Publicado el

Kali phosphoricum – la visión de Shankaran

Kali phosphoricum

metales tabla homeopatia Kalium phosphoricum pertenece al reino mineral.Es un remedio tuberculosa.

El sentimiento central de Kali phosphoricum es: “Yo no soy amado por la misma familia (o grupo) a quien yo dependo, de su apoyo“. Es como la situación de una mujer que tiene que cuidar de sus hijos sin ayuda de nadie, mientras que su marido, de quien depende la ayuda, siempre está viajando. Él nunca está ahí para ella. Ella se siente poco amada y olvidada. Ella siente que no está recibiendo el apoyo que necesita de su familia. Si esta situación persiste y tiene dificultades para hacer frente, ella puede llegar a ser nerviosa y sensible, afectadas por nimiedades, que puede estar siempre tenso, y se sorprendió por los más mínimo de los sonidos.

Ella está tremendamente ansiosa para los niños y la aprensión acerca de su salud y sobre el futuro. Por otro lado se puede tornar irritable hacia su esposo e hijos. Ella está enojada con ellos porque no la apoyan, que podría llegar a sentir indiferente hacia ellos y lograr ser muy independiente.

Su mente está llena de pensamiento y actividad, y se desarrolla insomnio (Kali phosphoricum es uno de los principales remedios para el insomnio). En última instancia, se convierte en cansados y agotados. Sus sentidos se embotan y no puede usar su mente.

Por lo tanto Kali phosphoricum se encuentra bajo el rubro: – El trabajo parece que le vuelven loco, debido a la impotencia de su mente.  Las personas Kali fosforicum son amables, especialmente para los extraños, alegre, expresivo, simpático y cuidado de los demás. Pueden ser independientes y ser un un gran apoyo de su familia y de cooperación.

Los pacientes Kali phosphoricum pueden tener sueños muy aterrador.Un paciente narró un sueño en el que un tigre se llama a la puerta de su casa, mientras ella estaba sola con sus hijos y su marido estaba ausente. Tenía que proteger a sus hijos ella sola. Este sueño muestra la ansiedad extrema de Kali, y una característica muy importante de fósforo, el cuidado de los demás.

Otra situación Kali phosphoricum sería el de un empresario que descubre que ha sido defraudado por sus compañeros de repente, y se queda para hacer frente a las cosas por sí mismo. Él no tiene el apoyo que tanto necesita. Él hace todo lo posible para gestionar el negocio por sí mismo, pero pronto se agota.

Los síntomas físicos

° Debilidad, rindió de cansancio, debilidad paralítica.
° Hipersensibilidad estados físicos.
° Escalofrío pacientes.
° Agobiado mirada en la cara.
° hambriento al poco  después de comer.
° Desea dulces.

Categorias
°  Trastornos por preocupaciones, preocupaciones.
° Falta de sueño, se preocupa, de todos los días.
° Puesta en servicio, cuando tocó.

El trabajo parece que lo llevara a la locura a causa impotencia de su mente.

° Sentidos, torpeza de.

A partir del ruido, de, tocado, cuando.

° El miedo, solo, de ser.
° Inquietud en el trabajo intelectual.
° Aversión al marido.
° Aferrarse lugar, quiere ser.
° Hombre de negocios, llevado a cabo.
° La postración de la mente.
° La ansiedad, el miedo, con.
° La ansiedad, la salud, sobre.
° La ansiedad, el futuro, sobre.
° Ideas delirantes, las imágenes espantosas.
° Emoción, trabajo excitables, mental, de.
° Esfuerzo mental agrava a partir.
° El miedo, sucederá, algo.
° Imbecilidad.
° Memoria, debilidad de.
° Pendenciero.

Publicado el

Calcarea silicata Shankaran

Calcarea silicata

Calcarea silicata es una sal y representa una combinación de sentimientos de ambos Calcarea y Silicea. Al igual que Calcarea la persona se siente inseguro, con la necesidad de protección y como Silicea se siente la necesidad de mantener un estándar en particular. De ahí la sensación de silicata Calcarea es: “Tengo que mantener a un nivel particular para conseguir la seguridad y protección que necesitan”. En mi experiencia, la situación de silicata Calcarea es el de los adolescentes que pertenecen a la clase media de la sociedad indígena, especialmente los niños que se sienten que mucha de la confianza se basa en ellos. Sienten la necesidad de llegar a un cierto nivel para obtener la aprobación de sus padres (cuya seguridad que buscan). El paciente silicata Calcarea tiene un temor de la pobreza y lo que tiene que tener cuidado al gastar dinero. Ser pobre lo pone en desventaja. Por lo tanto se convierte en rendimiento. Él no puede ponerse de pie o hacer valer a sí mismo, que prefiere escapar. Él no es tan terco como Silicea. La necesidad de mantener un cierto nivel da silicata Calcarea su sensibilidad a las reprimendas. Aquí se compara con Staphisagria en esto que ambos fármacos tienen una alta sensibilidad. Esta sensibilidad a reprimendas le impide la confrontación y llegar a ser despedido y por lo tanto mantener la norma que establece su superior para él. También se convierte en tímida, tímida, con un rendimiento, indeciso, vacilante, ya que esto le ayudará. Además, tiene una gran cantidad de ansiedad de anticipación antes de los exámenes, entrevistas, conocer gente o antes de comenzar un nuevo trabajo. Esta es una situación donde el apoyo está disponible (a diferencia de Psorinum, que tiene miedo a la pobreza pero el apoyo no, por lo que se convierte en desesperación). Así se vuelve a las personas de apoyo, confía en la gente, se la psicoterapia (“Los deseos de ser magnetizado”: Calcarea, Silicea). Además de todo esto silicata Calcarea es muy preocupados por la salud.Los adolescentes pasan horas esperando en la clínica de preocuparse por la tos, el frío o el miedo a las enfermedades del corazón. Su ventaja es que les da una excusa para la no-realización y la dependencia. Aquí es donde silicata Calcarea difiere de Silicea y Staphisagria. Cuando llega al médico el paciente tiene el temor de una enfermedad grave, pero inconscientemente se usa este miedo a no hacer nada. Si le dicen que no tiene ningún problema que pueden irritarse (“Consuelo agrava”). Él quiere apoyo, pero no quiere que se les diga que no tiene ningún problema. Esto suena contradictorio.Esta es la gran dependencia económica y socialmente en silicata Calcarea que se compara con Baryta carbónica.Cuando la persona que lo apoya muere, silicata Calcarea está devastada y puede entrar en un estado de shock – conducta automática. O bien puede quedarse quieto y no hacer nada o, como mecanismo de supervivencia, se puede imaginar que esta persona no está muerto y puede hablar con él. Por ejemplo, cuando expira el marido, la mujer que era emocionalmente y financieramente dependiente de él se imagina que está en la habitación de al lado. Baryta carbónica y silicata Calcarea ambos provienen de un estado deshabilitado. silicata Calcarea está desactivado en un sentido que no es capaz de lograr lo que sus padres quieren que él. El hombre realmente con discapacidad como Baryta carbónica no necesita una excusa para no alcanzar, pero silicata Calcarea conscientemente busca esa excusa y este hecho muestra que él sabe que tiene que alcanzar. silicata Calcarea conscientemente siente la necesidad de lograr que Baryta carbónica no se siente. ¿Qué se espera de él es por lo general dinero. Desde que se encuentra estos objetivos demasiado alto para él para lograr, tiene que seguir siendo económicamente dependiente y por lo tanto, se convierte en suave y resistente. La razón por la mayoría de la gente silicata Calcarea no son triunfadores es que vienen exigiendo sin embargo las familias de apoyo. En Staphisagria, Silicea y Lycopodium la supervivencia depende de lograr, mientras que silicata Calcarea ha renunciado a tratar de conseguir y su supervivencia depende de encontrar excusas para no lograrlo.Sin embargo, en realidad no son fracasos. Ellos logran, pero mucho menos de lo que se esperaba de ellos. Esta función de luchar por un rato y después el abandono es característica de la miasma tiña, a la que pertenece el recurso. silicata Calcarea tiene sueños de la ansiedad, la inseguridad. Él puede tener sueños agradables de estar con su familia o hablando con los familiares muertos. Los síntomas físicos

° Físicamente son pacientes delgados, frío.
° Palmas de las manos sudorosas y las plantas, especialmente frío, puntas de los dedos sudorosos.- La línea azul en las encías.
° Problemas supurativas como la sinusitis, bronquitis con descarga ofensiva.
Categorias
°  El miedo, la enfermedad, incurable, de, ser.
° El miedo, la pobreza, de.
° El miedo, las cosas imaginarias, de.
° El miedo, el trabajo, el temor de.
° Ilusión, voces, escucha y responde.
° Ilusión, del habla, los muertos, con.
° Cobardía.
° Ilusión, hambre, familia.
° Consolación, las amables palabras que agravar.
° Dudosa, la recuperación, de.
° Irresolución.
° Sensible, amonestaciones, para.
° Timidez, tímida.
° Ceder disposición.
° Pérdida del conocimiento, la conducta automática.

Publicado el

Síntomas regionales Lycopodio, E. B. Nash

LYCOPODIO.

Este medicanento con Sulph. y Calcárea forman el importante trio de los anti-psoricos de Hahnemann.

Todos poseen una acción profunda sobre el organismo, pero cada cual tiene su especial afinidad sobre ciertos temperamentos y diferentes edades, Lycop . actúa sobre todas las edades, pero en particular en los ancianos y en los niños; sobre todos los individuos, pero de preferencia en los de mayor desarrollo intelectual con débil desarrollo muscular, personas delgadas, predis- puestas á las afecciones del hígado y del pulmón, y á la diátesis lítica, á quien tanto beneficia.

El sujeto de Lycop, es enjuto, cetrino, con arrugas prematuras y parece más viejo de lo que es, los niños son débiles con la cabeza grande pero de apariencia débil y enfermiza, irritables de carácter, y si sufren de cualquier cosa no duermen lloran y gritan y rechazan con cólera los alhagos y cariños de sus familiares. Estas particularidadtss de la moral, de nuestros remedios no son comprendidas por los que no entienden el verdadero espíritu de nuestro arte de curar; pero cuando son apreciadas por un hábil observador, demuestran con claridad el remedio y lo indican antes de que el enfermo pronuncie una palabra.

Un medicamento debe no sólo ser bien experimentado sino estudiado en la clínica para desenvolver con perfección su amplia esfera de utilidad, y yo he conocido temperamentos tan bien definidos de Acón, o Bell, que no podían ingerir dichas sustancias, sino á muy altas potencias, en simples dosis y á muy largos intervalos. ¿Por qué considerarlo increíble? Carpenter en su Fisiología, habla de una mujer tan susceptible al Mercurio que salivaba por dormir junto á su esposo, cuando este lo tomaba.

Lycop. con China y Carbo Veg, forman el trio de los remedios flatulentos, aunque en Lycop. parece que la acumulación de gases se localiza hacia abajo del abdomen, con borborigmos y ruidos intestinales pronunciado en tanto que China meteoriza todo el abdomen y Carbo Veg, la parte superior. En Lycop. la flatulencia ocurre en relación con afecciones hepáticas sin que por ello deje de existir la particularidad de localizarse dicha flatulencia en el hipocondrio izquierdo.

Una sensación de llenura que alterna con una de hambre ó vacío muy especial, es síntoma muy característico. El enfermo se sienta á comer muy hambriento pero á los pocos bocados está satisfecho y se siente muy lleno. Este síntome no existe tan marcado en ningún otro remedio. El estreñimiento predominaen y como en Nux vom. hay frecuente é inefectivo deseo de evacuar, pero en tanto que en éste se debe á una acción peristáltica irregular del intestino, el de Lycop, es motivado por la contracción éspasmódica del ano que impide la defecación y origina intenso dolor.

Es por tanto, un remedio en el cual se pensará *en las afecciones del ano, asociadas á las afecciones del hígado, especialmente si entre sus síntomas, existe una gran flatulencia. Lycop. es muy útil en la hernia del lado derecho, y ha curado muchos casos de hernias antiguas sin la ayuda del braguero. Las afecciones del hígado á Lycop, pertenecen más á la variedad atrófica y los de China á la hipertrofia, y ambos son muy eficaces, cada cual en su .esfera. Lycop, tiene también síntomas aunque no tan señalados como para el hígado en los órganos urinarios.

Es el remedio más importante para las arenillas de la orina, y no únicamente cuando el sedimento es rojizo como polvo de ladrillo que tienen muchos medicamentos, sino cuando el sedimento se deposita en el fondo es de color gris, y la orina está muy clara, indicando, á menos de una intervención terapéutica eficaz, que un cálculo renal se está formando, y la amenaza de un te- rrible cólico. En los niños, estas arenillas se encuentran en sus pañales, después de haber llorado largos  ratos, y en los adultos se observan intensos dolores de riñones que se alivian al terminar la eliminación de la orina que contiene dichas arenillas (Bórax, y Sar zapar,  Sanícula) pero ninguno ayuda estos casos de una manera tan rápida y permanente como Lycop.

También es un exelente remedio para la impotencia (Agnus cas,) Un viejo se casa por segunda vez y no se siente tan bien como en la primera, lo cual no deja de ser muy desagradrable, pero una dosis de Lycop, pone las cosas en su lugar y se gana un amigo y el agradecimiento de los cónyuges. Cuando á consecuencia de los abusos sexuales ó del onanismo, los jóvenes se vuelven impotentes, el pene se presenta relajado, frío y disminuido de tamaño, el deseo venéreo es vehemente, quizás demasiado, pero no existe la erección al tratar de consumar el coito {Sekn, Calad) Lycop. presta muy formales servicios. He conocido muchos casos semejantes al descrito, conceptuados como incurables, ya desahuciados y que han curado por este remedio á muy altas potencias, una simple dosis con una semana de intervalo ó más. Úsese en las bajas, si se quiere, pero no se me culpe de la ausencia del éxito.

Lycop, tiene simpatías por el lado derecho, al menos parece que las enfermedades comienzan por dicho lado. Ha hecho abortar más de una vez la hinchazón y supuración de los amígdalas en individuos con amigdalitis crónicas, administrando una temprana dosis del remedio; lo mismo cuando lo síntomas lo demandaban  con Lach. Lac, Can, Phyt,

En la difteria, si la afección comienza por el lado derecho y se propaga al izquierdo pensaremos en Lycop, sin olvidar que Mere, protoyod. comienza también en el mismo lado, pero no hay dificultad en diferenciarlos. (En Broni. comienza abajo y se dirije hacia arriba, á la inversa de Lycop.) Los dolores del vientre en las regiones uterina y ovárica, se inician en el lado derecho y corren de derecha á izquier- da\ el pie derecho se sienta frío, y el izquierdo caliente, las erupciones «caminan» de derecha á izquierda, la ciática igual, en fin todas las afecciones, cualesquiera que sean, que’ principiando en el lado derecho tengan tendencia á invadir el lado izquierdo, nos harán pen- sar en Licop. Esta cuestión de los «lados del cuerpo» es más interesante de lo que algunos se imaginan y cada día ate comprueba más y mejor la afinidad espe- cial de los medicamentos por los órganos, los tejidos y los lados del cuerpo. En el aparato respiratorio, este remedio tiene tam- bién grande influencia. Es uno de los mejores para el catarro seco de la nariz, aquel en que el enfermo siente las fosas nasales tan obstruidas que se vé obli- gado á respirar con la boca abierta, especialmente en la noche. En estos casos la elección estará entre Lycop. Ainon. carb. y fícpar Siilph. según los síntomas pero en los niños no debemos olvidar á Smnbuciis, Lycop. ha salvado á muchos individuos afectados de pulmonía que haya sido mal tratados ó imperfectamente curados y están amenazados de consunción. Más indicado cuando la pneumonía afecta el pulmón derecho y se complica con trastornos hepáticos, y de preferencia en las últimas etapas del periodo agudo: la enfermedad ha pasado ya el periodo congestivo y el de hepatización y trata, aunque con dificultad, de entrar en el tercero ó sea en la resolución y este es el momento grave durante el cual, la mayor parte de  los pneumónicos mueren, sino se establece una franca espectoración ó la perfecta absorción de los productos de la enfermedad; la disnea es más intensa, la tos es muy blanda y parece como si todo el parenquima pulmonar quisiera reblandecerse, pues á pesar de la abundante espectoración no se presenta el alivio, la respiración es muy corta y las ventanas de la nariz se mueven violentamente con la respiración. Este es el preciso momento en que Lycop, hace maravillas, y aun cuando dicho periodo imperfectamente ha pasado y el enfermo todavía tose y expele es- . putos gruesos, amarillos, purulentos ú oscuros (á veces fétidos) con gusto salado y ruido de mucosidades en el pecho Lycop. es indispensable.

La elección debe hacerse entre este medicamento y Sulphur,  Kali hidriod, y Silic.

La característica agravación de Lycop, es de 4 á 8 p. m., en Colocynth, de 4 á 9 se agravan los dolores abdominales y á la misma hora el dolor de cabeza y la coriza de fíelleb., pero la agravación de Lycop. es general, y no corresponde á un síntoma sino á todos ellos.

Lycop. afecta de un modo intenso y profundo el sensorio y por su patogenesia deduqimos que lo deprime encontrando bien marcado el cuadro en la fiebre tifoidea. El enfermo aparece como muerto, los ojos no reaccionan á la luz, la mandíbula inferior caída y la parálisis del cerebro es inminente. Tal condición puede encontrarse en el periodo avanzado de muchas enfermedades agudas, como la meningitis cerebro espinal, tifo, pneumoní  etc. y si además de lo descrito, existe la agravación de 4 á 8 p. m. la indicación de Lycop, es absoluta.

También notaremos la depresión en la forma crónica, como por ejemplo, recordando lo que dijimos respecto á la impotencia de los ancianos; si además de ella, la memoria se debilita, confunde las palabras al hablar ó escribir y se siente incapacitado para el trabajo mental, téngase presente á Lycop.  pero Anacard., Phosph, Baryta carb, y Opium deben compararse, lo mismo que Picric Acid y Agn, Cast. Muchas otras cosas pudieran escribirse acerca de este maravilloso polioresto, pero presento las más im- portantes.

Su poder curativo no se desenvuelve por debajo de la duodécima potencia y ni los alópatas, ni los homeópatas que lo usan á bajas potencias saben nada acerca de él. Como el Garba Veg, la Silic y el Sulph. sus acciones curativas se desenvuelven por el proceso peculiar de potentización descubierto por Hahnemann. «Experiméntese todo, y aprovéchese lo que es bueno.»

Publicado el

DIGITALIS (Digitalis Purpurea – Dedalera – Digital)

DIGITALIS

(Digitalis Purpurea – Dedalera – Digital)

MENTALES

1 – (+++) Gran ansiedad, con sentimiento de culpa. Siente remordimientos. Extrema angustia, especialmente al anochecer o de noche, con tendencia a llorar y gran temor al futuro. Ansiedad de noche con tristeza e insomnio.

2 – (++) Miedo: a morir; a perder la razón; al futuro; de sofocarse de noche.

3 – (++) Desea estar solo; no tiene ganas de hablar, tendencia a dejarse estar. Trata de escaparse si le imponen compañía. Profunda tristeza, melancolía, peor por la música, con suspiros y llanto, sobre todo en cardíacos. Indiferencia, peor al anochecer. Irresolución. Obstinación.

4 – (+) Poca memoria. Olvida todo inmediatamente. Piensa con dificultad.

5 – (+) Grito encefálico en hidrocefalias y meningitis agudas; y durmiendo.

6 Estados maníacos paroxísticos con rabia y delirio. Delírium tremens cuando aparece lentamente.

7 Trastornos por amor no correspondido; por malas noticias (las siente en el estómago).

8 Fantasías eróticas día y noche.

GENERALES

9 – (+++) El síntoma clave de Digitalis es un pulso extremadamente lento y débil; o intermitente, con pulsaciones ausentes cada tercero o quinto o séptimo latido, o lleno, muy irregular, rápido. Este pulso, especialmente el lento, acompaña a los trastornos cardíacos, hepáticos o de cualquier otro orden, de Digitalis; y puede llegar a cifras que oscilan entre 30 y 50 pulsaciones por minuto. Pulso más lento que los latidos cardíacos. Pulso trigeminado. Pulso fácilmente acelerado por el menor movimiento. Pulso lento en posición acostada, que se hace irregular y dicrótico al sentarse en la cama. Latidos en el cuerpo, peor por la presión.

10 – (++) Debilidad a la mañana al despertarse y al levantarse, con temblores y pulso lento. Sensación de desfallecimiento con ansiedad e inquietud, por el menor movimiento o esfuerzo, con pulso lento. Excesiva debilidad, especialmente después del desayuno y almuerzo; después del coito o de poluciones. Desmayos, agotamiento; extrema postración. Colapso, a veces con convulsiones. Síncope que puede ocurrir al erguirse de golpe en la cama.

11 – (++) Cianosis, sobre todo en la cara, párpados, labios, lengua, manos, uñas; en general, relacionada con cardiopatías. Cianosis en bebés. Venas distendidas en ojos, orejas, labios y lengua.

12 – (++) Toda clase de edemas, especialmente en cardiopatías; externos e internos. Edemas con supresión de orina. Edema post-escarlatinoso.

13 – (+) Peor: sentado, especialmente sentado erguido; por el movimiento; después de comer o beber; por la música; por esfuerzos; por excesos sexuales; acostado del lado izquierdo; por la presión o el tacto, Mejor: acostado de espaldas; al aire frío; con el estómago vacío; por el reposo.

14 – (+) Gran sensibilidad y agravación al aire frío; al tiempo frío, a los cambios de tiempo, a los alimentos y bebidas frías. Desea aire libre.

15 Bruscas oleadas de calor, seguidas de gran debilidad nerviosa y pulso intermitente y débil, en el climaterio; peor por el menor movimiento.

16 Niños con facies muy blanca y rubios. Menopausia.

DESEOS Y AVERSIONES

17 Desea alimentos y bebidas amargos.

PARTICULARES

18 Desmayos con bradicardia, sudores fríos y aspecto de muerto. Vértigo con ansiedad, peor parado, al levantarse de sentado, caminando o viajando; a veces con timbres en los oídos; en cardiopatías y hepatopatías. Confusión en la cabeza. Cada noche al dormirse, lo despierta asustado un ruido metálico o crujido en la cabeza, varias veces, hasta que puede dormirse. Presión y tensión mental por esfuerzos mentales o al girar los ojos. Cefalea en sienes, frente y parietales, peor al beber algo frío o comer helados. Hidrocefalia. La cabeza cae hacia atrás cuando camina o está sentado, como por parálisis de los músculos del cuello; o está siempre así. Prurito de un solo lado de la cabeza. Sensación de que el cerebro cae hacia adelante al agacharse. Ondulaciones en el cerebro, como si tuviera agua, peor parado, hablando, sacudiendo la cabeza y doblando la cabeza hacia atrás; mejor acostado e inclinando la cabeza hacia adelante.

19 – (+) Cataratas. Los objetos se ven pálidos, verdes, blancos, rojos o amarillos. Ve los colores del arco iris o un halo de colores alrededor de la luz. Ve pelos; moscas volantes. Ve chispas. hemiopía horizontal. Al despertar, ve todo como cubierto de nieve. Tendencia a desviar los ojos. Diplopia. Pupilas dilatadas e insensibles; poco activas; miosis. Desprendimiento de la retina.
Conjuntivitis con fotofobia, lagrimeo peor al aire libre, secreción purulenta, ardor. Dacriocistitis. Hinchazón y ardor en los bordes de los párpados. Conjuntiva rojo amarillenta. Párpados cianóticos. Se le pegan los párpados a la mañana. Sensación de arena en los ojos.

20 Oye ruidos como de agua hirviendo. Hipoacusia. Otalgias. Puntada detrás de las orejas.

21 Dolor en la raíz de la nariz. Coriza con ronquera. Espistaxis.

22 – (+) Parótidas hinchadas. Expresión enfermiza. Cara pálida; abotagada, con aspecto de muerto; roja; rojo azulada. Cianosis con los labios y parpados azules; piel cianótica y fría. Ictericia. Convulsiones en el lado izquierdo de la cara. Poros negros. Labios secos, apergaminados; con erupciones. Mejilla hinchada, duele al tocar.

23 – (+) Gusto dulzón o amargo; sialorrea fétida y dulzona. Saliva copiosa y espantosa, escupe a cada rato; salivación nocturna. Lengua y encías excoriadas. Lengua cianótica o blanca. Gusto amargo del pan. Lengua limpia con nauseas. Ulceras en la lengua. Aftas. Pinchazos en la garganta cuando no traga. Sensación como si las paredes de la garganta estuvieran hinchadas. Constricción de la garganta; dolorida al tragar.

24 – (++) Falta de apetito; sociedad rápida. Sed; continua, con labios secos. Regurgitaciones acres. Sensación de desmayo o desfallecimiento gástrico, como si fuera a morirse (peor si se mueve), con náuseas mortales después de comer; violentas náuseas y arcadas convulsivas por el olor de las comidas o al verlas, continuas y que no mejoran por vomitar; con angustia y tristeza; náuseas antes y despuás de orinar. Náuseas y vómitos apenas come o se mueve, al toser o al expectorar; vómitos biliosos, mucosos, alimenticios; de mañana. Gran ansiedad en el epigastrio. Estómago sensible a las malas noticias. Extrema sensibilidad y dolorimiento epigástrico, con suspiros frecuentes y profundos. Ardor que sube al esófago. Distensión gástrica. Eructos muy agrios. Dispepsias. Gastralgias ardientes o como calambres, mejor eructando. Plenitud gástrica. Sensación de retracción en el epigastrio.

25 – (+++) El hígado es uno de los centros principales de acción de Digitalis. Hígado dolorido y duro, congestionado, sensible a la presión. Hipertrofia del hígado en cardiopatías. Cuadros obstructivos del colédoco, con hígado grande y dolorido, ictericia, pulso lento y heces decoloradas. Plenitud en el vientre; distensión. Dolores cortantes o como calambres; cólicos con vómitos. Ascitis. Hernia estrangulada. Flatulencia. Sensación de vacío, languidez o debilidad en el vientre. Dolor en el colon descendente. Pulsaciones en la aorta abdominal.

26 – (+) Las heces son de color gris, ceniza o blanco, como leche; claras, decoloradas, o como yeso o masilla. Diarrea en la ictericia. Heces involuntarias; acuosas; ofensivas. Constipación obstinada. Teniasis.

27 – (+++) Nefritis postescarlatinosa con anasarca y edema pulmonar. Nefritis crónica con edemas y bradicardia. Dolores pulsátiles en el cuello de la vejiga durante los esfuerzos para orinar. Sensación de plenitud en la vejiga, aún después de orinar. Disuria con urgencia constante para orinar, peor de noche; con tenesmo; urgencia violenta, ineficaz; sale poca orina, caliente, ardiente. Como si la uretra estuviera contraída; chorro débil. Gran deseo de orinar después de pasar unas gotas; goteo con simultáneo deseo de defecar. Orina: espesa; turbia; amarillo marrón; negruzca; acre; con sedimento como polvo de ladrillo; con albúmina. Uremia. Micciones involuntarias. Enuresis. Es uno de los más importantes medicamentos de la hipertrofia de próstata (con Puls., Con. y Bar_C.); senil; con retención aguda de orina o goteo. Cistitis.

28 – (+) Blenorragia; secreción amarillenta, espesa. Hidrocele izquierdo; el escroto parece una vejiga llena de agua. Poluciones nocturnas frecuentes con gran debilidad sexual y tristeza. Espermatorrea después del coito. Masturbación. Deseos sexuales sin erecciones; o erecciones dolorosas. Impotencia. Balanitis. Fimosis con ardor al orinar. Edema en el pene, prepucio, escroto; en los genitales. Testículo derecho hinchado y como golpeado. Gran debilidad genital post-coito.

29 – (+) Menstruaciones suprimidas, con tos y hemoptisis vicariantes. Dolores premenstruales, en el vientre y espalda, como de parto. Ninfomanía; pensamientos eróticos día y noche. Menstruación copiosa, o escasa y tardía.

30 – (++) Ronquera a la mañana, indolora; espasmo de glotis. Respiración irregular, con profundos y frecuentes suspiros. Respiración difícil, lenta y profunda. Asma, con muchos rales y roncus, severo y con miedo de hablar o moverse; peor temprano a la mañana o de noche, por tiempo frío, caminando o acostado (o mejor); o de 10 a 12 y de 16 a 18 horas, con sensación de constricción torácica. Constante deseo de inspirar profundamente, pero solo lo logra a medias, como si hubiera un impedimento. Cuando está por dormirse o apenas se duerme, parece interrumpirse la respiración, y se despierta boqueando. Miedo de ahogarse de noche, con deseo de aire libre. Disnea cardíaca; disnea de esfuerzo. Solo puede respirar a boqueadas, y cada una le parece que va a ser la última; debe sentarse. Tos ronca, profunda, espasmódica, peor a medianoche y a la mañana; peor por hablar, caminar, beber algo frío, después de comer e inclinando el cuerpo hacia adelante y por acalorarse. Tos con ahogos que termina en la expulsión de una masa de esputos rojizos. Expectoración mucosa espesa; como almidón cocido; hemoptóica; dulzona. Coqueluche; tos con vómitos. Hemóptisis vicariantes por menstruaciones suprimidas; hemóptisis premenstrual. Debilidad en el pecho; no tolera hablar. Congestión pasiva pulmonar en las cardiopatías. Tuberculosis pulmonar, especialmente florida; con catarros crónicos, disnea y dolores en el tórax, tos seca, expectoración hemoptoica; mejor al aire libre. Neumonía y bronconeumonía seniles, con expectoración como jugo de ciruelas, colapso y falla cardíaca. Enfisema en cardiopatías, mejor acostado quieto, peor caminando. Pleuresía serofibrinosa; reumática. Hidrotórax, en cardiopatías o nefritis crónicas.

31 – (+++) El principal centro de acción de Digitalís es el corazón. Toda la patología cardíaca, si los síntomas característicos están presentes (especialmente los del pulso [ver 9]), puede ser favorablemente influenciada por este medicamento. Sensación como si el corazón hubiera cesado de latir o fuera a detenerse bruscamente, sobre tollo al hacer un movimiento, con necesidad de contener la respiración. Latidos cardíacos violentos, pero no muy rápidos. Hiposistolia y asistolia; corazón debilitado, con gran disminución de sus fuerzas, aún sin lesiones valvulares. El menor esfuerzo muscular dificulta y hace laborioso e intermitente el trabajo cardíaco, sobre todo por movimientos bruscos y enérgicos de los brazos hacia arriba, y acostado del lado izquierdo. Edemas generalizados, gran anasarca, con extremidades frías y cianóticas y sensación de desfallecimiento precordial. Angina de pecho. Brusco latido violento con ritmo alterado, sensación de muerte inminente con terror y ansiedad, peor por el menor movimiento; con dolores a todo el miembro superior izquierdo, con cosquilleo hasta los dedos; puntadas muy agudas cada 15 minutos. Dolor
precordial con angustia y palpitaciones, pero a veces sin ningún motivo aparente. Fuertes latidos cardíacos; palpitaciones violentas, audibles, con dolor constrictivo retroesternal. Palpitaciones: por penas; ascendiendo; por movimientos, especialmente de los brazos; por emociones; por esfuerzos; con ansiedad; parado; al darse vuelta en la cama. Dilatación ventricular por lesiones valvulares, con gran disnea y anasarca. Hipertrofia cardíaca. Soplos cardíacos. Insuficiencia mitral. Reumatismo cardíaco con pulso irregular. Niños cianóticos con desmayos por el menor cambio de posición, vómitos y pulso muy lento. Cianosis en el tórax. Hidropericardio. Endocarditis; miocarditis; pericarditis.

32 – (++) Pesadez o debilidad paralítica del miembro superior izquierdo; dolor agudo en el hombro y brazo izquierdos, con cosquilleo (en la angina de pecho u otras cardiopatías). Los dedos de las manos se duermen fácilmente y con frecuencia. Frío en los miembros, peor en las manos y pies; cianosis; edemas, especialmente en miembros inferiores y pies. Sensación de parálisis y cansancio, sobre todo en las rodillas y piernas. Dolores desgarrantes en las articulaciones de los dedos de las manos; rigidez paralítica. Dolor en la cadera; coxalgia. Gran rigidez en las piernas estando sentado, mejor al caminar. Ardor en las pantorrillas al cruzar las piernas. Una mano fría y la otra caliente. Sensación de aro caliente al rojo en las piernas.

33 – (+) Se despierta de noche con frecuencia, sobresaltado; asustado, por sueños de caída desde una altura o en el agua. Prefiere estar acostado con la cabeza baja, sin almohada. Letargia, gran somnolencia. Sueño inquieto y no reparador; interrumpido por repetidas micciones.

34 – (+) Escalofríos internos, comenzando con los pies fríos y extendiéndose a todo el cuerpo, con calor y rubor en la cara, o calor externo; piel fría. Chuchos en la espalda. Frío interno. Cuerpo caliente con sudor frío en la cara. Oleadas bruscas de calor con gran debilidad. Sudores enseguida después del escalofrío. Sudores: copiosos; de noche, fríos y viscosos. Sudores en la mitad superior del cuerpo. Sudores fríos en todo el cuerpo, y calientes en las palmas.

35 – (+) Cianosis (ver 11). Piel fría con bradicardia; pálida. Ictericia intensa, con bradicardia y heces de color blanco ceniza. Prurito. Descamación de la piel. Hinchazón blanca elástica de todo el cuerpo. Eritema rojo oscuro peor en la espalda, como sarampión.

Publicado el

COCCULUS (Cocculus Indicus – Coca de Levante)

COCCULUS

(Cocculus Indicus – Coca de Levante)

MENTALES

1 – (+++) Siente que el tiempo pasa muy rápido. Como aparente contraste, pero en relación directa con esa sensación, todo lo hace muy lentamente. Todas las respuestas a los estímulos son lentas: contesta con lentitud, piensa mucho antes de hacerlo o necesita que le repitan la pregunta (pero contesta correctamente); necesita mucho tiempo para dar vuelta la cabeza para ver las cosas o para moverse o para pensar o para hacer cualquier cosa. Todas las impresiones nerviosas son muy lentas en llegar a los centros. Parece que hubiera un agotamiento o postración nerviosa, que puede llegar a la imbecilidad. Hay una lentitud para comprender, lo que lo hace olvidadizo; no encuentra la palabra apropiada al hablar, lo que le impide hblar correctamente, y se equivoca; o se olvida de lo que acaba de pensar o leer. Necesita leer un pasaje varias veces para llegar a entenderlo. Aturdimiento peor por leer o pensar. Mala memoria. Esa misma lentitud lo conduce a la indolencia, y no llega a terminar nada de lo que comienza. Indecisión.

2 – (+++) Confusión mental peor después de comer o beber.

3 – (+++) Trastornos producidos por ira o vejación; por penas o tristezas; con pena silenciosa y profunda. Descorazónado.

4 – (++) Hipersensibilidad marcada por hiperexcitabilidad extrema del sistema nervioso. No tolera ruidos, sacudidas, que lo toquen, que lo contradigan, que lo ofendan (es muy susceptible), las voces fuertes, las actitudes rudas, el miedo, la ira, las penas e insultos. Del mismo modo, se sobresalta muy fácilmente, por ruidos, al tocarlo o por cualquier pequeño estímulo. Se asusta fácilmente.

5 – (++) Está sentado en un rincon, sin hablar, como sumido en recuerdos tristes, y no se da cuenta de lo que sucede a su alrededor. Vuelve a hablar reiteradamente de cosas pasadas desagradables. Estados catatónicos (dementes precoces) o de éxtasis: parece inconsciente o ausente, con una sonrisa estereotipada, una expresión atontada.

6 – (+) Gran locuacidad, habla rápido. Hay como un estado maníaco, con irresistible deseo de cantar o bailar; gesticula, se queja.

7 Se preocupa poco por su salud y mucho por la de los otros, con ansiedad. Sentimiento de culpa. Ansiedad extrema y repentina.

8 – (+) Miedo a morir; a los fantasmas y espectros, peor de noche; a peligros desconocidos.

9 – (+) Deseos o intentos de escapar.

GENERALES

10 – (+++) Trastornos por viajar en un vehículo, que aparecen o se agravan por viajar, ya en barco, bote, tren, automovil, avion, etc., ocasiónando especialmente mareos, náuseas y vómitos. Estos trastornos se producen hasta solamente mirando una embarcación en movimiento o por la ventanilla del vehículo en movimiento. Mal de mar.

11 – (+++) Consecuencias de la falta de sueño por cuidar enfermos o pasar noches en vela; “es el primer remedio en que debe pensarse en estos casos” (Clarke); se siente débil aún si pierde solamente una hora de sueño. Convulsiones por falta de sueño.

12 – (+++) Debilidad paralítica extrema o temblorosa, con náuseas y vértigo, en relación con una lesión orgánica o por cuidar enfermos o por falta de sueño o por surmenage o por caminar al aire libre. Gran cansancio de todo el cuerpo,  necesita hacer un esfuerzo para pararse firmemente; se siente demasiado débil para hablar en voz alta. Cansancio muscular. Inmovilidad de las partes afectadas. Se fatiga demasiado, y hasta llega a desmayarse por el menor ejercicio o esfuerzo. No puede estar despierto a la noche una o dos horas más, sin sentirse todo el día siguiente agotado, exhausto. Falta de energía vital. Muy débil antes y durante la menstruación; apenas puede estar parada. Paresias o parálisis de un solo lado del cuerpo, con insensibilidad. Parálisis de origen medular. Parálisis postdiftérícas (garganta, miembros, etc.). Tabes. Tendencia a temblores, peor después de emociones.

13 – (++) Sensación de hueco o vacío en órganos internos, o de banda o constricción interna y externa.

14 – (++) Peor: irguiéndose en la cama o al levantarse; fumando; moviéndose; por hablar; por comer o beber; por dormir; por reírse; por gritar o llorar; por caminar; por el aire libre (le tiene aversión); por caminar al aire libre; por el café; por sacudidas; por la presión; por el aire frío; al agacharse; parado; al arrodillarse; por el calor de la cama; por el sol; si lo tocan; nadando; durante la menstruación; por cualquier emoción; por ruidos. Mejor: acostado quieto; en una habitación calurosa; sentándose.

15 – (++) Rigidez espasmódica, paralítica; espasticidad con falta de fuerzas; si extiende un miembro, debe ayudarse para volver a flexiónarlo, con gran dolor.

16 – (+) Desmayos: de mañana al levantarse; durante la menstruación; histéricos; por dolor; por el movimiento; después de defecar; durante las palpitaciones. Espasmos como shocks eléctricos. Tétano. Corea; de un solo lado. Epilesia. Eclampsia puerperal. Convulsiones: histéricas; en niños; con inconsciencia; con caída; durante la menstruación; con parálisis; puerperales, con ceguera;
al tocarlo.

17 – (+) Cocculus se adapta (y es más útil) a personas suaves de temperamento perezoso; personas rubias; hipocondríacas, tímidas, miedosas, nerviosas. En mujeres y niños de cabellos y ojos claros; que sufren mucho durante la menstruación y el embarazo; mujeres solteras o sin hijos; chicas sensitivas, románticas. Enfermedades de los bebedores. Obesidad.

18 – (+) Adormecimiento externo, en partes del cuerpo.

19 Dolores en los huesos, desgarrantes, mordientes, o como si estuvieran rotos. Dolores como golpes, y calor, en adenopatías frías y duras, peor al tocarlas.

DESEOS Y AVERSIONES

20 – (+) Deseo de bebidas frías, sobre todo cerveza. Aversión a los ácidos.

PARTICULARES

21 – (+++) El vértigo acompaña a los síntomas mentales. Mareos, se siente como intoxicado; peor al levantarse de estar acostado o al erguirse en la cama (le da náuseas); al moverse; por vigilias (Nux.V.); después de comer; mientras mueve el vientre; parado; tiene tendencia a caer hacia los costados; necesita estar acostado, pero no puede estar de espaldas con la cabeza apoyada, tiene que estar de costado; ve que las cosas se mueven, sobre todo de derecha a izquierda; con náuseas; con las cefaleas; durante la fiebre. Ataques de vértigo con inconsciencia. Sensación de vacío en la cabeza, peor al aire libre y después de comer, mejor por el calor de la cama. Sensación de constricción en el cerebro. Cefalea peor por no haber dormido, por andar en vehículos; siente como si algo le cerrara los ojos; peor por ruidos (le producen más náuseas y vómitos), por moverse, por la luz, el sol, por hablar, por reírse,   al aire libre y durante la menstruación; mejor en reposo y en una habitación calurosa o por el calor de la cama; con náuseas y vómitos. Cefalea occipital como si se abriera y cerrara. Cefalea desde la nuca al cuello, con tendencia a llevar la cabeza hacia atrás. No puede sostener la cabeza por debilidad de los músculos de la nuca; debe sostenerla o apoyarla en algo. Temblor convulsivo de la cabeza, peor después de dormir y al aire libre, por café y tabaco; mejor en una habitación calurosa. Cefalea como sí tuviera atado un hilo o una banda o aro. Apoplejía.

22 – (++) Los objetos parecen moverse hacia arriba y abajo. Moscas volantes. Hemiopía; no ve el lado derecho de las cosas. Los ojos dan vueltas durante las convulsiones. Están cerrados; tiene dificultad para abrirlos. Dolor en los ojos, como si se los sacaran de la cabeza, durante la cefalea. Midriasis o miosis. Ojos secos, inflamados, prominentes. Visión turbia.

23 – (+) Zumbidos en los oídos, con sensación de tapados e hipoacusia; con ruido de agua que corre. Manchas rojas detrás de las orejas.

24 – (+) Narinas ulceradas. Olfato muy agudo. Nariz hinchada.

25 – (++) Cara roja, hinchada, caliente, más en las mejillas, peor durante la fiebre. Calores a la cara después de beber o en una habitación fría. Ojeras. Cara contraída. Calambres en los maseteros, peor al abrir la boca. Hinchazón de las glándulas parotidas y submaxilares. Cara distorsiónada y fría al tacto. Parálisis facial. Neuralgia facial a la tarde.

26 – (+) Boca seca sin sed, más de noche. Espuma que sale de la boca, formando *urbujas. Lengua blanco amarillenta. Dientes cariados que duelen comiendo. Dientes flojos con encias hinchadas. Dificultad para hablar, como por parálisis de la lengua. Gusto metálico, ácido; peor al toser; el pan tiene gusto ácido. Constante deseo de escupir. Paladar muy sensible. Constricción en la garganta; está como paralizada.

27 – (+++) Náuseas: peor por pensar en los alimentos o por olerlos o mirarlos o por oír hablar de comida (asco a la comida); viajando en un vehículo o en barco o tren; por frío; al erguirse o levantarse de la cama a la mañana; después de beber; comiendo o después de comer; durante los escalofríos; por sequedad de garganta; con sensación de desmayo; por el movimiento, por ruidos; mejor tragando. Mal de mar. Vómitos: por viajar; por tomar frío; por cepillarse los dientes; por hablar fuerte; con cefalea. Calambres gástricos mientras come o después; siente como un gusano arrastrándose o moviendose. Plenitud y opresión ansiosa en el epigastrio, con náuseas. Sed sin deseos de beber. Eructos. Hipo; bostezos espasmódicos. Falta de apetito con hambre.
Sensación de vacío en el estómago.

28 – (++) Dolores abdominales agudos cortantes, como si le apretaran los intestinos entre piedras agudas o puntiagudas, peor al moverse y alrededor del ombligo. Dolores cortantes en el vientre durante la menstruación. Calambres en el vientre peor a medianoche, durante los escalofríos, la menstruación y al moverse. Dolor hepático presivo, peor al toser o agacharse. Sensación de vacío o hueco en el vientre. Distensión timpánica enorme del vientre, con Cólicos a medianoche, mejor acostándose de costado. Dolores ardientes, desgarrantes, constrictivos, en el vientre. Flatulencia; Cólicos. Músculos abdominales débiles. Dolor en el anillo inguinal, como si fuera a aparecer una hernia, peor sentado y al toser. Hernia inguinal; umbilical, con constipación; estrangulada.

29 – (+) Constipación con heces duras, dificultosas; deseos ineficaces. No puede sentarse por contracción en el recto. Diarreas con flatos previos. Heces blandas, amarillas, pútridas, ardientes. Diarrea por viajar en auto. Hemorragia anal.

30 Polaquiuria. Orina acuosa.

31 Dolor como golpeado en los testículos, peor al tocarlos. Prurito escrotal. Gran excitabilidad sexual.

32 – (++) Flujo en lugar de la menstruación, o entre los períodos, o antes; muy debilitante, apenas puede hablar. Menstruaciones prematuras, cada 15 días, con calambres en el hipogastrio, dolorosas, con distensión abdominal y dolores pinchantes y calambres, peor a cada respiración y por todo movimiento y mortificación; copiosas (peor parada y caminando, con coágulos, oscuras; con hemorroides. Menstruaciones suprímidas, con Cólicos, flatulencia, debilidad paralítica, ansiedad, náuseas, desmayos, convulsiones. Menstruaciones irregulares y escasas. Mucosidad sanguínea durante el embarazo. Flujo como sangre o como agua en que se hubiera lavado carne; fétido. Gran debilidad durante la menstruación; casi no puede estar parada; náuseas,
desfallecimiento, se le duermen las extremidades.

33 – (+) Tos con opresión y disnea, con sensación de humo y contracción en la *ráquea. Tos periódica cada cuarto día, a medianoche. Expectoración mucosa albuminosa adherente. Apnea. Constricción en el lado derecho del tórax, que le corta la respiración. Calambres en el tórax, histéricos, peor durante la menstruación, con suspiros y quejidos. Respiración lenta, pesada; jadeante. No puede respirar hondo. Fatiga por hablar en voz alta. Sensación de vacío en el tórax. Manchas rojas.

34 Palpitaciones, con angustia precordial, seguidos de vértigo. Taquicardía; el pulso late en todo el cuerpo durante la fiebre.

35 – (+) Debilidad de los músculos cervicales y lumbares, con pesadez cefálica; no puede sostener la cabeza. Dolor paralítico sacrolumbar. Crujidos en las vértebras, con rigidez muscular y dolor al mover la cabeza o bostezar o en fiebres intermitentes. Temblores en la espalda. Puntadas entre los omoplatos y en el sacro; presión en los omoplatos. Como si tuviera paralizada la espalda. Dolor en la columna que se extiende hacia abajo. Vértebras sensibles al tacto. Dolor en la espalda y columna, peor caminando y agachándose, con temblor en los miembros; casi le impiden caminar.

36 – (+++) Se le duermen los miembros superiores, antebrazos y manos, primero derecha y luego izquierda, o alternándolas; y las plantas de los pies estando sentado. Dolor en hombros y brazos, como golpeados. Puntadas en los hombros en reposo, y en el brazo derecho, mejor moviéndose. Convulsiones en el brazo, con el pulgar flexiónado dentro de los otros dedos. Sacudidas en manos y dedos. Parálisis de los brazos. Sensación de parálisis en los miembros superiores. Temblor en los miembros durante los escalofríos. Las manos tienblan cuando come, más cuanto más alto las levanta. Manos cianóticas, insensibles; como paralizadas, no puede escribir; frías o calientes alternativamente. Hinchazón artrítica caliente de las manos. Parálisis indoloras de las extremidades.  Parálisis indolora de los miembros inferíores; por frío. Las rodillas se aflojan por debilidad, peor caminando; marcha vacilante, parece caerse hacia un lado; siente las piernas inútiles. Hemiplejía. Tabes. Dolor: en los muslos, en las rodillas, no puede descansar en ninguna posición, peor por el movimiento. Rodilla hinchada y dolorida, con crujidos al moverse. Reumatismo articular agudo. Pies pesados, calientes, o fríos, hinchados, con edema, pican, arden, sudan. Dolor en el talon. Rigidez y debilidad paralítica de las extremidades. Los miembros duelen al moverlos, como si fueran a romperse al doblarlos. Dolores óseos. Movimientos involuntarios del brazo y pierna derechos, que cesan al dormirse (corea). Pies y manos fríos. Crujidos y rigidez dolorosa en las articulaciones.

37 – (++) Insomnio por cuidar enfermos por largos períodos, por vigilías nocturnas; por ansiedad. Sueño perturbado por excesiva ansiedad e inquietud. Sueños terroríficos, ansiosos; de muerte, de enfermedades. Bosteza y se despereza constantemente, peor después de estar acostado; bostezos espasmódicos. Somnolencia insuperable; la menor interrupción del sueño lo debilita mucho, con párpados pesados. Insomnio por pensar mucho en los hechos del día. El sueño no lo repara. Durante el sueño grita, se sobresalta y tiene movimientos convulsivos de las manos, ojos y cabeza.

38 Oleadas de calor, con mejillas ardientes y pies fríos. Escalofríos alternando con fiebre. Inquieto y ansioso antes y durante los escalofríos, que comienzan a las 11 horas, con asco a las comidas. Frío interno a la tarde, con estremecimientos, que no mejora con el calor externo; más en la espalda y piernas. Fiebre de noche. Fiebres intermitentes con dolores lumbosacros y Cólicos. Tifoidea. Fiebre héctica con adelgazamiento y sudores nocturnos. Fiebres insidiosas de origen nervioso, por ataque de ira. Sudores profusos,
ofensivos, que chorrean desde el tórax, peor de mañana. Sudores que gotean de la cara. Sudores agotadores. Suda fácil al moverse o por el menor esfuerzo.

39 – (+) Gran prurito, peor al anochecer, al desvestirse o de noche; por el calor de la cama. Piel pálida y fláccida. Úlceras muy sensibles al tacto.

COMPLEMENTARIO:

Causticum.

Publicado el

COLCHICUM (Colchicum Autumnale Colchico)

COLCHICUM

(Colchicum Autumnale Colchico)

MENTALES

1 – (++) Escasa memoria, olvidadizo, distraído. Es deficiente la comprensión y la asociación de ideas; le faltan palabras para expresarse, y cuando escribe, olvida cifras y palabras enteras; olvida lo que ha dicho o lo que va a decir o lo que ha oído. Confusión: confunde objetos; mente obnubilada, aunque contesta bien. Puede leer, pero no entiende ni siquiera una oración corta ni las palabras. Facultades intelectuales disminuidas.

2 – (++) Sus sufrimientos le parecen intolerables. Los estímulos externos (luz, ruido, contacto, olores fuertes, etc.) lo perturban notablemente. No tolera la rudeza. Los dolores, si son fuertes, lo enloquecen, lo sacan de quicio, lo ponen fuera de sí; lo irritan; la menor vibración hace intolerables los dolores.

3 – (+) Gran deseo de descanso, con aversión a cualquier tipo de esfuerzo. El esfuerzo mental lo agrava. Deprimido.

4 Malhumorado, nada lo conforma; aversión a que lo toquen.

5 Trastornos por penas; por mal comportamiento o malas maneras de otros; por la rudeza.

GENERALES

6 – (++) El síntoma clave más destacado de Colchicum proviene de un olfato muy agudo (huele hasta lo que otros no huelen), que se manifiesta ante olores fuertes, pero de especial manera ante olores de alimentos que se cocinan, al olor del caldo, de los huevos, del pescado, de frituras o comidas grasosas o de cualquier comida. Odia los olores. Pero esta averersión a la comida no es solo con respecto al olor; el solo pensar o ver o que le hablen de comida o que se la menciónen, es suficiente para darle asco, náuseas, arcadas o vómitos; lo pone fuera de sí y hasta llega a desmayarse.

7 – (+++) Gran postración, debilidad y agotamiento físico y mental, como después de esfuerzos; no puede levantar la cabeza de la almohada sin ayuda; por subir escaleras; por esfuerzos; después de dormir y defecar; por falta de sueño; por estudiar mucho; en estados tíficos. Debilidad paralítica. Brusco hundimiento de las fuerzas vitales. Pérdida de fuerzas musculares; parálisis. Tendencia al
colapso con piel, boca y aliento muy fríos; frío interno, cianosis en las uñas y piel moteada.

8 – (+++) Los dolores son muy agudos, tironeantes, desgarrantes, presivos, paralíticos; mejoran en tiempo caluroso; afectan huesos y tejidos profundos cuando el aire es frío; van de izquierda a derecha (Lach.); peor al anochecer y de noche, apenas lo tocan y por el movimiento. En las articulaciones, son erráticos, van de una a otra, de un lado a otro, de abajo arriba o viceversa.

9 – (++) Peor (o trastornos por): por el movimiento (lo teme); si lo tocan; por el frío; por frío húmedo; por cualquier esfuerzo, físico o mental (estudios intensos); por mojarse o bañarse; en Otoño y Primavera; por vivir en lugares húmedos; por cambios de tiempo, más de seco a húmedo; por acalorarse; acostado del lado izquierdo; por vigilias; desde el crepúsculo al amanecer; por sudores suprimidos; caminando. Mejor: acostado; en reposo; por calor; después de defecar; agachándose; sentado; al aire libre.

10 – (++) Hormigueo o comezon, como por sabañones, en diversas partes del cuerpo, siempre que cambia el tiempo. Ardores en las cavidades.

11 – (+) Tendencia a edemas, externos o internos, en manos y pies. Líquido en el vientre, pericardio, pleuras, cavidades serosas, etc., con orina pálida. Ascitis, hidrotórax, hidropericardio, etc. Edemas postescarlatinosos; en nefropatías. Anasarca.

12 – (+) Lateralidad derecha o de izquierda a derecha.

13 – (+) Metástasis hacia órganos internos, sobre todo de gota o reumatismo hacia los órganos torácicos (ver 31).

14 – (+) Siente como shocks eléctricos a través de una mitad del cuerpo, con sensación de parálisis. Sensación como de vibraciones eléctricas dolorosas por el tacto o movimiento. Frecuentes sobresaltos. Convulsiones, calambres.

15 Personas vigorosas. Enfermedades en ancianos. En niños con padres o abuelos gotosos.

PARTICULARES

16 Mareos al sentarse después de caminar. Pulsaciones en la cabeza. Presión occipital por esfuerzos mentales o vigilias. Cefaleas sobre los ojos, más el izquierdo, peor al aire libre. Cosquilleo frontal. Cefalea mejor por el calor i reposo.

17 – (+) Midriasis, con escasa o ninguna reacción a la luz. Midriasis a la derecha, miosis a la izquierda. Catarata. Glaucoma. Lagrimeo al aire libre. Edema en los párpados inferiores. Dolores agudos en y alrededor de los globos oculares. Iritis; iritis traumáticas; queratitis. Supuración e hinchazón de las glándulas de Meibomius. Los bordes de los párpados están rojos y ardientes. Orzuelos en los párpados inferiores.

18 Comezon en las orejas. Puntadas en los oídos. Sensación de obstrucción caminando, con ruidos. Secreción purulenta de los oídos después del sarampión.

19 – (+) Olfato muy agudo (ver 6). Prurito y comezon en la nariz. Dolores excoriantes en el tabique nasal, peor tocando. Epistaxis al anochecer. Coriza obstinado con copiosa secreción mucosa. Narinas secas y negras. Estornudos.

20 – (+) Rasgos faciales desfigurados. Expresión ansiosa, aspecto enfermizo, triste, sufriente. Cara manchada de amarillo; o muy pálida; o mejillas rojas y calientes, con palidez peribucal y perinasal. Edemas en la cara. Siente los huesos de la cara separados. Comezon facial. Dolores desgarrantes y erráticos en los músculos de la cara, o de un solo lado; tironeos en músculos y huesos.
Dolor como calambre en la articulación témporomaxilar. Dolor en la mandíbula derecha. Labios agrietados, cianáticos.

21 Rechina los dientes; los siente muy largos; están muy sensibles cuando muerde o se tocan al cerrar las mandíbulas. Odontalgias, peor de noche y por frío. Dolor desgarrante en las encías y mandíbulas.

22 – (+) Calor en la boca. Lengua rojo brillante, pesada, rígida, dormida, fría; se mueve y proyecta con dificultad. Le cuesta mucho hablar, o no puede. Lengua blanquecina o amarillenta o marron. Gusto amargo. Sialorrea con garganta seca.

23 Cosquilleo en la garganta y paladar. Sensación de constricción y dolorimiento en la garganta. Paladar y garganta rojos, inflamados y doloridos. Acumulación de mucus verdoso en la boca y garganta. Amígdalas inflamadas,  hinchadas, con focos purulentos. Calor en la faringe y todo el esofago; constricción.

PARTICULARES

24 – (+++) Gran apetito, pero cesa bruscamente al ver o, peor aún, oler los alimentos, con gran aversión. Intensa sed sin apetito, o ausencia de sed. Náuseas por tragar saliva. Eructos frecuentes y abundantes de aire sin gusto. Náuseas, eructos y copiosos vómitos biliosos y mucosos. Hipo constante.Intensas náuseas por olores fuertes o por el olor de los alimentos que se cocinan, de pescado, huevos, carne gorda o caldo de carne o sopas; o por ver o mirar la comida o pensar en ella; irguiéndose o sentándose en la cama o por levantar la cabeza de la almohada; en el mar. Arcadas violentas depués de vomitar. Vómitos: durante la diarrea; fáciles; por el olor de huevos o pescado; al erguirse; al moverse; en el embarazo; viajando en un vehículo; violentos; al tragar saliva; mejor si está quieto en cama sin moverse. Vómitos biliosos; alimenticios; amarillentos. Epigastrio sensible al tacto. Sensación de excoriación y comezon en el estómago, o de frío como hielo, o de ardor. Hambre intensa después de vomitar. Vómitos con diarrea acuosa. Plenitud Hástrica después de comer. Calambres. Gastropatías antes o dtirante un ataque reumático. Indigestion por comer muchos huevos.

25 – (++) Meteorismo, plenitud en el vientre. Presión hacia afuera en el vientre superior. Timpanismo, distensión flatulencia, como si fuera a reventar, peor en el colon ascendente. Abdomen hinchado, con pliegue sobre el pubis, con ascitis. Ruidos en el vientre, con sensación de diarrea inminente. Dolores en el abdomen, peor de noche y por la presión; pulsaciones. Cólicos peor comiendo, mejor doblándose. Dolor excoríante en el lado izquierdo del vientre, peor al tocarlo. Frío de hielo, o ardor, en el abdomen.

26 – (+++) Diarrea otoñal con, violentos dolores y con heces como jalea, transparentes; salen primero líquidas, pero cuando se enfrían forman como una gelatina; heces pútridas; oscuras; mucososanguinolentas; blancas con gran cantidad de partículas desmnuzadas; de mucus blanco; o como ralladuras de intestino; membanosas; acuosas; que salen con violento espasmo anal. Diarrea: durante la dentición; en tiempo caluroso; por salirse del régimen; peor por el movimiento; indolora; biliosa. Deseos dolorosos de defecar, con tenesmo y postración. El niño se duerme al cesar el tenesmo. Dolores rectales después de defecar, muy prolongados, que lo hacen gritar y llorar. Siente las heces en el recto, pero no puede expulsarlas. Cólera: mitos mucosos, heces como agua de arroz, expulsados con gran fuerza, con calambres abdominales y en los músculos flexores de brazos y pies, y rasgos hundidos. Prolapso anal. Hemorragias anales negras en otoño. Se ensucia involuntariamente; no siente cuando salen las heces, peor si son acuosas. Prurito, cosquilleo y ardor anal.

27 – (++) Dolor renal, más a la derecha, peor por la presión y el movimiento, solo puede estar acostado de espaldas. Nefritis, con orina como tinta, sanguinolenta (con o sin coágulos), con albúmina o marron. Nefritis con edemas después de una escarlatina. Sedimento blanco en la orina. Tenesmo vesical con hemorragia. Urgencia para orinar, con dolor por espasmo en el cuello de la vejiga; orina caliente, oscura; con ardor y tenesmo. Orina turbia que deja un anillo anaranjado en el servicio. Uretra dolorida, como en carne viva, al orinar. Polaquiuria, poliuria; u oliguria o anuria. Micción involuntaria. Glucosuria.

28 – (+) Dolor desgarrante en el glande y cordon espermático izquierdo. Edema en el escroto.

29 Metrorragia. Dolor terebrante en el ovario; debe doblarse. Menstruaciones escasas, frecuentes. Sensación de hinchazón en el clítoris y vulva. Inquietud febril en los últimos meses del embarazo. Pezones oscuros, salientes, con dolores intolerables apenas se los toca el bebé. Senos llenos, con piel caliente. Prurito vulvar. Fiebre puerperal.

30 – (++) Ronquera. Intensa disnea, no puede estar acostado, mejor inclinado hacia adelante; respira a boqueadas; peor de noche; con palpitaciones, de 23 a 3 horas. Disnea con anasarca. Tos seca, corta, frecuente, por cosquilleo o comezon en la tráquea. Tos nocturna con incontinencia de orina. Opresión con ansiedad y violentas palpitaciones. Dolor excoriante en el tórax, peor al
tocarlo o moverse; dolores cortantes que interrumpen la respiración. Dolores torácicos desgarrantes y punzantes. Puntadas precordiales. Dolor en la base izquierda, de atrás adelante, peor al respirar, con gran disnea. Hemoptisis,
traumáticas o no. Hidrotórax con gran disnea, con edemas de pies y manos.

31 – (++) Violentas palpitaciones; audibles, peor al erguirse en la cama. Hídropericardías. Ruidos cardíacos sordos, débiles. Cardiopatía siguiendo a gota o reumatismo. Pericarditis reumática con opresión, dolor y disnea; endocarditis. Plenitud precordial, peor acostado del lado izquierdo. Hipotensión arterial. Pulso pequeño, débil, irregular, lento o rápido, intermitente, apenas perceptible.

32 Tensión y puntadas entre los omoplatos. Dolores reumáticos en la nuca y espalda; dolores desgarrantes o tironeantes; peor por el movimiento y la presión. Dolores excoríantes, placas doloridas en el sacro, muy sensibles al tacto. Tortícolis.

33 – (+++) Reumatismo agudo o crónico, especialmente gotoso, en los miembros; de derecha a izquierda; errático, y con dolores que se agravan por el movimiento y por el frío húmedo y mejoran por el calor; aparece sobre todo en otoño, primavera o verano y en tiempo caluroso, o cuando los días aún son calurosos y las noches frías. Brotes agudos en un reumatismo crónico. Hiperuricemia. Al
principio del reumatismo agudo, antes de estar totalmente extendido. Ataques reumáticos que comienzan y terminan repentinamente. Dolores reumáticos en las articulaciones, que están rígidas, calientes, muy dolorosas, rojas e hinchadas, sobre todo en las pequeñas articulaciones. Dolores desgarrantes en tiempo caluroso, punzantes con el frío. Dolores paralizantes en los brazos; no puede sostener nada con la mano. Inflamación del dedo gordo del pie, con dolor agudísimo que se agrava por el más leve contacto o por el menor movimiento o apenas rozarlo; grita de dolor. Edemas en las manos. Calambres en las manos,
que están espasmódicamente flexiónadas, pero en constante movimiento.
Articulaciones agrandadas y deformadas en los dedos de las manos. Uñas cianóticas. Temblor de las manos; le impiden escribir. Miembros inferiores edematosos y fríos. Con los dolores, pesadez e incapacidad para moverse. Calor en la palma de las manos. Cosquilleo o comezon en los dedos y uñas de manos y pies. Las rodillas chocan; casi no puede caminar; le cuesta levantar los pies al subir escaleras o caminar, choca con los umbrales, camina vacilando. Cojera por supresión de sudores, especialmente de los pies, por mojarse. Calambres en las pantorrillas o pies, particularmente en las plantas. Dolores desgarrantes o contracturas en el talon. Manos y pies dormidos y fríos; se duermen las puntas de los dedos. Arreflexia patelar derecha. Se levanta con dificultad a la mañana por los dolores.

34 – (+) Somnolencia; se duerme leyendo. Insomnio por excitabilidad nerviosa o por no poder acostarse sobre su lado habitual, el izquierdo. Sueño interrumpido por pesadillas. Duerme acostado de espaldas. Sacudidas durmiendo. El sueño es perturbado por los dolores o inquietud, o por disnea de 23 a 3 horas.

35 – (+) Constante sensación de escalofríos, aún sentado cerca de una estufa; con oleadas de calor. Cuerpo caliente y miembros fríos. Creciente calor seco ceneral con palpitaciones y sed intensa, peor de noche. Sudores ácidos, copiosos, sin alivio. Fiebre tifoidea.

36 Prurito, como de ortiga; puntadas en la piel; comezon como sabañones; urticaria. Anasarca.

COMPLEMENTARIOS:

Arsenicum Alb. – Spigelia.

Publicado el

SEPIA (S. Officinalis. Tinta de la Jibia o Sepia)

SEPIA

(S. Officinalis. Tinta de la Jibia o Sepia)

MENTALES

1 – (+++) El núcleo íntimo y profundo de la personalidad de Sepia es “una abolición de la capacidad de sentir amor, de ser afectuoso” (Kent) o, por lo menos, una gran disminución; es decir, de sentir amor y de demostrarlo. Rara nez este estado se manifiesta en un hombre, pero es un rasgo muy destacado en la mujer” (Kent). Hay una marcada indiferencia a sus seres queridos, a sus propios hijos, a sus familiares y parientes, a todo, aún a lo placentero y hasta a sus actividades, negocios u ocupaciones habituales, acentúandose la indiferencia durante la fiebre; generalmente está acostada y con los ojos cerrados. Y todo esto sin que haya una razón aparente que explique este estado que, en un grado mayor, llega a manifestarse como una verdadera aversión al esposo y a los miembros de su familia (que, a veces, le llama la atención a la propia paciente), e incluso a sus ocupaciones, que generalmente le agradaban. Suele, por eso, vivir apartaja de su familia. Por extensión, su desafecto se extiende a la gente: se siente mejor estando sola, tiene aversión a la compañía y a la presencia de exraños, no tolera oír hablar a otras personas. Evita ver gente, aunque en su fuero interno a menudo desea la compañía, porque tiene temor a la soledad completa.

2 – (+++) Hay una profunda tristeza y depresión, “una ausencia de toda alegría”   (Kent); está verdaderamente cansada de la vida; melancólica, suele permanecer mucho tiempo sentada, rígida o quieta, y callada. Su tristeza se manifiesta especialmente al despertar a la mañana y al anochecer, antes y durante la menstruación, después del coito, caminando al aire libre, por la música, cuando el tiempo está sofocante y cuando transpira. Descontenta, descorazonada. Llora con mucha faciliciad, no puede contenerse, especialmente cuando habla de su enfermedad y antes de la menstruación, pero, coherente con su imposibilidad de dar afecto o de recibirlo, no tolera el consuelo, que la hace llorar más o la irrita. A veces puede evitar el llanto agarrándose de algo. En cambio, el llanto mismo la alivia, la mejora, y hasta puede alternar con risas, pero, curiosamente, se alegra y llega a estar contenta y feliz
durante una tormenta con truenos y relámpagos. A veces piensa en el suicidio.

3 – (+++) Intelectualmente puede ser normal, como puede apreciarse en la práctica diaria, pero es bastante más frecuente que sea obtusa, tonta, superficial y que piense lentamente. Se concentra con dificultad; le cuesta pensar y comprender, está como aturdida especialmente después del mediodía y después del coito. Su memoria es escasa, pobre; los esfuerzos mentales la agravan y, por todo eso, tiene aversión al trabajo mental y no sabe decidir, es indecisa. Puede llegar a la confusión mental, sobre todo antes de la menstruación, después de comer, por esfuerzos mentales, cuando le hablan y al despertar; mejora después de llorar. Es lenta, aún para hablar, pero puede también hablar rápido. Imbecilidad. Como ausente.

4 – (+++) Es muy irritable habitualmente, más aún si la contradicen, simplemente no lo tolera, aunque tiende a contradecir a los demás. También se irrita mucho después del coito, antes de la menstruación, por el consuelo, cuando le hablan o por esfuerzos. Irritada contra los demás y consigo misma. Siente como si necesitara gritar, y lo hace si no se agarra o se sostiene de algo; grita antes de la menstruación. Se ofende con, facilidad, es violenta, discutidora, peleadora, impetuosa, puede insultar, vuelve sobre hechos desagradables ya pasados, iracunda, caprichosa; censura o crítica; es desconfiada, espía todo;
pastidiosa. Pero su modo de ser es cambiante y, aunque en menor medida, puede en otras circunstancias reírse, ser suave, dulce, tímida.

5 – (++) Una característica mental muy definida de Sepia es que está, en todos los aspectos, mucho mejor cuando está muy ocupada o atareada en sus tareas habituales. Es industriosa, díligente, pero igualmente puede ser muy indolente. Es apurada en sus ocupaciones.

6 – (++) Cae en la inconsciencia cuando está arrodillada en la íglesia, o mientras viaja o por el motivo más mínimo.

7 – (++) Miedo: de estar sola (y también por temor a herirse), a las enfermedades, a morir (tiene presentimientos), a los fantasmas, a los hombres, a la gente, al mal, a la pobreza, a las tormentas, a la locura, al suicidio. Se asusta con facilidad, se sobresalta por sustos; trastornos por sustos.   Marcada ansiedad, sobre todo cuando cae la noche; por su salud; durante la fiebre; cuando tiene llamaradas de calor; por esfuerzos vísuales, cuando mira fijo o lee; con miedo. Desespera de recuperarse, especialmente cuando suda, y está excitada. Inquietud, da vueltas en la cama, de noche, al cerrar los ojos; después del coito; durante la menstruación, y cuando está sentada. Así también es impaciente, más estando sentada.

8 – (+) Ve fantasmas de noche. Piensa que es pobre, que su familia se va a morir de hambre; se imagina que está enferma. Delirio durante los escalofríos. Estados de insania: senil, en la menopausia, después de una hemorragia (o metrorragia). Hace gestos ridículos, absurdos, o furiosos.

9 – (+) Síntomas o trastornos mentales por excesos sexuales. Lascivia.
Hipersensible a impresiones sensuales.

10 – (+) Es hipersensible, más aún antes de la menstruación, a la música y a los ruidos.

11 – (+) Avaricia; pero pródiga consigo misma. Envidia. Cleptomanía.

12 Otros aspectos mentales: Trastornos por mortificación o por sentirse desprecíado Tendencia a bailar (en niños) Afecciones religiosas Habla o ríe durmiendo Irritabilidad en niños.

GENERALES

13 – (+++) Los síntomas aparecen o se agravan: por el frío, por el aire frío; por enfriarse, sobre todo una parte del cuerpo, especialmente la cabeza; por el viento frio, al entrar a un lugar frío; por temperaturas extremas; tendencia a tomar frío, a resfriarse (hay una falta de calor vital); por acalorarse; al aire libre (hay aversión al aire libre); por corrientes de aire; antes y durante las tormentas; en tiempo nublado; en tiempo seco o húmedo; por un baño frío (con miedo al baño); por mojarse los pies, sobre todo estando transpirado; por lavarse o por lavar ropa; por viajar en auto o tren, o montando a caballo; después del coito, en ayunas; antes, durante y después de la menstruación; cuando amamanta; acostado, sentado o parado; caminando, peor al viento; tocando el piano; después de sudar; frotándose; en una habitación llena de gente; por la ropa ceñida (especialmente en el cuello y vientre); por excesos sexuales; por comer cerdo o tomar leche; en el primer sueño (tos, disnea, enuresis); antes o después de mediodía y al anochecer.

Mejor: por un ejercicio violento; por aflojarse la ropa; caminando rápído; por la presión; por el calor; estirándose o desperezándose; por aplicaciones calientes; por tomar bebídas frías.

14 – (+++) Se desmaya con gran facilidad, como si la intensa y frecuente sensación de languidez, desfallecimiento, vacío o flojedad interna y los tironeos hacia abajo contribuyeran a ello; especialmente por esfuerzos, durante los escalofríos y la fiebre, por extremos de calor o frío, deypués del coito, antes y durante las menstruaciones, cuando se arrodilla en la iglesia, en el embarazo, al levantarse de la cama, viajando, en una habitación calurosa, por mojarse o por el motivo más insignificante; el desmayo es repentino y se acompaña de calor seguido de frío. Debilidad repentina, rápida, temblorosa, peor de mañana al despertar o levantarse, y al anochecer, después del coito, por poluciones, por el menor esfuerzo, durante la menstruación (o mejora), por la sudoración, después de mover el vientre, por hablar, por caminar, por dolor en el sacro.

15 – (+++) Oleadas o llamaradas de calor después del mediodía o de noche, que suben; como si la salpicaran con agua caliente; con sudores, alternando con escalofríos; aparecen espontáneamente o por el menor esfuerzo. Cuando suben los calores se destapa, pero después de sudar se tapa porque siente frío. Por este síntoma, tan característico, simultáneamente con su mentalidad, Sepia ha sido indicado a menudo en la menopausia, de la que es uno de los más fieles e importantes medicamentos. Orgasmo sanguíneo después de una humillación.

16 – (+++) Lateralídad izquierda muy predominante de los síntomas.

17 – (+++) Aunque es una característica de la piel de Sepia, su ubicación en este lugar es legítima, por la importancia que tiene en la identificación o individualización de este medicamento: manchas marrones o amarillentas o marrón rojizas en la frente, en la cara, sobre la nariz y mejillas como en silla de montar, en el vientre y en el tórax. Pecas; en la cara.

18 – (++) Sensación de tener una pelota en los órganos internos (como una manzana o una papa), o un tapón; “durante las menstruaciones, el embarazo, la lactancia; con constipación, diarrea, hemorroides, flujo y en todas las afecciones uterinas” (Allen).

19 – (++) Puntadas hacia arriba, especialmente en el recto, vagina y útero. En general, los dolores de Sepia se dirigen de otros sitios a la espalda, y se acompañan de estremecimientos; mejor por calor.

20 – (++) Descargas y secreciones lechosas: de nariz, orina, flujo, secreción uretral, vómitos, expectoración, etc.

21 – (++) Especialmente “adaptado a personas de cabello oscuro, fibra rígida, pero de disposición suave y fácil” (Allen), “particularmente durante el embarazo, puerperio y amamantando” (Nash). “Es el remedio de las lavanderas, en trastornos que aparecen o se agravan por el trabajo de lavar ropa” (Allen).

Mujeres altas, delgadas, de pelvis estrecha, masculinas.

22 – (+) Periodícidad en la aparición de los síntomas, sobretodo cada 28 dias.

23 Hemorragias; pérdida de fluidos; anemia. Adelgazamiento en niños.

Sycosis.

24 Corea. Tétano.

DESEOS Y AVERSIONES

25 – (+) Déseo: de bebidas alcohólicas, coñac, vino; bebidas frías; ácidos, vinagre; dulces.

26 – (+) Aversión: al pan; grasas; carne; a la leche; a los salados.

PARTICULARES

27 – (++) Vértigo a la mañana después de levantarse o de tarde; al cerrar los ojos, cuando se arrodilla, después del té, caminando al aire libre, cuando escribe, por el menor movimiento de los brazos. Cefaleas periódicas, con dolor en oleadas, sobre todo en la frente, que le provoca gritos y no le permite abrir los ojos; con náuseas, y vómitos; con excesivos deseos sexuales; durante los escalofríos; por tomar frío en la cabeza; por la luz artificial; durante la menstruación; viajando en un vehículo; por ir de compras; en la menopausia después de excesos sexuales; peor al agacharse, por el trabajo mental, al mover la cabeza y a cada paso (como si se sacudiera el cerebro), por el movimiento, pero mejora con el movimiento violento, por la presión, al aire libre y después de comer. Hemicráneas paroxísticas, peor a la izquierda, punzantes de dentro afuera, con náuseas y vómitos, peor en la habitación y caminando rápido, mejor acostado del lado dolorido y al aire libre; como si fuera a estallar la cabeza. Cefalea parietal al aire libre. Cefalea occipital pulsátil comenzando a la mañana, peor al anochecer, por el menor miovimiento,
al girar los ojos o al cerrar los ojos y acostado de espaldas o en reposo. Frío en el vértex, peor al mover la cabeza y agacharse, mejor en reposo y al aire libre; con la cefalea; en el occipucio, como congelado. Tendencia a tomar frío en la cabeza, peor si la tiene húmeda. Violenta congestión cefálica con calor, peor al agacharse; oleadas de sangre a la cabeza. Sudores cefálicos de olor agrio. Movimientos o sacudidas involuntarias de la cabeza hacia atrás y adelante, peor antes de mediodía y sentado. Fontanelas abiertas que tardan en cerrar. Cuero cabelludo muy sensible al tacto. Erupciones secas, fétidas, pruriginosas, agrietadas; costras húmedas. Cae mucho el cabello; en la menopausia. Placas de pelada.

28 – (++) Parálisis del párpado superior, más el izquierdo, como si estuviera muy pesado, y no puede mantener los ojos abiertos; peor de mañana al despertar, con dolor. Ojos pegados de noche; con prurito y ardor, especialmente a la mañana al despertar; párpados hinchados de mañana. Orzuelos; induraciones posteriores. Escamitas secas en los párpados y bordes.
Dolor en los ojos cuando lee; ardor por viento frío; sensación de tener arena en el ojo derecho. Tumores tarsales después de repetidos orzuelos. Pústulas en la córnea. Ojos vidriosos, acuosos, al anochecer. Lagrimeo peor de mañana.   Fotofobia a la luz diaria. Sacudidas en los párpados. Ojos amarillentos.Visión confusa cuando lee o escribe. Presbicia. Lee turbio después del coito o de poluciones nocturnas. Vé manchas negras, puntos, chispas, rayas de luz. Vé un halo verde alrelledor de una luz. Hipermetropia.

29 Otalgias. Herpes en el lóbulo de la oreja o detrás. Descarga de pus líquido, con prurito. Hiperacusia o hipoacusia. Brusca sordera, como causada lor un tapón. Zumbidos, bramidos, susurros, campanilleos.

30 – (+) Nariz hinchada, inflamada, peor en la punta. Costras dentro de la nariz, en trozos verdes; secreción nasal verdosa, dura, seca o lechosa, amarillo verdosa. Ozena. Catarro post nasal. Epístaxis al sonarse, por acalorarse, por un golpe aún leve en la nariz, durante la menstruación, después de una cefalea y con las hemorroides. Olfato disminuido o ausente; o muy sensible, especialmente al olor de la comida. Olor fétido de la nariz. Violento coriza fluyente, con estornudos. Ulceras en las narinas. Aversión a los olores fuertes. Manchas marrones o amarillas (ver 17).

31 – (+) Cara de color terroso; amarillenta; roja durante la fiebre. Cara adelgazada. Erisipela. Erupciones en el mentón, la frente y alrededor de la boca y labio inferior. Acné peor antes de la menstruación; en la frente.
Herpes labial. Verrugas en la cara; poros negros. Labios secos, exfoliados.
Hinchazón del labio inferior. Neuralgía facial izquierda. Puntadas en la mandíbula extendidas al oído. Hinchazón en la cara con la odontalgia.
Hinchazón y sensibilidad dolorosa, de las glándulas submaxilares. Manchas marrones o amarillas en la cara (ver 17).

32 – (+) Caries rápidas en los dientes. Odontalgias por apretar los dientes o al tocarlos, por hablar, por la menor corriente de aire frío; por beber, comer, o tomar cualquier cosa fría en la boca; durante la menstruacíón y el embarazo; por bebidas calientes; extendidas al oído o a los brazos y dedos. Encías rojo oscuras; con pulsaciones o latidos durante la menstruación, hinchadas, excoriadas, ulceradas y que sangran fácilmente. Piorrea. Sensación de dientes largos o flojos.

33 – (+) Boca seca. Aliento fétido. Saliva salada. Gusto ácido, amargo o pútrido, peor de mañana. Dolor en el paladar y la lengua, como si estuvieran quemados, peor en la punta. Los alimentos tienen un gusto muy salado.
Excoriaciones en la lengua. La lengua, blanca, se limpia durante la menstruación, e inmediatamente después vuelve a su estado anterior. Vesículas en la lengua.

34 – (+) Tendencia a carraspear (peor de mañana) y a tragar constantemente o involuntariamente. Garganta dolorida, con adenopatías en el cuello. Sensación de tapón en la garganta (que no mejora tragando), o de dolor excoriante; peor al tragar. Amígdalas inflamadas, supuradas. Sequedad de garganta. No tolera el contacto de la ropa en el cuello.

35 – (+++) Ausencia de sed (con la fiebre); o sed excesiva (peor en los escalofríos). Gran voracidad. Eructos o regurgitaciones ácidas o amargas o como huevos podridos o con gusto a comida; peor por comer grasas; malas digestiones. Acidez. Sensación de vacío o languidez gástríca, que no mejora comiendo; cuando piensa en la comida (sobre todo la que desea) o durante la cefalea, o al anochecer, mejorando después de comer; ó después de comer en los grandes fumadores. Náuseas: de mañana, antes del desayuno; por pensar o sentir el olor de la comida; en el embarazo; viajando en un vehículo o en barco; peor pensando en las náuseas, mejor después de comer. Gastralgia mordiente mejor después de cenar. Dolor violento en el cardias al pasar la comida al estómago.
dastralgia después de comer o caminando. Presión como por una piedra en el estómago, peor después de comer y de noche. Calambres gástricos. Vómitos biliosos a la mañana; o lechosos; o de comida a la mañana; o fétidos; en el embarazo.

36 – (+++) Vientre abultado en las madres, distendido después del parto.   Sensación de de vacío, más después de mover el vientre. Sensación de plenitud en los hipocondrios. Pesadez en el vientre, peor a la mañana al levantarse y moviéndose. Vientre duro. Dolores en el vientre, de mañana, sobre todo a las 9 horas; dolores en el hipogasirio antes de mediodía (mejor después de cenar y al anochecer); antes y durante la menstruación. Dolor profundo en el hígado, peor al tocarla o palparlo, mejor acostado sobre el lado derecho; puntadas en el hígado extendidas al hombro derecho; dolores hepáticos, peor por el movimiento o viajando en un vehículo. Dureza en la región pilórica. Dolores de tironeo hacia abajo en el vientre, de 9 a 18 horas ó después de mediodía o a las 21, peor parada o caminando y durante la menstruación; mejor cruzando las piernas y después de cenar. Dolores presivos en el hipogastrio, hacia abajo, hacia los órganos genítales (especialmente femeninos), como si todo fuera a salir hacia afuera por abajo, sobre todo de 9 a 18 horas o a las 21; como si fuera a venir la menstruación, especialmente antes o durante la menstruación;
mejor después de cenar (ver 40). Ascitis. Frío en el vientre; o ardor, más en el lado izquierdo. Manchas marrones en el vientre. Borboriomos después de comer; flatulencia; flatos incarcerados.

37 – (++) Constipación, mueve el vientre con dificultad, aún si son heces blandas; tiene deseos, pero son ineficaces; en la menstruación y el embarazo; a veces con heces duras o como de cordero, o escíbalos marrones aglutinados con mucosidades, o heces blanquecinas. Diarrea por tomar leche. Diarrea verdosa, de olor ácido o pútrido, especialmente en niños. Fisura anal. Humedad anal casi constante. Dolor en el recto, peor a las 10 horas y sentado.
Puntadas en el recto hacia arriba, bruscas, agudas, que mejoran caminando rápido. Tenía solitaria. Sensación constante de tener un cuerpo extraño en el recto, como una pelota pesada o tapón o bola ubicada entre pubis y coxis, que hace presión hacia afuera, y que no mejora al defecar, con la sensación de que el recto estuviera siempre lleno o que siempre quedan heces. Prolapso rectal
al mover el vientre o por una micción difícil. Hemorroides procidentes al defecar y cuando camina; sangrantes, peor al caminar. Erosión entre las nalgas. Condilomas perianales.

38 – (++) Deseos de orinar con frecuencia, por el prolapso uterino, con tironeo hacia abajo en la pelvis; deseo de orinar brusco, repentino, tiene que apurarse, porque si no se orina. Micciones frecuentes de noche. Siente la vejiga muy distendida. Se orina involuntariamente, al toser o reirse o estornudar o por ruidos, y de noche en cama, en el primer sueño. Micción demorada, tiene que esperar hasta que sale la orina. Dolor en la vejiga durante la menstruación. Litiasis vesical. Orina muy alterada y muy fétida,
con arenilla roja, adherente y muy difícil de lavar; turbia; o con sedimento blanco adherente y difícil de lavar y una cutícula en la superficie; marrón burante la fiebre y los sudores; rojo oscura o amarilla o incolora como agua; con olor a vinagre. Sedimento mucoso; pastoso y amarillento; con pequenos cálculos; o como polvo de ladrillo. Ardor uretral al orinar.

39 Sensación en el periné como si estuviera sentado sobre una pelota. Sale líquido prostático al mover el vientre (sobre todo si la evacuación fue difícil) y después de orinar. Secreción blenorrágica crónica, “gota militar”, indolora, lechosa o blanca, amarillenta o mucosa. El meato uretral está pegado a la mañana. Erecciones frecuentes, peor de noche, con deseos sexuales aumentados; o incompletas, durante el coito; o ausentes (impotencia).

Eyaculación precoz. Sudores copiosos y fétidos, más en el escroto. Poluciones nocturnas frecuentes. Gran cansancio físico y mental después del coito o de las poluciones. Erupciones pruriginosas en el glande y prepucio. Escroto hinchado. Condilomas en el pene y alrededor del glande. Ulceras en el glande y prepucio.

40 – (+++) Tendencia al aborto o parto prematuro, del quinto al séptimo mes.   Cáncer de útero. Utero agrandado, con pesadez e induración, especialmente del cervix. Desplazamientos uterinos. Gran sequedad de vulva y vagina, sobre todo después de las menstruaciones. Excoriación vulvar y entre los muslos. Erupción muy pruriginosa en los labios menores. Herpes genital. Prurito vulvar por flujo irritante, o en el embarazo; prurito vaginal. Menopausia (ver 15); con metrorragias. Esterilidad. Placenta retenida. Subinvolución uterina. Aversión al coito, con ausencía total de orgasmo; ausencia de deseos sexuales en la mujer, frigidez; el pensar en el coito le produce irritabilidad y náuseas.
Menstruaciones que aparecen solo de mañana; ausentes o tardías, retrasadas; cortas, duran un solo día; o muy copiosas. Metrorragias durante el embarazo o la menopausia. Flujo: matinal; excoriante; albuminoso o transparente;  sanguinolento; quemante; copioso, que sale a borbotones, lechoso o blanco; amarillento o verdoso, como agua; purulento; fétído o pútrido; premenstrual o entre las menstruacíones, o en lugar de una menstruación; después del coito.
Flujo en niñitas. Dolor en el ovario izquierdo. Loquios ofensivos, fétidos y muy prolongados. Dolores en el útero, premenstruales; en la vagina durante el coito. Dolores como de parto. Dolores de parto excesivos. Puntadas en la vagina y útero que van hacia arriba. Dolores de tironeo hacia abajo en el útero, sobre todo de mañana y después de mediodía, como si todo fuera a salir por la vagina; con deseos de orinar; peor parada, caminando y durante las menstruaciones; mejor presionando en la vulva o cruzando las piernas. Prolapso de útero, peor después de mediodía y durante la menstruación; mejor cruzando las piernas y acostada; prolapso vaginal. Induración de los senos; escirro, con dolores ardientes y puntadas. Grietas y excoriaciones en los pezones, que sangran.

41 – (++) Tos seca, espasmódica, violenta, irritante, constante, agotadora, a la noche después de acostarse, que le impide dormir, porque la tos lo despierta; peor antes de medianoche; tos por cosquilleo en laringe o pecho; peor acostado (peor sobre el lado izquierdo) y mejor al erguirse y sentarse; debe, necesita, sentarse. Tos seca como si viniera del estómago; tiene que agarrarse el tórax son ambas manos. Tos nocturna con gritos, sofocaciones, arcadas. Coqueluche. Tos matinal con náuseas y expectoración salada. Expectoración a la mañana ó de noche; purulenta, blanca, amarillenta, sanguinolenta; dificultosa, a veces está obligado a tragársela. Disnea y opresión en el tórax de mañana y al anochecer o de noche, por caminando, al subir escaleras ó acostada. Dolores constrictivos en el tórax, peor después de dormir, mejor caminando rápido.
Pinchazos o dolores en los costados, más a la izquierda, peor al inspirar o toser o por el movimiento. Sensación de vacío en el tórax; pesadez, plenitud.
Hepatización del lóbulo medio e inferior del pulmón derecho. Los síntomas torácicos mejoran por la presión de las manos. Manchas marrones en el tórax.

42 Palpitaciones al anochecer en cama con latidos intensos en todas las arterias; peor durante la digestión, mejor caminando rápido. Se despierta con palpitaciones. Taquicardia por vejación.

43 – (++) Dolor de espaldas como si le golpearan con un martillo, peor mientras está sentado o al agacharse, mejor por la presión o presionando contra algo duro. Puntadas en la espalda al toser; en el omóplato derecho. Dolores lumbares tironeantes y desgarrantes durante las menstruaciones, que impiden el sueño, con escalofríos y tufaradas de calor. Dolor lumbosacro peor después de mediodía o caminando (o lo mejora) o premenstrual, con sensación de extrema fatiga o de gran debilidad. Dolor en los omóplatos durante los escalofríos.

Dolor sacro durante el coito, peor al levantarse de estar sentado; extendido a las caderas. Pulsaciones en la región lumbar. Manchas marrones en la espalda, erupciones pruriginosas. Forúnculos en la nuca. Sensación de frío en zonas,
entre los dos omóplatos.

44 – (++) Dolores articulares en los miembros. Tensión como si fueran muy cortos. Se le duermen los miembros, especialmente después de labores manuales o durante los escalofríos, más las manos y los dedos. Dislocación fácil; tuerce los tobillos con facilidad. Inquietud en los miembros, no encuentra lugar para ellos. Articulaciones rígidas. Frío en los pies de mañana, peor durante la cefalea, de noche en cama; durante las cefaleas; por esfuerzos mentales; los tiene helados o como sí estuvieran en agua. Frío en los miembros inferiores. Calor ardiente en las palmas. Calor en las manos con los pies fríos o, al contrario, pies calientes y manos frías. Sudores fríos en las manos, en las palmas. Bromhidrosis en los pies, copiosa, con excoriación entre los dedos. Trastornos por supresión de los sudores de los pies. Dolor como por luxación en la articulación del hombro, especialmente al levantar o sostener algo. Adenopatía axilar supurada. Manos paspadas por trabajar en el agua; con la piel agrietada, sobre todo en el dorso, peor por mojarse y más aún en Invierno. Vesículas pruriginosas en el dorso de las manos y punta de los dedos; herpes. Sarna. Dolores en las articulaciones de los dedos, que están deformados. Cosquilleo en la punta de los dedos; úlceras. Verrugas en los miembros superiores; en manos y dedos, córneas y con prurito. Uñas amarillas; deformadas. Panadizos. Dolores en la articulación de la cadera.   Dolor en nalgas y muslos por estar mucho sentado; ciática, peor al defecar; rigidez en las articulaciones. Piernas y pies hinchados, peor sentada o rarada, mejor caminando; rodillas hinchadas y dolorosas; sinovitis de la rodilla en sirvientas. Forúnculos en los muslos. Calambres en las pantorrillas de noche. Sensación como si un ratón le corriera por las piernas. Pinchazos en los talones; úlceras. Callos dolorosos, quemantes. Erupciones pruriginosas; húmedas en el hueco poplíteo; excoriaciones en el hueco poplíteo y entre los muslos, con prurito.

45 – (+) Somnolencia de día, peor sentado. Insomnio antes o después de las 3; Por sobre excitación; con somnolencia. Se despierta de noche con frecuencia, y se despierta tarde por la mañana.

46 – (++) Escalofríos que comienzan en las puntas de los dedos de los pies; al aire libre; durante la menstruación; en Otoño; aparecen cada 28 días, o irregularmente. Paroxismos de fiebre por ira o vejación. Fiebre durante la menstruacíón. Fiebre otoñal. Sudores de olor fétido ó agrio; de día o a la mañana después de despertar o de noche; durante la ansiedad después del coito; por la tos; comiendo o después de comer; por el menor esfuerzo físico o mental; al moverse; por los dolores; después de despertar; cuando camina;
escribiendo. Sudores fríos de noche o por el menor esfuerzo mental o corporal. Los sudores calientes le ocasionan malestar. Los síntomas se agravan mientras suda o después.

47 – (+) La piel arde después del rascado. Piel agrietada después de lavar y en Invierno. Piel áspera, duran, con espesamientos e induraciones. Prurito con excoriación y humedad en los pliegues articulares, especialmente del codo.  Erupciones secas ó húmedas; con secreción amarilla; pruriginosas. Herpes circinado, cada Primavera. Psoriasis. Sarna. Pénfigo. Urticaria, peor al aire libre, mejor en una habitación calurosa. Ictiosis con mal olor de la piel.  Ictericia; después de una fiebre intermitente. Ulceras con hormigueo; fungosas. Verrugas marrones. Manchas rojas como vino. Manchas hepáticas (ver 17).

COMPLEMENTARIOS:
Natrum Muriaticum. Sulphur. Tuberculinas

Publicado el

ZINCUM (El Metal Zinc)

ZINCUM

(El Metal Zinc)

MENTALES

1 – (+++) Reproduce el cuadro del agotamiento cerebral o nervioso, la antigua neurastenia, consecutiva a un surmenage por estudios prolongados o una actividad mental excesiva, a repetidas vigilias o veladas nocturnas o a intoxicaciones. Hay una dificultad o una gran lentitud en comprender y en responder. Confusión mental, sobre todo al despertar. Marcada debilidad de la memoria con dificultad para coordinar sus pensamientos y con escasez de ideas.
Estupidez progresiva; imbecilidad. Olvidadizo; no recuerda ni lo que ha hecho en el día. Antes de contestar una pregunta, siempre la repite, como si intentara recordarla o fijarla mejor; y contesta lentamente. Niños o gente algo tonta, alelada y dócil, después de afecciones meningoencefálicas; cara inexpresiva. Estupor o inconsciencia cuando no aparece el exantema en las enfermedades eruptívas, o después de erupciones suprimidas. El niño repite todo lo que le dicen.

2 – (++) Hipersensibilidad al menor ruido (que lo hace sobresaltar); a las voces, lo agrava oír hablar a otros, y permanece callado, sobre todo al anochecer, con tendencia a estar sentado.

3 – (++) Atormenta a todo el mundo con sus quejas y sus molestias, gime y se queja constantemente, sobre todo de día. Pero tiene un modo de ser muy cambiante o alternante, con tristeza a mediodía y alegría o hilaridad al
anochecer, o viceversa.

4 – (++) Irascibilidad e impaciencia. Irritable al anochecer; niños irritables, atravesados, sobre todo al anochecer (en afecciones cerebrales). Malhumorado, no quiere hablar con nadie. Tiene estallidos de ira, y una gran inquietud cuando lo dejan solo. Se ofende fácilmente.

5 – (++) Grita, especialmente, cuando duerme (tiene sobresaltos durmiendo) y al despertar, antes de las convulsiones y en las afecciones cerebrales o meníngeas (“grito cerebral”). Sonambulismo por erupciones o emociones suprimídas. Pellizca las cobijas.

6 – (+) Miedo al anochecer, a la oscuridad, a los ladrones, a fantasmas o espectros, a morir, a caerse. Ansiedad: premenstrual; durante la fiebre; de conciencia, con sentimiento de culpa (con remordimiento). Piensa en la muerte, como si el fin estuviera próximo. Gran inquietud.

7 – (+) Insania o manía por erupciones suprimidas. Se ríe excesivamente. Delirio niolento, cree que van a arrestarlo por un crimen, o que lo van a matar, o vé diablos, y quiere escapar, costando mucho detenerlo; impetuoso. Afecciones mentales místicas. Durante el delirio, y en niños, hay un constante presionarse el pubis o aplicar la mano en los genitales.

8 – (+) Tristeza, mejor durante la menstruación. Llanto sin causa. Tendencia al suicidio. Tímido, se ruboriza. Aversión a trabajar y caminar.

9 – (+) Trastornos por emociones; peor por escuchar cosas horribles.

10 Apurado cuando come o bebe.

GENERALES

11 – (+++) Movimientos automáticos e involuntarios en la boca, brazos y manos, pero donde se constituye en el síntoma clave número uno de Zincum, y que es el que lleva casi siempre a su prescripción, es en los pies: incesante y violenta sensación de agitación o inquietud en los pies o extremidades inferiores, que hace que deba moverlos constantemente, aún contra su voluntad y hasta durmiendo; no puede tenerlos quietos.

12 – (+++) Hay un marcado déficit de vitalidad, de tal calibre que está demasiado debilitado para desarrollar los exantemas, para producir la menstruación, para expectorar u orinar, etc.; esta circunstancia origina una serie de trastornos mentales (ver 1 y 5) y físicos (ver Particulares), asi como la supresión de erupciones o descargas. Efectos de exantemas de enfermedades eruptívas (sarampión, escarlatina, etc.) que aparecen demasiado lentamente, o no aparecen o son suprimidos. Excesiva debilidad a la mañana al despertar, o caminando; por diarrea; por hambre; antes de la menstruación, por atender enfermos.

13 – (+++) Hay dos modalidades especialmente de Zincum. En primer término, la mejoria durante la menstruación (sobre todo de los trastornos nerviosos y genitales): todos los sufrimientos, trastornos y síntomas mejoran apenas comienza a fluir la menstruación (excepto convulsiones y corea (ver 14)), pero reaparecen nuevamente al cesar. En segundo término, la agravación por el vino;
no puede soportar la menor cantidad de vino: le produce o agrava las cefaleas, náuseas, ardores de estómago, eructos ácidos, hipo, vómitos y hasta la corea, etc.

14 – (++) Convulsiones, especialmente en niños; en la dentición, con cara pálida y sin fiebre, con ojos convulsionados y rechinar de dientes; por erupciones suprimidas o exantemas que no brotan; durante la menstruación; por un susto; en el puerperio; tónicas o clónicas; con caída o con parálisis. Corea con movimientos involuntarios de la boca, cabeza, manos y pies o extremidades inferiores (ver 11), o mueve una mano y la cabeza, o gira ésta de un lado a otro; puede ser producida o agravada por un susto, por erupciones suprimidas, durante la menstruación, en reposo, después de comer, por el vino y al
anochecer. Contracciones, sacudidas en músculos aislados. Violentos temblores de todo el cuerpo, especialmente después de emociones. Enfermedad de Parkinson. Desmayos.

15 – (++) Peor: por el tacto; por la presión; por sacudidas o viajando; acostado; sentado; en reposo; por el movimiento; por esfuerzos mentales o aísicos; caminando; de 11 a 12 horas, al anochecer (de 17 a 19 horas) y de noche; por el frío estando acalorado; por el calor; en una habitación calurosa; al aire libre o por corrientes de aire (es muy sensible); después de comer o beber; por azúcar, leche o vino (ver 13) o carne de ternera; por ruidos u oír hablar; antes dé la menstruación y durante. Mejoría: por descargas (de los síntomas torácicos por expectorar, de la vejiga por orinar, de la espalda por poluciones y, en general, por la menstruación (ver 13)); por la aparición de erupciones suprimidas o exantemas mal desarrollados.

16 Violentas pulsaciones en todo el cuerpo. Sensación de frio en los huesos. Adormecimiento, cosquilleo, hormigueo. Anemia hemolítica con profunda postración.

DESEOS Y AVERSIONES

17 – (+) Deseo de cerveza, de bebidas y alimentos fríos, Aversión a la carne, a los dulces, al vino y al coñac, al pescado, a los alimentos cocinados y calientes.

PARTICULARES

18 – (++) Vértigo como si fuera a tener apoplejia, como si la cabeza se moviera hacia arriba y abajo, como si su asiento ondulara, como sí fuera a caer hacia la derecha estando en una altura o con temor a caer hacia la izquierda; peor de mañana en una habitación calurosa y después de comer o mirando hacia arriba, y mejor al aire libre; con visión oscurecida, sensación de que se le juntan los ojos, náuseas, desfallecimiento y temblor en las manos. Cefalea después de beber vino (aunque sea muy poco), con náuseas y vómitos. Presión en la región nasal, como si fuera a hundirse en la cabeza; Cefalea frontal presiva a la mañana. Hemicránea después de cenar. Cefalea occipital con peso en el vertex. Las cefaleas están peor en una habitación, al anochecer en la cama y después de comer; mejor al aire libre y durante la menstruación.
Cefaleas en escolares que estudian mucho. Sensibilidad en el vértex. Frente fría, base del cerebro caliente. Meningitis agudas o encefalitis con movimientos de la cabeza de un lado a otro y la hunde en la almohada, cefalea, vómitos, con grito encefálico y rigidez dolorosa de la nuca. Meningitis tuberculosa. Hidrocefalia. Sensación de que el pelo está erecto; cae en el vértex; calvicie.

19 – (++) Dolores en los ojos, ardientes, desgarrantes, presivos, como si se los hundieran en la cabeza, o como si tuviera arena, con fotofobia y lagrimeo; especialmente en el ángulo interno; peor al anochecer y de noche. Prurito, ardor y sensación de excoriación en los párpados y ojos, sobre todo en el ángulo interno, peor durante la menstruación y de noche o a la mañana.   Conjuntivitis aguda supurada, con enrojecimiento, peor en el ángulo interno. Pterigion. Estrabismo post encefalítico. Sequedad en los ojos. Los párpados se pegan de noche. Ardor intenso post operatorio en los ojos. Parálisis y caída de los párpados superiores. Miosis. Ve destellos luminosos al mirar al aire, o ve lluvias de oro. Diplopia. Amaurosis durante la cefalea. Ve turbia una mitad de la visión.

20 Otalgias desgarrantes o punzantes, especialmente en niños; con hinchazón 2xterna. Aumento de la cera, que se hace más liquida. Prurito en el oído derecho, mejor metiendo el dedo. Descarga de pus fétido del oído. Timbres, zumbidos; crujido como si se rompiera un vidrio, al dormirse. Muy sensible a los ruidos.

21 – (+) Dolor excoriante dentro de la nariz. Obstrucción nasal. Intensa presión dolorosa en la raíz de la nariz, como si se introdujera en la cabeza, con mareos. Cosquilleo con estornudos. Nariz hinchada por dentro y por fuera, a veces de un solo lado. Coriza fluyente. Nariz roja; la punta se congela fácilmente.

22 – (+) Cara pálida y terrosa; alternativamente roja y pálida; cadavérica, caquéctica; afilada; blancoazulada; cerosa, blanca o amarillenta. Expresion apática, ausente. Dolores desgarrantes, punzantes o como de fractura en los huesos de la cara. Sacudidas espasmódicas en los músculos risorios, con constante tendencia a reírse. Neuralgia del trigémino, peor al tocar y al
anochecer. Gríetas en los labios y comísuras. Labios hinchados y secos. Labio superior ulcerado en el medio. Puntadas en la articulación de la mandíbula, al moverla o morder fuerte o presionarla con un dedo. Erupción pruriginosa y enrojecimiento en el mentón.

23 – (+) Odontalgias al masticar. Dientes flojos; los siente alargados. Rechina los dientes, despierto o dormido. Trastornos de la dentición en el niño, con debilidad y pies fríos e inquietos.

24 Ulceraciones amarillas en la boca. Encías sangrantes al menor contacto; blancas e hinchadas, con dolor excoriante; ulceradas. Síalorrea con gusto metálico. Lengua seca; blanca o blancoamarillenta; con vesículas ; dolorida al comer. Paladar inflamado, con dolor al bostezar. Gusto a sangre (más en el embarazo); salado; dulzón; a queso podrido.

25 Sequedad de garganta. Gran acumulación de mucosidades adherentes de la faringe o de las coanas, con necesidad constante de carraspear para sacarlas. Sensación de bola en la garganta, peor cuando no traga. Dolores de garganta, más cuando no traga. Contracción y calambre en el esófago, peor durante la inspiración.

26 – (++) Violenta sed, bebe apurado. Hambre disminuida. Apetito voraz, insaciable, con intensa hambre a las 11 o 12 horas, y traga apurado; no puede comer lo suficientemente rápido (síntoma que se ve especialmente en afecciones cerebrales en el niño). Regurgitaciones ácidas después de comer, sobre todo pan o leche. Ardores por azúcar o cosas dulces. Hipo después del desayuno.
Náuseas con arcadas y vómitos, peor por el menor movimiento. Náuseas por la más mínima ingestión de vino. Vómitos fáciles; en el embarazo; biliosos; ácidos; de sangre. Espasmos en el estómago. Opresión brusca en el estómago;
debe aflojarse la ropa. Gastralgias desgarrantes.

27 – (++) Dolores en los hipocondríos, espasmódicos o presivos, peor después de comer, por el movimiento y caminando. Hígado voluminoso, duro y doloroso.   Dolores en el bazo. Dolores de vientre a la noche o después de una comida; con timpanismo. Dolor en un punto debajo del ombligo, como una induración. Cólicos espasmódicos periumbilicales. Dolores como puñaladas, o como calambres sobre eodo después del desayuno. Acentuada flatulencia con vientre distendido o retraído, con borborigmos y gorgoteos, peor después de comer; con frecuente expulsión de flatos calientes y pútridos. Hernia ínguinal. Dolor presivo en el pubis. Adenopatías inguinales. Bubones, más a la izquierda.

28 – (+) Constipación con heces duras, secas, insuficientes y que se fragmentan, evacuadas con violentos esfuerzos. Constipación del recién nacido. Diarrea infantil, peor de noche, con heces líquidas, verdosas, mucosas o sanguinolentas, cólicos y tenesmo, con dolores durante y después de defecar; con trastornos nerviosos, estupor, agitación, sacudidas espasmódícas,
movimientos automáticos de la cabeza, trastornos que aparecen especiabnente al cesar bruscamente la diarrea. Deposiciones involuntarias, sobre todo en los cuadros cerebrales o meníngeos agudos, peor de mañana. Sensación de ardor, excoriación y violento prurito en el ano. Ardor anal al defecar. Sensación de que los flatos presionan contra el coxis. Cosquilleo y hormigueo anal como si tuviera parásitos.

29 – (++) Pinchazos y dolor en los riñones; más en el izquierdo. Cálculos en el riñón o vejiga; arenillas. Retención nerviosa o histérica de orina cuando comienza a orinar, con violenta presión en la vejiga como si fuera a estallar y excesivos deseos; pero solo puede orinar sentada e inclinada hacia atrás. Se orina involuntariamente cuando camina, tose o estornuda, y de noche. Orina clara con sedimento blanco; turbia después de reposar. Orina sanguinolenta, o hay una descarga de sangre después de una micción dolorosa. Ardores mientras orina y después. Dolores incisivos en el meato uretral.

30 – (++) Testículos retraídos, hinchados, dolorosos. Dolores tironeantes en los testículos y cordones espermáticos, con uno u otro de los testículos arriha.
Dolores excoríantes en el escroto. Orquitis por supresión de una blenorragiá. Intensos deseos sexuales, violentos, excesivos, con fácil excitabilidad, con eyaculación muy rápida o, por el contrario, muy difícil o casi imposible.

Erecciones permanentes de noche. Salida de líquido prostático. Gran caída del pelo genital. Siempre tiene las manos en los genitales, o se los manipula; tendencia a masturbarse. El niño se agarra los genitales al toser.

31 – (++) Sensación de tironeo hacia abajo. Menstruaciones adelantadas y abundantes, sobre todo de noche, con grandes coágulos; o retrasadas; precedidas por una agitación y nerviosidad extremas, con dolores de espalda;   todas las molestias desaparecen durante las menstruaciones. Menstruaciones suprimidas, con dolor en los senos y genitales. Dolores menstruales. Irresistibles deseos sexuales de noche; violentos; la conducen a masturbarse.
Ninfomanía en el puerperio. Masturbación; siempre tiene las manos en los genitales. Flujo mucoso, espeso, sanguinolento y excoriante después de la menstruación, provocando intenso prurito voluptuoso que induce a la masturbación. Prurito vulvar durante la menstruación. Dolor en el ovario izquierdo, continuo, mejor por la presión y durante las menstruaciones,
reapareciendo enseguida después. Varices en los genitales externos; várices en las piernas, peor durante el embarazo. Abundante caída de pelo genital.
Tendencia al aborto. Supresión de loquios. Dolor excoriante en los pezones.

Supresión o ausencia de la leche.

32 – (+) Ronquera, con ardor en la tráquea. Cosquilleo frecuente en la laringe.   Tos espasmódica, violenta, seca, agotadora, con puntadas en la cabeza y tórax, como si fuera a estallar; peor después de comer, en reposo, sentado, parado, por leche, por dulces, por bebidas alcohólicas y antes (de mañana) y durante las menstruaciones; con expectoración mucosa pegajosa, amarilla, purulenta,
estriada de sangre, con gusto metálico, dulzón o pútrido; o expectora sangre pura, o mucosa seguida de sensación de frío y excoriación en el pecho, como si estuviera en carne viva. El niño se agarra los genitales al toser, peor en la coqueluche. Asma con dificultad para expectorar; la disnea cesa apenas comienza la expectoración. Constricción alrededor del tórax. Dolor presivo y ardiente detrás del esternón. Puntadas en los costados. Sensación de vacío en el tórax. Neuralgía intercostal izquierda, peor por el movimiento.

33 Palpitaciones. Golpes dolorosos precordiales; puntadas en la punta del corazón. Sensación de estallido, espasmódica y brusca, en el corazón. Violentas pulsaciones arteriales durante la fiebre. Taquicardia.

34 – (++) Rigidez dolorosa en la nuca. No tolera que lo toquen ni la menor presión en la espalda. Siente la región cervical cansada y dolorida por escribir o por cualquier esfuerzo, peor al anochecer. Irritación de la médula con postración y adormecimiento de las extremidades infeiores. Tabes (con anestesia plantar, dolores fulgurantes, etc.). Dolores profundos, tironeantes y ardientes en las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares, peor sentado tranquilo o después de tomar vino mejor caminando. Ardor a todo lo largo de la columna. Debilidad en la espalda, peor sentado. Tensión y pinchazos entre los omóplatos. Ardor en los omóplatos. Dolores en el sacro y coxis.

35 – (+++) Debilidad, temblores y sacudidas o contracciones fibrilares en los músculos de las extremidades. Dolores articulares desgarrantes en los miembros, peor por acalorarse o por ejercicios. Rigidez en las articulaciones, con dolores transversales, y violento prurito. Calambres y dolores espasmódicos en los miembros. Dolores reumáticos en las extremidades.
Debilidad y temblor en las manos al escribir; parálisis y palidez o cianosis de las manos. Piel seca en las manos, con grietas y manchas pruriginosas; grietas entre los dedos. Sabañones hinchados, dolorosos, pruriginosos, calíentes y rojos en manos, pies y dedos, peor por frotarse. Dedos de las manos dormidos al levantarse a la mañana. Várices en muslos y piernas, dolorosas, peor en el embarazo; varicosidades. Edemas en las piernas. Prurito en las piernas y huecos poplíteos; hormigueos en piernas y pies como si un insecto se paseara por la piel, con insomnio. Dolores nocturnos en las rodillas. Dolores ardientes a lo largo de la tibia. Sensación como si la sangre no circulara en las piernas. Rigidez y tensión en las pantorrillas al caminar. Erisipela en el tendón de Aquiles. Terrible dolor terebrante y en el talón después de beber vino, peor caminando. Rigidez del pie después de estar mucho sentado. Debilidad y temblor en los pies; parálisis por afecciones neurológicas o por supresión de sudores del pie. Bromhidrosis en los pies,
nastimado entre los dedos. Pies fríos de noche. Gran sensibilidad de las plantas de los pies. Camina apoyando toda la planta en el piso. Arreflexia tendinosa. Trastornos por supresión de los sudores de los pies. Gran inquietud en las extremidades, sobre todo en las inferiores, y especialmente en piernas y, más aún, en los pies, al anochecer o de noche en cama y que dura horas,
persistiendo a menudo en el sueño; y también estando sentado (ver ll); no puede detenerse.

36 Somnolencia de día, peor después de comer, con bostezos. Sueño alterado, interrumpido a menudo; habla o grita durmiendo, o tiene sacudidas bruscas. Se despierta asustado, sobresaltado, por sueños terroríficos. El sueño no lo descansa. Sonambulismo.

37 – (+) Escalofríos que bajan por la espalda, comienzan después de almorzar y duran hasta la noche; peor o aparecen al aire libre, cuando toca un objeto frío y antes de una tormenta. Oleadas de calor; calor interno con sensación de frío en el vientre y pies. Sudores nocturnos copiosos o de día, de mal olor; y no tolera estar tapado cuando suda.

38 – (+) Prurito de noche en cama, que desaparece al ser tocado. Cosquilleo entre la piel y los músculos. Erupciones crónicas. Eczema en el dorso de la mano derecha, con intensa irritación, grietas y humedad, peor en tiempo frío y por frotarse. Grietas; dolorosas, ardientes; peor por lavarse. Forúnculos.
Trastornos por erupciones suprimidas.

COMPLEMENTARIOS:

Pulsatilla. Sepia. Sulphur.