la cabeza estuviera en un torno, peor de noche, al aire libre, por dormir, comer y beber, al agacharse y por tiempo frío y húmedo; con náuseas; catarral, con coriza. Encefalitis con ardor y pulsaciones en la frente, con sensación de cabeza apretada, peor de noche, mejor después de levantarse. Constante movimiento de rotación de la cabeza. Dolor en los huesos del cráneo. Cefalea frontal peor al agacharse, como si fuera a estallar; en el entrecejo. Exostosis dolorosas, con sensación de ulceración subcutánea al tocarlas, peor de noche en cama. Cabeza hinchada; hidrocefalia; fontanelas y suturas craneales abiertas. El cuero cabelludo es sensible al frío (peor por destapar o descubrir la cabeza) o doloroso al tacto o pica (peor al rascarse, sangra); erupciones con escamas o costras amarillentas, húmedas o secas, excoriantes, ardientes, pruriginosas, fétidas, impétigo. Caída de cabello. Sudores en la cabeza, especialmente de noche y durmiendo, aceitosos, de olor fétido o ácido; o viscosos y fríos. Cefaleas por supresión de descargas (sudores de pies, secreción nasal, etc.) o alternando con ellas; o por escarlatina.

23 – (+++) Cierre espasmódico de los ojos, al mirar. Estrabismo. Inflamación de los ojos: catarral, por frío; en niños; sifilítica; con enrojecimiento, inyección conjuntival; peor de noche, por el calor de la cama y por el fuego; con secreción purulenta o mucopurulenta; con dolores, ardores y prurito, peor al aire libre. Conjuntivitis, coroiditis, queratitis, retinitis. Iritis,  especialmente sifilítica; peor de noche, con puntadas, con hipopión. Presión en los ojos, como si tuviera arena, peor al mirar fijo. Lagrimeo copioso, peor al anochecer. Fotofobia, peor por la luz del fuego. Midriasis. Dolores desgarrantes en los ojos, sobre todo de noche, en cama, y por el brillo del fuego. Arreflexia pupilar a la luz. Blefaritis; párpados rojos, hinchados, inflamados, ulcerados en los bordes y con escamas; están pegados de noche, no los puede abrir; a veces evertidos. Orzuelos. Párpados rojos de noche; gruesos. Manchas, cicatrices y úlceras en la córnea. Pústulas en la conjuntiva. Pulsación en los ojos de noche. Ve como a través de un velo; ve puntos negros, llamas y chispas. Se le mueven las letras al leer. Pérdida de la visión, momentánea o no.

24 – (++) Dolor de oídos quemante, presivo o en puntadas, peor de noche y por el alor de la cama; a veces con sensación de frío, como si hubiera hielo en el oído. Sensación como si saliera agua helada de los oídos, que aparece brusca e intermitentemente, con violento prurito en los intervalos. Otitis medias. Supuración del oído medio. Perforación del tímpano. Secreción o descaraa de los oidos: purúlenta (con ulceraciones y excoriaciones o fungosidades en la oreja), o verdosa, amarillenta, amarillo verdosa; sanguinolenta, excoriante, fétida; con dolor. Descarga de cerumen. Trastornos por supresión de las secreciones del oído. Forúnculos en el meato auditivo. Hipoacusia o, por el contrario, intensa reverberación de todos los sonidos en el oído; a veces con sensación de oído tapado, que cesa al tragar o sonarse la nariz. Obstrucción por hipertrofia de amígdalas o vegetaciones adenoideas. Oye timbres, zumbidos o rugidos, principalmente al anochecer.

25 – (++) Coriza peor de noche, por el aire frío o caliente; seco, con obstrucción nasal, o fluyente, con descarga copiosa de serosidad corrosiva; con frecuentes estornudos; puede acompañarse de escalofríos o fiebre, laringitis o garganta dolorida. Descarga o secreción nasal: de pus verdoso, fétido y corrosivo; sanguinolenta; excoriante; verdosa o amarillo verdosa; ofensiva; purulenta o acuosa. Trastornos por supresión de la secreción nasal. Catarro nasal extendido a los senos frontales. Ozena, con olor a podrido de la nariz. “Niños de nariz sucia”. Hinchazón de los huesos nasales, más en la raíz, con dolor al tocar. Hinchazón con enrojecimiento brilloso e inflamación de la nariz, con prurito. Nariz de color negro. Presión y pesadez en la nariz. Costras dentro de la nariz, que sangran al sacarlas. Epistaxis copiosas y frecuentes, durmiendo o al toser. Pústula dolorosa en la nariz. Dolor en la nariz al tocarla.

26 – (++) Cara pálida o amarillenta o terrosa o plomiza; ojeras rojo azuladas; mejillas rojas y calientes. Rasgos distorsionados. Cara abotagada o hinchada, sobre todo alrededor de los ojos; o de un solo lado, con odontalgia y calor; o en las mejillas. Dolor facial: de noche, peor al sonarse la nariz; inflamatorio; desgarrante en los huesos de la cara; por sinusitis maxilar. Sudores faciales. Tensión en la piel de la cara. Manchas rojas. Granitos en la cara, con halo púrpura. Costras amarillentas en cara y labios, con pústulas, ulceritas y secreción fétida; con prurito constante y ardor, y que sangran después del rascado. Impétigo. Costra láctea. Labios: ásperos, secos y negruzcos, con ardor al tocarlos; hinchados y ulcerados; con gusto salado. Los ángulos de la boca pueden presentar erupciones o estar excoriados, fisurados o ulcerados. Costras amarillentas y pústulas en el mentón. Trismo, movimientos convulsivos en los labios. Caries u osteitis de la mandíbula. Parálisis facial por frío. Inflamación de los ganglios submaxilares. Hinchazón e inflamación de las parótidas, especialmente la derecha; con pinchazos. Es uno de los principales medicamentos de las paperas. Inflamación de las glándulas salivales sublinguales y submaxilares.

27 – (+++) La boca es uno de los máximos lugares de acción de Mercurius, y también uno de los que proporcionan mayor cantidad de signos o síntomas característicos. Aftas en la boca, en la lengua; en niños. Ulceraciones en la coca: de base lardácea; quemantes; fétidas; dolorosas; pequeñas; sifilíticas; amarillas, en el orificio de las glándulas salivales; en las encías, el paladar, el velo; en la lengua, sifilíticas. Mucosa bucal inflamada, excoriada, hinchada y azulada; ampollas o vesículas ardientes. Lengua húmeda (“rara vez debe darse Mercurius si la lengua está seca” [Guernsey]). Lengua negra o con el centro negro o con los bordes rojos; pálida; toda roja o solo los bordes; blanca, amarillenta o amarillo sucia; mapeada. Lengua hinchada y fláccida, con las impresiones dentarias. Las encías sangran fácilmente, sobre todo al tocarlas; hinchadas, esponjosas; separadas de los dientes; muy rojas; supurantes; o bien atróficas, blancas o negras. Pinchazos como agujas en la punta de la lengua. Siente la lengua como quemada, o está rígida, insensible e inmóvil. Salivación incrementada, más de noche o durmiendo (moja la almohada) y durante las cefaleas. La saliva es fétida, ofensiva, espesa. Mal gusto en la boca. Gusto: amargo; a huevos podridos; insípido; metálico; salado; pastoso; dulzón (el pan tiene gusto dulzón). Temblores en la lengua. Tartamudea y, sin embargo, habla rápido; habla con dificultad. Mudez. El aliento es fétido,
ofensivo, pútrido, peor durante la menstruación; o dulzón.

28 – (++) Odontalgias: peor de noche, a las 21 horas, en la cama, por el calor de la cama (se hacen insoportables), por el aire frío, exterior o en la boca, en Invierno, en tiempo húmedo o comiendo; mejor por el calor externo o frotándose la mejilla; con salida involuntaria de saliva o con hinchazón dolorosa de la cara o mejilla; el dolor se extiende a los oídos o a toda la cara. Dientes negros, grises, amarillentos; flojos, aún estando sanos. Dentina inflamada. Rechina los dientes, despierto o durmiendo. Ránula.

29 – (++) Inflamación de la garganta sobre todo de noche, y con dolores punzantes, excoriantes o ardientes que aparecen o se agravan al tragar (sobre todo en vacío), de noche, por el aire frío o al hablar; los dolores se extienden al oido, a las paróidas y submaxilares y a los ganglios cervicales; generalmente con garganta seca y sialorrea marcada. Es uno de los principales medicamentos de las anginas agudas, que se acompañan casi siempre de adenopatías en el cuello, dolorosas o quemantes. Hinchazón de ganglios; supuracion; adenopatías como nudos. Supuración de las amígdalas. Alargamiento e hinchazón de la úvula. Dolor excoriante o ulcerativo en el esófago. Ardor o calor en la garganta, como si subiera aire o vapor caliente del estómago.  Ulceraciones sifilíticas en la garganta. Hinchazón y enrojecimiento de la garganta, o es de color cobrizo o púrpura. Acumulación de mucosidades espesas y adherentes. Sensación de cuerpo extraño en la garganta; con constante necesidad de tragar. No puede tragar líquidos porque salen por la nariz. Difteria.

30 – (+) Hambre canina, aún después de comer. Saciedad rápida. El pan le cae pesado. Tiene mucha más sed que apetito. Gastralgias, con gran sensibilidad al tacto en el epigastrio. Sensación de vacío gástrico por la presión, que no mejora comiendo. Náuseas, peor después de comer, con una sensación en la garganta como si hubiera comido cosas dulces. Eructos después de comer,  violentos, de gusto pútrido, amargo, ácido o rancio. Regurgitaciones después ve comer o beber. Hipo mientras come o después. Arcadas y vómitos mucosos, amargos o biliosos. Presión como por una piedra en el estómago, mientras come o después, aunque haya comido poco; siente que cuelga el estómago.

31 – (++) Afecciones hepáticas, sobre todo de la parte interna del hígado. La zona hepática está hinchada y dolorosa, especialmente al tocarla o por el movimiento; no puede estar acostado cobre el lado derecho. Cólico hepático.  Hepatitís agudas. Atrofia hepática con gran adelgazamiento. Endurecimiento e hipertrofia del hígado. Ictericia. Abdomen duro y distendido, y dolorido al tocarlo, sobre todo en la región umbilical. Cólicos violentos, generalmente con diarrea, con dolores cortantes (como puñaladas), peor de noche, por el fresco del anochecer, al tocar o agarrar algo frío y por la menor presión o contacto, y mejoran o cesan al acostarse; pueden ser intolerables, ardientes, presivos (como por una piedra), se localizan especialmente en la región umbilical y suelen acompañarse de estremecimientos o calor y enrojecimiento de las mejillas. Siente como si los intestinos estuvieran sueltos y se mueven al caminar, o como golpeados si se acuesta del lado derecho. Vacío en el vientre.   Flatulencia peor de noche, con distensión y borborigmos. Peritonitis. Hinchazón dolorosa, dura y caliente, con gran sensibilidad, en la región íleocecal; apendicitis; puntadas cortantes de derecha a izquierda, peor caminando. Dolores en las ingles, peor en la derecha, especialmente estando acostado. Adenopatias inguinales con enrojecimiento y dolor al caminar o estando parado. Ulceración y supuración de los ganglios de la ingle; bubones. Vientre frío al tacto; duro y sensible.

32 – (+++) Es uno de los principales medicamentos de la diarrea, especialmente cuando aparece o se acentúa al anochecer al aire frío o de noche; precedida de malestar general, sensación de desmayo y cólicos, y acompañada y seguida de tenesmo violento, con constantes y frecuentes deseos de mover el vientre aún después de haberlo hecho, urgente, y con violentos cólicos cortantes; con náuseas, eructos, calor o sudores fríos en la cara, escalofríos, agotamiento y temblores; con dolor rectal y ardor en el ano después de defecar, o prolapso rectal o de hemorroides. Diarrea en niños. Puede haber constipación con heces duras, nudosas y adherentes, difíciles de expulsar. Las heces son mucosas (“es raro que Mercurius esté indicado en la diarrea si no hay mucosidades”
[Guernsey]) o mucosanguinolentas o mucosas verdosas, excorianes; veteadas de sangre; como huevos revueltos; espumosas; negras o verdes, claras, blancas como leche o amarillentas o biliosas; blandas o acuosas, frecuentes, o se deshacen; o como bolitas de carnero; de olor ácido. Expulsión de áscaris u oxiuros.

33 – (++) Dolor en la región renal de noche. Dolor en la vejiga al comenzar a orinar. Dolores quemantes o punzantes en la uretra cuando no orina o al comenzar a orinar. Deseos de orinar constantes o muy frecuentes, a veces repentinos y urgentes, puede orinarse si no se apura. Enuresis nocturna. Las micciones pueden ser copiosas y frecuentes (como en la diabetes), o gota a gota o en chorro débil; frecuentes, día y noche y, sobre todo, de noche y durante los escalofríos. La orina es ardiente, oscura, o marrón o blanca (como dezclada con harina o tiza) o sanguinolenta, o sale sangre pura; de olor ácido o fuerte; con nubosidades blancas o filamentos blancos; con sedimento espeso; turbia, sobre todo al sudar. Secreción uretral verdosa (más de noche),  amarillo verdosa o amarillenta, espesa; gonorreica. Blenorragia con dolores uretrales punzantes. Fímosis. Inflamación del meato uretral. Ardor uretral durante el coito.

34 – (+++) Deseos sexuales incrementados (con erecciones frecuentes y poluciones) o totalmente ausentes (con pene pequeño, frío y fláccido, y glande arrugado). Erecciones en niños que duran a veces toda la noche. Erecciones nocturnas dolorosas. Prurito voluptuoso en glande y prepucio. Fimosis y parafimosis. Prepucio inflamado e hinchado, con ardores, grietas y erupciones. Secreción purulenta entre glande y prepucio. Vesículas en el pene, que se ulcenran. Herpes genital. Excoriaciones en glande y prepucio, y entre genitales y muslos. Dolorimietito en el prepucio al caminar. Ulceraciones: en el pene, sangrantes, duras, de base lardácea o caseosa, y bordes elevados; en el glande y prepucio; chancros sifilíticos. Testículos: fríos; duros e hinchados, con escroto rojo y brillante, y dolores tironeantes; prurito y cosquilleo. Sudores genitales copiosos, peor al caminar. Condilomas.

35 – (+) Menstruaciones copiosas; suprimidas; metrorragias; reaparición en o una mujer anciana. Flujo: peor de noche, en cama; acre, excoriante; verdoso o purulento; en niñitas; con prurito vulvar, peor por el contacto de la orina y al rascarse (arde), mejor por lavarse con agua fría. Sensación de tener la vagina excoriada y en carne viva. Tubérculos duros en los labios mayores.  Labios mayores hinchados, calientes, duros, rojos y brillantes, con dolores. Prolapso uterino. Esterilidad con menstruaciones copiosas. Senos duros con dolor ulcerativo, durante las menstruaciones. Hay leche en los senos en lugar de menstruación, o en niñas y niños. Senos excoriados, pezones ulcerados. Abortos a repetición. Cáncer de útero.

36 – (+) Ronquera durante los resfrios, continua; o afonía; con ardor y cosquilleo en la laringe. Voz nasal o temblorosa. Tos: peor de noche, en cama; durmiendo o al despertar a la mañana; seca, por cosquilleo o sensacion de sequedad en el pecho; peor por hablar y acostado del lado derecho; con expectoración verdosa o amarillenta o mezclada con sangre, con gusto pútrido o salado, y sólo de día. Coqueluche con dos paroxismos rápidamente seguidos. Tos con arcadas, vómitos y ahogos. Duele el tórax al toser, como si fuera aestallar. Tos con hemóptisis, en la tuberculosis. Disnea, peor al subir escaleras, caminar rápido, de noche en cama, por el menor movimiento o por hablar; necesita inspirar hondo. Dolores en el tórax, ardientes o cortantes, peor acostado sobre el lado derecho. Puntadas en el tórax al toser, estornudar o respirar, sobre todo en la cara anterior y los costados. Neumonía; en niños.  Enfisema. Absceso de pulmón. Empiema. Abscesos en las axilas. Cáncer de seno. Palpitaciones por el menor esfuerzo.

37 – (+) Adenopatías en la parte posterior del cuello; ganglios indurados. Dolor de espalda cuando traspira y al levantarse de estar sentado. Dolor en el sacro cuando respira. Dolor quemante en los omóplatos. puntadas en la región dorsal al toser.

38 – (+++) Flexiona el pulgar dentro de los otros dedos. Calambres en manos y dedos. Temblores en las extremidades, sobre todo por excitación, por el movimiento o caminando. Temblor en los miembros superiores al escribir, especialmente acusado en los antebrazos. Temblor en las manos al asir objetos o al agarrarlos con firmeza, o con la mano libre o al llevar algo a la boca o por cualquier trabajo manual, y también al levantar en alto las manos; no puede alimentarse ni vestirse. Temblor paralítico o con debilidad. Temblor en los pies. Dolores en los miembros, especialmente de noche, peor por el calor de la cama, con los sudores y en tiempo húmedo; lo sacan de la cama. Reumatismo agudo. Dolores óseos y articulares en los miembros, peor de noche.  Codo hinchado, caliente y rojo. Crujidos y debilidad en las manos. Sudor en las palmas; pies fríos y sudados. Hinchazón de las articulaciones de los dedos de las manos; los dedos están arrugados durante la transpiración. Dedos “muertos”. Erupciones con violento prurito nocturno. Grietas profundas y sangrantes en manos y dedos. Rigidez, hinchazón y dolor en las muñecas. Casi no puede estar parado, por debilidad en las rodillas. Edemas en miembros inferiores. Calambres en pantorrillas y dedos de pies. Hinchazón dolorosa de los metatarsianos. Ulceraciones en los miembros inferiores; profundas, quemantes, fétidas y que sangran fácilmente.

39 Excesiva somnolencia de día, sueño profundo y prolongado de noche. Insomnio antes de medianoche, y se despierta muy temprano a la mañana. Sueño inquieto y muy liviano. Sueños eróticos, horribles, con ladrones, perros que muerden, descargas de armas de fuego, etc. Habla, suspira o gruñe en el sueño.

40 – (+++) Escalofros a la mañana, al levantarse o en la cama, pero sobre todo al acostarse a la noche, y durante la noche (con polaquiuria), como si le echaran agua fría encima, y que no mejora por el calor de ia estufa. Escalofríos entre una deposición diarreica y otra, y al aire libre. Fiebre de noche, más después de medianoche; con sudores y con intensa sed de bebidas frías; fiebres catarrales o inflamatorias; fiebre remitente. Oleadas de calor con escalofríos. Son los sudores los que señalan una de las grandes características de Mercurius: aparecen de día, con náuseas y languidez y, especialmente, de noche en cama, durando toda la noche sin traer ningún alivio; de olor ofensivo, sobre todo de noche, o ácido; aceitosos, más de noche; tiñen la ropa de un color amarillento, muy difícil de sacar con el lavado. Sudor frío y ansiedad mientras come. Suda por los dolores, más en las partes afectadas. Sudores antes, durante o después de defecar, y el sudor caliente se hace frío y pegajoso.

41 – (+++) Piel amarillo sucia, áspera y seca. Ictericia. Erupciones: sangrantes, con hinchazón, con prurito peor de noche y por el calor. Herpes zoster. Erupciones sifilíticas, manchas cobrizas, redondas y brillantes. Varicela, viruela, erisipela, exantemas ardientes, pústulas, urticaria, equimosis (con manchas azules o negras), gangrena. Prurito violento y voluptuoso en todo el cuerpo, peor de noche y por el calor de la cama; con ardores en lapiel después del rascado. Ulceraciones en la piel: sangrantes;  auemantes (más en los bordes); costrosas; profundas; con secreción sanguinolenta o purulenta, corrosiva, ofensiva, pútrida o acuosa; de bordes indurados, hinchados o sensibles, con pinchazos; de base lardácea; fagedénicas; pulsátiles de noche; sifilíticas. Chancros. Sífilis primaria y secundaria.

Publicado el

TUBERCULINUM

TUBERCULINUM

(T.K. Tuberculina de Roch. Obtenido de un Cultivo de Mycobacterium Tuberculosis)

MENTALES

1 – (+++) Muy marcados deseos de viajar o de vagabundear; es cosmopolita, no puede quedarse mucho en el mismo lugar o ciudad. Esto sucede, esencialmente, por su modo de ser o temperamento cambiante o variable, que hace que le gusten los cambios de ambientes, de paisajes, de personas, etc.

2 – (+++) Es clásico el miedo a los perros (y otros animales, como los gatos), muy marcado y el temor como si fuera a pasar algo, asi como una exacerbación general del miedo al despertar. Temor antes de ir al médico ó al dentista.

3 – (+++) En los niños, hay características mentales bien destacadas: ansiedad, dificultad en pensar y comprender; irritabilidad (ni toleran que los miren), terquedad, inquietud, impudicia; y son gritones, sobre todo durmiendo.

4 – (+++) Marcada irritabilidad al despertar, especialmente a la mañana; nada lo conforma ni lo satisface. Se ofende fácilmente, es muy susceptible. Amenaza, quiere romper cosas, a veces hasta se golpea la cabeza contra la pared u otros objetos o cosas; grita, insulta, blasfema; es terco, resentido o vengativo; destructivo.

5 – (+++) Su temperamento, además de cambiante, es alternante, yendo de un extremo caracterológico a su opuesto: es alegre y feliz o melancólico, triste y quejoso, gimíendo fácilmente (por la menor causa) o llorando apenas le hablan; es suave y dulce o se pone muy irritable o gritón; es muy indolente (con gran aversión al trabajo) o, por el contrario, muy laborioso y trabajador; es taciturno, y se vuelve locuaz (más con la fiebre), pasando rápidamente de un tema a otro o hablando sin sentido.

6 – (++) Siempre vive esperanzado, lleno de esperanzas, aún en situaciones de salud que no las justifican.

7 – (++) Intelectualmente, tiene dificultades en pensar y comprender, está como aturdido o embotado. Está peor por los esfuerzos mentales, pudiendo llegar a presentar trastornos por surmenage intelectual. La memoria es escasa, sobre todo para recordar personas, o lo que acaba de decir o está por decir.
Idiocia, especialmente si el paciente grita estridentemente. Confusión caminando al aire libre. Puede, de todos modos, en otros pacientes, haber gran claridad mental, o una tendencia a tener pensamientos persistentes sobre todo de noche.

8 – (+) Hipersensible a los ruidos. Está mejor por la música; tiene una extraordínaría sensibilidad a la música.

9 – (+) Todo en la habitación le parece extraño, como si estuviera en un lugar extraño. Impulsos repentinos de correr. Delirio con insomnio. Ansiedad al anochecer y antes de medianoche; durante la fiebre y con las cefaleas. Cuadros de insania.

10 – (+) Gemidos durante las convulsiones. Grita durmiendo.

GENERALES

11 – (+++) En personas con antecedentes personales o familiares de tuberculosis, o que han estado en contacto más o menos prolongado, o conviviendo, con algún tuberculoso o tosedor crónico sospechoso, aún muchos años atrás o en su infancia. Tal vez sea la razón más frecuente de la prescripción de Tuberculinum, especialmente en aquellos casos, cualquiera sea la enfennedad que padezca el paciente, en que el remedio bien elegido falla en aliviar o curar permanentemente.

12 – (+++) Toma frío (o se resfría) con gran facilidad, sin saber ni cuándo ni cómo ni dónde; parecería que se resfría “cada vez que respira un poco de aire fresco” (Allen). No termina un resfrío cuando ya está comenzando otro.

13 – (+++) Los síntomas están siempre cambiando; los trastornos afectan un órgano, luego otro los pulmones, el cerebro, los riñones, el higado, el estómago, el sistema nervioso comenzando y cesando bruscamente. Los dolores son esencialmente variables, cambiantes y erráticos, y habitualmente comienzan y terminan repentinamente.

14 – (+++) Presenta un adelgazamiento progresivo, rápido y acentuado, aún sintiéndose bien y, a menudo, a pesar de que come mucho, y con tanta hambre que debe levantarse de noche a comer. Adelgazamiento en niños de tamaño chico.
En general, el adelgazamiento se acompaña de una gran debilidad o fatiga progresivos, con un cansancio tan terrible, sobre todo de las rodillas para abajo, que apenas le permite caminar, agotándose por el más pequeño paseo. La debilidad es especialmente producida o agravada por los sudores, sobre todo los nocturnos, y se acampaña con frecuencia de un deseo constante de cambiar de lugar, porque no se encuentra cómodo en ninguna parte.

15 – (+++) Peor: por el frío, el frio húmedo, el baño frío, entrar a un lugar frío; por cambios de tiempo, especialmente de frío a calor; por el calor general o de la habitación; por la humedad; antes de las tormentas; por los esfuerzos o por el menor ejercicio; de mañana o al anochecer; en la cama, al comienzo del sueño, y de noche a partir de las 3 horas; en una habitación cerrada; parado; después de comer. Mejor: por el calor de la cama; por caminar rápido; por el movimiento; en reposo; al aire libre, con un gran deseo de aire libre y fresco, con necesidad de tener las puertas y ventanas abiertas ó que le dé el viento. Lateralidad izquierda.

16 – (++) Especialmente útil en individuos mentalmente activos y precoces, pero físicamente débiles; habitualmente (no siempre) flacos, y muchas veces encorvados.

17 – (++) Adenopatías con un grado desusado de hipertrofia e induración, y con lo localizaciones bien precisas (ver Particulares), adoptando a menudo la forma de cordones nudosos.

18 – (+) Periodicidad en la aparición de los síntomas, cada 7, 14, 21 o 28 días.

19 – (++) Llamaradas de calor con sudores. Epilepsia. Temblores.

DESEOS Y AVERSIONES

20 – (+++) Deseo: de carne ahumada, de cerdo, de jamón gordo (especialmente el crudo), de grasas, de carne; de leche fria; de dulces; de sal y alimentos calados; de bebidas alcohólicas; de golosinas o bocados exquisitos; de cosas refrescantes; de helados.

21 – (+) Aversión a la carne; a la comida aún teniendo hambre.

PARTICULARES

22 – (++) Vértigo más de mañana, por erguirse de estar agachado; con oscurecimiento de la visión, náuseas, palpitaciones. Calor en la cabeza.  Pesadez en el vértex. Mete profundamente la cabeza en la almohada, o la mueve haciéndola girar de un lado a otro. Meningitis tuberculosa. Cefaleas muy crónicas, periódicas, cada 7 a 14 días; con dolores intensos, agudos, cortantes, lancinantes, desde encima del ojo derecho extendiéndose a la región occipital derecha, o desde el ojo derecho al oído izquierdo, atravesando todo el cráneo; o dolor como si tuviera un círculo de hierro rodeándole la cabeza.
Cefaleas en escolares o estudiantes, sobre todo en niñas, peor por el menor trabajo intelectual, por estudiar, por leer o forzar los ojos; especialmente cuando hay antecedentes tuberculosos. Cefalea frontal de 10 a 15 horas. Plica polónica.

23 – (+) Dolor en los ojos al moverlos, sobre todo lateralmente. Párpados hinchados, sobre todo a la mañana. Orzuelos a repetición, especialmente en el párpado superior derecho, muy doloroso, con secreción de pus verdoso.
Escamitas en los bordes de los párpados; herpes. Conjuntivitis. Fotofobía.
Arreflexia pupilar. “Casi específico para la ulceración de la córnea en los niños” (M.I.Tyler). Opacidades de la córnea. Visión verde, o ve un halo de colores alrededor de la luz. Las letras se le juntan cuando lee. Astigmatismo.
Miopía.

24 – (+) Dolor en los oídos al despertar. Sensación de tener tapado el oído derecho. Otorrea crónica amarillenta o purulenta, fétida, indolora. Ruidos en los oídos. Tímpano perforado con bordes rasgados.

25 – (++) Corizas a repetición, con estornudos y dolores en los dientes y oídos.   Forúnculos muy pequeños y dolorosos en la nariz, o pustulitas, rodeando comedones. Coriza crónico. Secreción nasal purulenta, espesa, amarillenta o amarilloverdosa, fétida, con olor a queso en mal estado; o la secrecion cae hacia atrás. Costras en la mucosa nasal. Epístaxis de sangre de color rojo vivo. Sudores en la nariz.

26 – (+++) Cara roja después de mediodía: en zonas circunscriptas; durante la fiebre; está roja del mismo lado del pulmón afectado. Cara pálida, enfermiza, con oleadas de calor. Labio superior hinchado. Sacudidas en los músculos facíales. Herpes en los labios. Herpes círcinado en la cara. Pústulas en la cara, en el mentón y en la nariz. Acné facial; rosácea. Comedones que se ulceran, en el mentón y la nariz. Labios secos; con ampollas negras.

27 – (+++) Rechina los dientes durmiendo (es muy característico de Tuberculinum). Siente los dientes flojos. Fuliginosidades en los dientes. Siente los dientes como pegados entre sí por una sustancia aglutinante, viscosa, y como si fueran demasiados para su cabeza.

28 – (+) Encías hinchadas, inflamadas, sangrantes, ulceradas. Lengua agrietada; roja o con una raya roja en el medio; con espesa saburra; seca. Aliento rétido, pútrido. Gusto metálico, salado o como a grasa rancia. Lengua de aspecto aframbuesado, dolorosa especialmente en la punta, como si huhiera sido quemada. Aftas en boca y lengua.

29 – (+++) Sequedad, constricción, sensación de raspado en la faringe; cosquilleo que provoca tos. Hipertrofia e hinchazón crónica de las amigdalas.

Amigdalitis, con dolores ardientes que se extienden a los oídos. Absceso retrofaríngeo. Disfagia, con dolores intensos al tragar. Carraspea y saca trozos caseosos de las amígdalas. Dolores en el cuello, de mañana, con deglución dolorosa. Induración e hipertrofia de ganglios como cordones con nudos, en todo el cuello y en la región cervical que, a veces, supuran.

30 – (+) Sed extrema, ardiente de mañana; durante los escalofríos y la fiebre.
Sed de pequeñas cantidades de agua fría. Apetito caprichoso (tiene hambre y no sabe qué quiere, o rechaza lo que le ofrecen). Falta de apetito con sensación de hambre o de vacío gástrico. Eructos con sensación de plenitud gástrica.
Náuseas de mañana antes del desayuno; al presionar el vientre; con repugnancia a la vista y olor de los alimentos. Vómitos repetidos, a veces después de cada comida, con cefaleas que son mejoradas por los vómitos, que se acompañan de sudores fríos y de gran debilidad. Presión en el estómago, como si la ropa estuviera muy apretada. Calambres dolorosos o puntadas en el estómago.

31 Calambres dolorosos en el vientre, con distensión dolorosa. Dolores punzantes en el bazo; dolores hepáticos intensos con ligera ictericia. Dolores apendiculares. Adenopatías mesentéricas (tabes mesentérica), en fosa ilíaca derecha o en las ingles; en ocasiones con fiebre. Ulceras perforadas en los intestinos. Tuberculosis peritoneal.

32 – (+++) Alterna constipación con diarrea. Constipación con heces secas y duras, gases y cólicos. Diarrea que lo saca de la cama por la mañana temprano, hacia las 5 horas, brusca, con deseos imperiosos, indolora; peor por el movimiento y antes o durante la menstruación; con heces acuosas, marrones o negras o claras, lientéricas, corrosivas, siempre expulsadas en chorro y de olor fétido, pútrido o a queso rancio; acompañándose de gran debilidad, copiosos sudores nocturnos, adelgazamiento (aunque coma bien) y, a veces, tos.
Diarrea en niños que dura semanas, con gran adelgazamiento y agotamiento y con palidez cianótica. Puede haber diarrea diurna. Incontinencia de materias fecales cuando duerme o al salir flatos. Las hemorroides (crónicas y grandes)
sangran cuando salen heces secas, grandes y duras. Prurito anal. Constricción en el recto.

33 – (+) Dificultad para orinar; debe hacer un esfuerzo para conseguirlo cuando mueve el vientre. Orina lentamente, pero debe hacerlo con frecuencia, sobre todo durante los cambios de tiempo. Orina alterada, cargada; con olor amoniacal intenso o a porotos cocidos; albuminuria; exceso de uratos; sedimento con arenillas. Hematuria con dolores renales.

34 – (++) Deseos sexuales aumentados, excesivos y, a veces, violentos en el hombre. Tendencia a la masturbación. Erecciones en niños. Testículos hinchados y dolorosos, más a la derecha; dolor en el cordón espermático izquierdo.
Hidrocele.

35 – (+) Menstruaciones muy adelantadas, cada 20 días, muy abundantes y prolongadas; con coágulos; muy dolorosas, con dolores agudos en el hipogastrio y en la región lumbosacra, que se agravan caminando, casi impidiéndole hacerlo; a veces son verdes, y se presentan irregularmente. La primera menstruación comienza tardíamente. Amenorrea. Fuerte tendencia a la masturbación. Flujo irritante, con calor vulvar. Dolores ardientes en los ovarios. Las menstruaciones reaparecen muy pronto después del parto.  Relajacíón del esfínter ivaginal. Prolapso de útero. Fibrorna uterino. Dolor e hinchazón premenstrual de los senos o al comienzo o durante la menstruación, con secreción láctea. Tiene leche en los senos aunque no está embarazada,
sobre todo antes o durante la menstruación, o por supresión de la misma.
Cáncer de seno. Tumores mamarios benignos.

36 – (+++) Ronquera dolorosa intermitente; la voz se aclara un día o dos, luego reaparece la afonía. Hiperemia de las cuerdas vocales, con pequeñas ulceraciones. Tuberculosis laríngea. Tos irritante, sobre todo al anochecer y de noche, impidiéndole dormir al paciente, con dolores torácicos que irradian a los brazos. Tos al enfriarse o por bebidas frías; peor por hablar o leer en voz alta, en una habitación calurosa, durmiendo o durante la fiebre. Tos seca, sofocante, antes del escalofrío. Expectoración espesa, amarillenta o verdosa; globulosa; mucopurulenta de mañana; fácil; acuosa. Catarro crónico en ancianos. La tuberculosis pulmonar comienza en los vértices habitualmente en el izquierdo; incipiente. Intensa sofocación, sobre todo en una habitación calurosa. Extrema rapidez de la respiración sin verdadera disnea, y que cesa apenas le hablan. Necesidad intensa de respirar aire fresco, haciendo inspiraciones profundas. Presión y calor en el tórax. Dolores torácicos en los costados, generalmente punzantes, predominando en el lado izquierdo (especialmente en el vértice) y de noche, agravándose por cualquier movimiento o por reírse. Dolor en la axila al levantar el brazo. Lesiones cavitarias pulmonares. Neumonía caseosa. Hepatización pulmonar. Abscesos de pulmón.
Lesiones pleurales tuberculosas.

37 – (+) Constricción, pesadez y presión precordial. Palpitaciones a la mañana temprano o de noche, cuando levanta la cabeza de la almohada, o cuando hace inspiraciones profundas; con la tos o con dolores en la espalda o puntadas en los pulmones. Pulso rápido.
38 – (+) Cícatrices de adenopatías supuradas en el cuello. Puntadas en los omóplatos; en la espalda. Debilidad lumbosacra. Sensación como si la ropa estuviera húmeda en la espalda. Dolores en las vértebras lumbares, peor por la presión, irradiando a las piernas. Tuberculosis del sacro.

39 – (+) Hormigueos en los miembros: gran debilidad; sacudidas. Dolores reumáticos y erráticos en las extremidades, peor por el frío, la humedad y los cambios de tiempo, o durante la fiebre; mejor por él movimiento. Sensación de luxación con intensos dolores en la muñeca derecha, peor al moverla, cesando en reposo. Temblor en las manos. Frío en las piernas y pies, más del lado izquierdo; pies fríos en la cama. Dolor en la articulación coxofemoral; coxalgia. Tuberculosis de la rodilla. Dolores agudos en muslos y piernas,
cspecialmente durante la fiebre. Inquietud en las piernas. Rodillas y tobillos hinchados y doloridos. Sudores en las palmas de las manos.

40 – (+) No puede dormir por la gran cantidad de pensamientos o por la tos.
Somnolencia después de comer. Sueño perturbado después de las 3 horas.
Pesadillas, o sueños de vergüenza.

41 – (+++) Escalofríos al bañarse; por ansiedad; a las 17 o a las 19 horas, o de noche en cama, siguiendo hasta medianoche; cuando comienza a dormirse; cada 21 días. Fiebre héctica; insidiosa; intermitente, crónica; con escalofrios y estremecimientos por destapar las manos o el cuerpo. Aversión a destaparse.
Recaídas de fiebres intermitentes. Sudores copiosos nocturnos, sobre todo después de medianoche; o a la mañana al despertar; o en la cabeza de noche; o durmiendo. Sudores por el menor esfuerzo físico y mental; tiñen la ropa de amarillo.

42 – (+) Eczema generalizado con prurito intenso peor de noche, al desvestirse, después de bañarse, por el calor o pensando en él, mejor por el agua fría; con gran desprendimiento de escamas blancas, como afrecho; con secreción detrás de las orejas, en el cuero cabelludo y en los pliegues. Eczema seco o húmedo de color rojo vivo y muy doloroso. Eritema nudoso con nódulos subcutáneos indurados. Manchas bronceadas o marrones. Puntas y nudillos de los dedos de las manos, bronceados. Erupciones escarlatiniformes o morbiliformes. Erupciones con prurito nocturno. Prurito en todo el cuerpo a la noche en cama,
o al desvestirse y en contacto con el aire frío, mejor por el calor de la estufa; que cambia de sitio después del rascado. Erupciones suprimidas. Lupus.
Sabañones.

COMPLEMENTARIOS:
Psorinum. Sulphur, Calcarea Carbonica, China, Bryonia.
“Sigue a Psorinum como un remedio constitucional en la fiebre de heno y el asma (Allen). Cuando Tuberculinum falla, Syphilinum a menudo lo sigue ventajosamente, produciendo una reacción.

Publicado el

ARSENICUM ALBUM (Anhídrido Arsenioso)

ARSENICUM ALBUM

(Anhídrido Arsenioso)

MENTALES

1 – (+++) Hay una intensa inquietud o agitación, no solo subjetiva, interna, con gran desasosiego y ansiedad, sino también externa, objetiva, muy evidente para los que lo rodean, que lo obliga a cambiar constantemente de posición y de lugar; lo hace dar muchas vueltas en la cama, salir o saltar de ella, ir de una cama a la otra o volver a la cama y salir de ella varias veces, sobre todo después de la medianoche, y, que también lo induce a caminar rápido. “No puede descansar en ningún lugar, cambia continuamente su posición en la cama, va de una cama a otra, y se acuesta ora aquí, ora allí” (Hahnemann). Inquietud durante la fiebre (alternando con somnolencia estuporosa) y los escalofríos, durante la menstruación o que aparece periódicamente. La inquietud de Arsenicum es muchas veces pasiva únicamente por su gran agotamiento: “es mentalmente inquieto, pero físicamente muy débil para moverse” (Allen), a tal extremo que, a veces, solo puede mover la cabeza de un lado a otro como exteriorización de su inquietud.

2 – (+++) La ansiedad es marcadísima, y está casi siempre íntimamente asociada a la inquietud y al miedo, manifestándose en una expresión ansiosa o acongojada, angustiada, acentuándose de noche, especialmente después de medianoche, alcanzando el máximo de intensidad a las 3 a.m., con verdaderos “ataques de ansiedad que lo sacan de la cama” (Allen). Aparece esta actitud mental, o se agrava, en la cama o estando solo, con los dolores, cefaleas, escalofríos o fiebre; por cualquier circunstancia, aún la más insignificante; preocupándose por otros; cuando se espera algo de él; durante el sueño o al despertar después de haber tenido una pesadilla. Su ansiedad se alivia por el movimiento, así como, por el contrario, se agrava por un empleo sedentario, y puede ser de aparición periódica y a menudo de tono hipocondríaco, pero subyacentemente, o muchas veces en forma plenamente consciente, equivocada o no, existe como base o punto de partida de la ansiedad de Arsenicum un intenso sentimiento de culpa que le hace reprocharse y tener remordimientos en forma muy acusada.

3 – (+++) Terrible temor a morir, que se acentúa estando solo, sobre todo al anochecer en la cama, y cuando vomita o tiene disnea. Miedo de morir repentinamente. Desespera de curar, “piensa que es inútil tomar medicamentos, que es incurable, y seguramente va a morir” (Allen); tiene pensamientos y presentimientos de muerte, y hasta sensaciones de muerte. Respecto a estas tres grandes características mentales de Arsenicum, dice Allen: “Cuanto mayor es el sufrimiento, mayores son la ansiedad, la inquietud y el temor a morir”, y están presentes en casi todas las situaciones agudas de Arsenicum y en una buena mayoría de las crónicas.

4 – (+++) Hay un gran deseo de compañía; todas sus molestias se agravan cuando está solo, y se entristece. Tiene miedo de estar solo, entre otros motivos, porque acompañado disminuyen considerablemente sus otros temores. En el niño, el deseo de compañía se expresa más íntimamente aún, sobre todo en casos agudos (disnea, vómitos, estados febriles, etc.), por el deseo de ser llevado en brazos y, mejor todavía, rápido.

5 – (+++) No puede tolerar que haya cosas fuera de su lugar habitual. Es excesivamente pulcro, ordenado, escrupuloso, hasta riguroso o puntilloso, aun en problemas o aspectos insignificantes de la vida corriente, lo que lo convierte en un individuo pesado, fastidioso, que constantemente reprocha a los demás.

6 – (++) La muerte es un tema favorito del paciente de Arsenicum, que asume en su mente opciones muy contradictorias, ya que no solo puede tener deseos de matar, a veces repentinos, y que llegan a ser tan intensos que le dan miedo, sino también de que lo maten (es el caso de pacientes que le piden al médico algo para morir) y, por supuesto, va en ello involucrada la imperiosa necesidad de ser castigado por su culpa, de pagar por ella, lo que hace a menudo de Arsenicum un suicida (aunque el suicidio le da miedo), acentuándose esa disposición después de medianoche, y que puede concretarse colgándose, acuchillándose o arrojándose desde una altura por una ventana.

7 – (++) Existen en Arsenicum otros temores muy netos y francamente expresados: a la oscuridad, a estar en la cama, a fantasmas (sobre todo de noche) y, especialmente, a los ladrones, hasta los ve de noche y quiere esconderse, y piensa que la casa y debajo de la cama están llenos de ladrones. Otros temores menos marcados son: a emprender cualquier cosa, a que pase algo, a enfermedades. Terrores con sudores fríos.

8 – (++) Hay aspectos muy negativos de su carácter: es avaro, envidioso, criticón, despreciativo, desconfiado, con tendencia a blasfemar y a contradecir, perverso, calumniador, gruñón, rencoroso; no tolera que le hablen, que lo miren ni que lo toquen.

9 – (+) Hay tristeza, sobre todo en el crepúsculo, al anochecer y de noche en cama; después de comer y de esfuerzos; en niños, y en niñas antes de la pubertad; con la fiebre; o puede sobrevenir en forma periódica. Está aburrido y cansado de la vida, descorazonado, se lamenta, o está callado y no tolera la conversación de otros. Todo le resulta indiferente, aún lo placentero. Un momento se siente muy bien y lleno de vida, y en otro momento muy deprimido y sumamente debilitado.

10 – (+) Tiene alucinaciones: ve animales, insectos, ratas, gusanos en su cama; ve gente a su lado, que hace todo lo que él hace; ve personas muertas, fantasmas, día y noche; cree que su cuerpo se va a pudrir. Delirio violento, más de noche; pero dice que está bien. “Oye voces y ve animales después de beber alcohol” (Nash); delirium tremens.

11 – (+) Sus sentidos están agudizados, es hipersensible a la luz, a los ruidos y voces, al olor de las comidas y a los dolores, que lo desesperan y lo hacen gritar. Hiperestesia sensorial y sensitiva.

12 – (+) Irritable, peor al despertar, en los procesos febriles, con las cefaleas; ira violenta; trastornos por ira, con ansiedad. Se ofende fácilmente, nunca tiene una sonrisa, es caprichoso, desatento, obstinado, discutidor; no tolera que lo consuelen ni que lo contradigan.

13 – Tiene accesos frecuentes de inconsciencia, que aparecen especialmente por el menor movimiento, después de un esfuerzo, antes de mover el vientre y antes o durante los escalofríos.

14 – Afecciones religiosas, aún en mitos, con gran ansiedad y desesperación por la salvación de su alma, duda de lograrlo, se arrodilla y reza.

15 – Otros síntomas o características mentales: Trastornos por anticipación – Confusión mejor lavándose la cara – Intenta escapar – Asustadizo, peor al despertar a las 3 a.m. – Gestos inconscientes: pellizca las cobijas – Precipitado – Impaciente – Impulsivo – Inconsolable – Indeciso – Se indigna – Revela secretos durmiendo – Se sobresalta al dormirse, al anochecer, o durmiendo, como shocks eléctricos que comienzan en los pies, despertándola – Ideas fijas, atormentadoras – Tímido -Llanto durante la menstruación.

GENERALES

16 – (+++) Gran postración, a menudo desproporcionado en relación a su enfermedad; el agotamiento no es percibido por el paciente en su verdadera dimensión mientras está acostado quieto, pero cuando se mueve, se sorprende de encontrarse tan débil; es de aparición repentina, brusca o rápida, a veces tan intensa que prácticamente paraliza al enfermo, que se hunde en la cama, especialmente de mañana. Debilidad después de mover el vientre, por diarreas, temblorosa. La postración o debilidad se produce o acentúa por el menor esfuerzo o movimiento o por caminar o al levantarse; antes de los escalofríos o durante la fiebre o por los sudores; por los dolores, después de comer, durante la menstruación y después de ser humillado. Colapso brusco durante o después del vómito, y después de la diarrea. Es el medicamento de las caquexias.

17 – (+++) Todos los síntomas de Arsenicum se agravan o aparecen de noche, sobre todo después de medianoche, especialmente a la 1 a.m. y, en menor medida, a las 2 a.m. o de 1 -3 a.m., durando a menudo hasta el mediodía; “o de 1 a 2 a.m. o p.m,” (Allen).

18 – (+++) Dolores quemantes, ardientes: las partes afectadas queman como fuego, como si tuvieran carbones ardientes; con la curiosa particularidad de que mejoran con el calor local o general.

19 – (+++) Peor por el frío (excepto las cefaleas, que son mejoradas pasajeramente por aplicaciones frías), por el aire frío, por el frío seco o húmedo, o al entrar a un lugar frío o por cualquier enfriamiento, por el viento frío o en Invierno. Siente frío en las venas y huesos. En contraposición, y por falta de calor vital, el calor lo mejora.

20 – (+) Las modalidades más importantes son:
a) alimenticias: trastornos por comer carne o salchichas en mal estado, intoxicación por ptomainas, peor por comidas y bebidas frías y alimentos congelados y helados, mejor por bebidas calientes; peor por frutas, por bebidas alcohólicas o vino, al sentir el olor de las comidas.
b) motrices y posicionales: peor ascendiendo, por esfuerzos físicos o después de moverse o por correr o caminar rápido; mejor por el movimiento; peor por viajar en coche, por estar acostado sobre el lado afectado y con la cabeza baja; mejor sentándose en la cama con las rodillas flexionadas, descansando la cabeza y los brazos sobre las rodillas.
c) otras: peor por cambios de temperatura, por tiempo húmedo, en sótanos o bodegas o sitios cerrados, por destaparse o después de desvestirse, por salir de noche de farra, cerca del mar o por baños de mar.

21 – (++) Secreciones mucosas excoriantes, ardientes y de olor pútrido (o cadavérico).

22 – (++) Periodicidad: trastornos que vuelven cada año o se reproducen cada 2 a 6 semanas o cada mes. Cuanto más crónico el proceso, más largo el ciclo.

23 – (+) Marcado y rápido adelgazamiento general o de las partes afectadas; y en niños; con sudores fríos y gran debilidad.

24 – (+) Desea aire libre, pero puede agravarlo o mejorarlo; peor por corrientes de aire, por el aire marino o el baño de mar.

25 – (+) Arsenicum puede experimentar una serie de curiosas sensaciones: de pelo; de cama dura; de que lo salpican con agua caliente; de calor en los vasos sanguíneos; de agujas calientes; de nudo interno; de flaccidez; como una corriente eléctrica al dormirse.

26 – (+) Convulsiones: por aire frío; precedidas de calor que sube por la columna; durante las supuraciones; con caida; tetánicas. Desmayos: frecuentes; de mañana; por vómitos; por el menor movimiento o esfuerzo, por caminar, hablar, toser y después de mover el vientre. Coreas antiguas; temblores, sacudidas espasmódicas de grupos musculares.

27 – (+) Otras generalidades: Abscesos quemantes – Cianosis o partes externas negras – Hemorragias: con inquietud y ansiedad; anemia simple y perniciosa – Efectos de pérdidas de líquidos orgánicos – Efectos de vacunaciones – Lateralidad derecha – Quemaduras – Cáncer (“darlo rutinariamente en el postoperatorio del cáncer” [Budford]) – Necrosis óseas – Septicemias Sífilis – Anasarca.

DESEOS Y AVERSIONES

28 – (+) Deseo de bebidas alcohólicas; de bebidas y comidas calientes; de bebidas frías; de pan; de leche; de dulces.

29 – (+) Aversión a dulces y grasas; a la carne y a la manteca.

PARTICULARES

30 – (+) Vértigo: peor al anochecer, cerrando los ojos o cuando camina a través de un espacio abierto; mejor por aplicaciones frías si está acalorado.

31 – (+) Cefaleas: periódicas, a las 7 a.m., cada 2 semanas, por aire frío o después de comer un helado; que mejoran por aplicaciones frías o caminando al aire libre; peor en bodegas o sótanos o sitios cerrados. Cefaleas en mitad de la frente, en los senos frontales, por coriza crónico, sobre la raíz de la nariz; pulsátiles. Pesadez en la cabeza, mejor al aire libre, peor en una habitación calurosa. No tolera que le toquen el cabello, le duele. Edema del cuero cabelludo. Camina con la cabeza hacia atrás. Cabeza sensible al aire libre, mejor envolviéndosela. Erupciones escamosas o húmedas, quemantes, en cuero cabelludo, que sangran al rascarse; eczema.

32 – (+) Párpados granulosos, rojos en los bordes, edematosos, excoriados, ulcerados en su cara interna; con dolores ardientes en los bordes, peor al anochecer, mejor por el calor local. Edema periocular peor en los párpados inferiores. Ojos cerrados espasmódicamente, le es difícil abrirlos. Inflamación ocular, peor a las 16 horas, con dolores ardientes de noche al abrir los ojos, mejor por calor local, y con fotofobia a la luz diurna y lagrimeo ardiente y excoriante; alternando con edema de pies. Blefaritis, conjuntivitis, queratitis, iritis, coroiditis. Como si tuviera arena en los ojos. Ulceraciones en una córnea, luego en la otra. Pterigium. Retinitis albuminúrica. Atrofia tabáquica del nervio óptico. Cataratas. Neuralgia ciliar. Hemiopía ho rizontal, con visión ausente en la mitad superior. Todo lo ve verde.

33 – (+) Secreción del oído de olor cadavérico, excoriante. Ruidos en los oídos después de convulsiones. Zumbidos en los oídos cuando transpira; en el paludismo. Susurros, mejor al aire libre, peor en una habitación calurosa.

34 – (+) Coriza agudo del lado derecho, por enfriamiento estando acalorado, con secreción acuosa (peor a las 5 a.m.), excoriante, ardiente, que quema el labio superior, con escalofríos, obstrucción sobre todo en la raíz de la nariz, estornudas (que no lo mejoran) y dolor como en carne viva o ardor. Coriza de heno con respiración asmática. Rinofima, nudosidades en nariz abultada. Cáncer de nariz; epitelioma. Siente olor a azufre.

35 – (+) Cara pálida, abotagado, enfermiza, caquéctico, cérea, amarillenta, avejentada; o cianótica, con labios negros, fría, con expresión sufriente, ansiosa. Facies hundida, hipocrática, con sudores fríos. Cara hinchada; abotagada de mañana, edematosa bajo las mejillas. Labios excoriados y ulcerados, agrietados, cianóticos, apergaminados; muy secos, se los humedece. Estremecimientos en los labios (sobre todo el superior) al dormirse. Cáncer de cara; epitelioma de cara y labios, lupus. Paperas con metástasis en testículos (Puls.). Neuralgia facial ardiente, como agujas calientes, quemantes; o tironeante; peor por aire frío, mejor por calor local.

36 – (+) Encías sangrantes, dolorosas, ardientes, hinchadas. Lengua fisurada, seca, con ardor o sensación de quemadura, lisa, pulida, con papilas linguales erectas, o grandes en la punta, y vesículas. Lengua azulada o marrón, o roja en los bordes y punta , o como sí estuviera pintada de blanco o plateada; con los bordes dentados. Lengua mapeada. Boca seca, con aliento fétido, cadavérico, pútrido. Gusto amargo, peor después de comer o beber; pútrido o dulzón de mañana. Ulceras quemantes, malignas, en la boca y lengua. Aftas azuladas o blancas. Gangrena de la lengua; de la boca en niños.

37 – (+) Muerde la cuchiara cuando bebe de ella. Rechina los dientes despierto y durmiendo. Odontalgias, mejor por el calor de la estufa, peor en Invierno; desgarrantes, peor acostado sobre el lado dolorido y premenstrual, mejor por el calor. Dientes flojos, dolorosos.

38 – (+) Gorgoteo en el esófago al beber y sensación de que la comida se detiene allí. Estrechez del esófago. Dolor en la garganta o esófago, ardiente al tragar, mejor por bebidas calientes. Membrana diftérica seca y arrugada. Parálisis de garganta, faringe y esófago; postdiftéricas. Sensación de parílisis. Gangrena en la garganta.

39 – (+) Sed de pequeñas cantidades o sorbitos y muy seguidas, solo en casos agudos o febriles, “pero no tiene sed en casos cronicos” (Kent). Sed extrema, insaciable, ardiente, aún sin deseos de beber, de grandes cantidades. Sed durante los sudores.

40 – (+) Ansiedad en el epigastrio, estómago, de noche al levantarse. Náuseas por oler, pensar o mirar la comida, peor a las 11 horas, a las 15 y a las 3 a.m. y después de la fiebre. Estómago alterado por helados o frutas acuosas, melones; verduras. Sensación de piedra en el estómago después de comer o beber agua fría. Hipo a la hora en que debe venir la fiebre. Gastralgias quemantes después de comer, de bebidas frías, por helados, mejor por bebidas calientes y por el calor, peor al bostezar. Calambres por queso ó salchichas pasadas. Ulcera gastroduodenal. Induración de las paredes gástricas; escirro; cáncer. Tiene vómitos y diarrea simultáneamente: el menor alimento o bebida, aun si toma la más pequeña cantidad o un sorbito de agua, le provoca vómitos y diarreas, seguidos de una postración intensa y desproporcionada. Vómitos fáciles, paroxísticos, violentos, vomita todo, peor por movimientos, por helados; biliosos, oscuros, negros, verdes, fétidos.

41 – (+) Ansiedad en el abdomen, peor después de mover el vientre. Dístensión dolorosa con timpanismo. Dolores de vientre: por enfriamientos, por helados (quemantes), durante la fiebre, mejor por calor local; aún durante la menstruación. Dolor en la región umbilical después de medianoche. Ulcera de ombligo. Induración e hipertrofia de bazo e hígado. Peritonitis; hepatitis. Ascitis. Kala-azar.

42 – (+) Diarrea sobre todo después de medianoche, por beber agua o tomar bebidas o comidas frías, por helados, por frutas; por frío; en viejos o en niños; en Otoño; a orillas del mar. Heces extremadamente pútridas, de olor cadavérico o a huevos podridos, pequeñas, oscuras como jugo de ciruelas o negras, líquidas, sanguinolentas y excoriantes, con gran tenesmo y dolores ardientes y cortantes en el recto, durante y después de mover el vientre, seguidas de gran postración. Hemorroides con intenso ardor como fuego, mejor por calor local; ano rojo, excoriado, con ardores.

43 – (+) Retención de orina especialmente después del parto, por debilidad ó parálisis de la vejiga, con sensación de plenitud, pero sin deseos de orinar y con la vejiga distendida. Parllisis vesical en ancianos. Se orina involuntariamente día y noche. Anuria en el cólera. Oliguria. Orina marrón oscura o negra; sanguinolento, albuminurica (por abuso de alcohol), quemante, con cilindros epiteliales y sedimento como polvo de ladrillo. Uremia. Diabetes.

44 – (+) Edema del escroto. Ulceras en el escroto, ardientes, fagedénicas, serpiginosas; chancros fagedénicos, quemantes, en el pene. Hidrocele en niños.

45 – (+) Dolor en el ovario derecho, quemante o cortante, peor por el movimiento, mejor moviendo los pies, peor sentada inclinada hacia adelante; punzante en el ovario derecho. Menstruaciones frecuentes y abundantes, de sangre negra, con prurito. Flujo excoriante que aparece en lugar de la menstruación; flujo ácido, corrosivo, ofensivo, amarillento, con edema vulvar. Puntadas en el recto, periné y vulva durante la menstruación. “Es un maravilloso paliativo en cánceres de seno y útero” (Kent).

46 – (+) Catarro laríngeo que aparece repentinamente. Constricción laríngea después de beber, o traqueal al acostarse a la noche, con sensación de inhalar polvo o humo (antes de dormirse) o vapores de azufre. Crup; espasmo de glotis.

47 – (+) Asma con el cuadro mental clásico, peor de noche, después de medianoche y, sobre todo a las 2 a 3 a.m.; en viejos; por erupciones suprimidas. Disnea, peor de noche, en cama, a medianoche o, peor aún, después de medianoche y, sobre todo, a las 2 a.m., que es el horario de máxima agravación. Le es imposible respirar profundamente y no puede estar acostado, porque se agrava su disnea, y también después de esfuerzos, ascendiendo, caminando o dándose vuelta en la cama o por ropa abrigada o por hablar o reír, con tos, sudores y sensación como si la disnea fuera provocada por polvo o humo; mejor sentado e inclinado hacia adelante. Respiración silbante al anochecer estando acostado.

48 – (+) Tos al anochecer en cama, o de noche, a las 3 a.m., peor por aire frío, al caminar al aire libre, al enfriarse o por bebidas frías, mejor por bebidas calientes; peor después de beber y acostado a la noche, debe sentarse al comenzar a toser. Tos húmeda durante la fiebre, agotadora, por cosquilleo laríngeo, con sensación de vapores de azufre. Expectoración solo de día, gris o estriada
de sangre, como jugo de ciruelas, copiosa, espumosa, de olor fétido y de gusto salado. Edema pulmonar. Enfisema.

49 – (+) Ansiedad precordial de noche, con sensación de frío interno en el tórax. Sensación de constricción en el tórax, cuando asciende o camina. Opresión en el pecho, peor al ascender, cuando cambia el tiempo a frío, por la ropa ceñida, por movimientos rápidos, por tiempo tormentoso, por caminar rápido. Puntadas en el esternón hacia arriba. Dolor fijo, lancinante, en tercio superior o vértice del pulmón derecho; dolor punzante debajo de la clavícula derecha, en el vértice derecho; dolor desgarrante en la axila. Neumonía; gangrena pulmonar. Pleuresía; Hidrotórax (solo puede acostarse sobre el lado afectado).

50 – (+) Palpitaciones visibles, audibles, peor a las 3 a.m., subiendo escaleras o por cualquier esfuerzo, aún después de mover el vientre, y durante la fiebre; o acostado de espaldas; con debilidad y temblores. Pulso débil, irregular, más rápido de mañana. Angina de pecho. Endocarditis y pericarditis, sobre todo reumáticas. Hidropericardio. Afecciones valvulares.

51 – (+) Sensación de aire caliente subiendo por la columna a la cabeza; sensación de frío helado bajando por la espalda antes de un ataque epiléptico. Ulcera sacra que quema como fuego. Dolor ardiente de columna.

52 – (+) Frío en las extremidades durante las diarreas; lividez de las manos; manchas rojas en las plantas de los pies. La piel de las plantas de los pies es dura y gruesa. Debilidad y pesadez en los miembros por el menor esfuerzo; en los miembros superiores cuando agarra algo; las manos y los dedos están como paralizados al asir cosas; debilidad en los pies. Parálisis postdiftérica de miembros inferiores. Calambres en las pantorrillas, caminando o en la cama. Dolores en los miembros, peor después de medianoche, por el aire frío o por enfriamientos, mejor por el calor de la cama. Dolor en los miembros superiores peor acostado sobre el miembro. Dolor quemante en las piernas. Dolor tironeante de codo extendido a la axila. Siente pinchazos calientes en las partes paralizadas y en los muslos. Dolores desgarrantes de un solo lado, peor acostado sobre el lado dolorido. Ciática con intensos dolores ardientes (mejor por calor local) y con el cuadro mental de Arsenicum. Rigidez articular. Inquietud en las extremidades, especialmente inferiores, de noche antes de ir a la cama o ya en ella, sobre todo en las piernas. Shocks en los miembros al dormirse, y en los miembros inferiores durmiendo. Sacudidas al dormirse. Temblores en los bebedores. Erupciones en los miembros, especialmente ampollas o vesículas, a menudo negras, sanguinolentas y fétidas o pútridas, peor en las puntas de los dedos. Erupciones y prurito en el hueco poplíteo. Ulceras en los miembros inferiores, antiguas, quemantes, de base negra y aréola azul, profundas, gangrenosas, mejor por calor; en piernas, pies y plantas (vesículas); ulceraciones ardientes bajo las uñas y en las puntas de los dedos. Edemas, especialmente en miembros inferiores. Heridas de los disectores. Várices en los miembros inferiores, que arden como fuego, de noche, mejor por calor local. Cianosis en las uñas durante los escalofríos. Gangrena diabética y senil.

53 – (+) Sueña con accidentes, muertos, agua negra, tormentas, fuego. El esfuerzo mental o físico le produce somnolencia. Insomnio por ansiedad después de medianoche o de las 3 a.m.; después de un esfuerzo mental; por ardor en las venas; por pensamientos; por aburrimiento. Duerme semisentado o con la cabeza alta. Siente como descargas eléctricas al dormirse.

54 – (+) El escalofrío, en los palúdicos o febriles en general, aparece a medianoche o después de medianoche, de 0 a 2 a.m. o a las 3 o de 1 a 2 a.m., a la 1, a las 2, de 12 a 14 horas, a las 13, de 13 a 14, a las 14 o a las 15. Los escalofríos están peor después de beber o comer o caminando al aire y mejor por el calor externo o en una habitación calurosa. Afecciones paludicas: cotidiana, terciana, terciana doble, cuartana. En un paciente con antecedentes palúdicos, pensar en Arsenicum o Natrum Muriaticum.

55 – (+) Fiebre a medianoche o después de medianoche o a las 2 a.m.; calor seco, ardiente, con ansiedad y sin sed o con sed insaciable; o con deseo de estar tapado y sed de poca cantidad por vez y seguido; con sensación de gran calor externo y frío interno; la sangre parece quemar en las venas; con marcado agotamiento y adinamia. Fiebre alta con delirio. Fiebres de todo tipo: hécticas, sépticas, tificas, amarilla.

56 – (+) Sudores: con gran ansiedad, a la noche; por tos, con la disnea; después de la fiebre; estando sentado; al comenzar a dormir; mejor caminando al aire libre. Sudores profusos, fríos, pegajosos, ácidos.

57 – (+) Píel quemante o fría; seca, dura, como pergamino, paquidérmica, arrugada; con prurito ardiente, con o sin erupción, tiene que rascarse hasta que sangra, peor rascándose, por el frío; mejor por el calor; pruritos y ardores peor de noche de 1 a 3 de la madrugada, mejor por el calor local. Erupciones de todo tipo, por enfriamiento u otras causas: negruzcas, quemantes, carbunclosas, secas, costrosas, pustulosas, escamosas, vesiculosas (vesículas negras o azuladas; llenas de sangre; blancuzcas). Ictiosis. Eczema.
Psoriasís (es el medicamento de elección). Urticaria. Lupus; epiteliomas. Sarna. Viruela. Sarampión. Escarlatina. Petequias. Herpes zoster. Antrax. Ulceraciones de la piel, negras o azuladas, de base negra, sangrantes peor en los bordes, quemantes en los bordes, que están elevados e indurados, sensibles y esponjosos; con descarga corrosiva y pútrida, y con aréola roja. Ulceras cancerosas, sifilíticas, gangrenosas. Gangrena senil.

COMPLEMENTARIOS

Carbo vegetabilis – Phosphorus – Pyrogenium – Anthracinum – Rhus Tox. – Secale – Thuya.