Publicado el

Síntomas regionales Veratrum Viride, E. B. Nash

Es otro remedio que tuvo en una época una gran reputación para el período primero o congestivo de las enfermedades inflamatorias y especialmente para los órganos que están bajo la acción del nervio neumogástrico, como la faringe, esófago, estómago y corazón. En una época los periódicos ingenuamente se llenaban con relatos de curaciones de pulmonías y su poder curativo fué atribuido á la influencia del medicamento para gobernar la acción del corazón y pulso. Se declaró que si pudiéramos reprimir la circulación acdierada para disminuir el total de la sangre forzada a estar en el pulmón congestionado, le daríamos por ese medio una probabilidad de librarse por si mismo del ingurgítamiento existente. Se consideró plausible y ciertamente se efectuaron en muchos casos curaciones notables y en corto tiempo.

Era yo un médico joven y pensé que había encontrado una joya en este remedio. Pero un día dejé con su empleo aliviado a un enfermo, de un ataque agudo y violento de pulmonía, fui a la ciudad a cinco millas de distancia y cuando volví encontré al paciente muerto. Entonces estuve atento a otros pacientes tratados por este remedio, y encontré en muy poco tiempo á uno con pulmonía el que falleció repentinamente cuando contaban que estaba mejor. Ahora bien, no hemos oído decir demasiado que el Ver. vir., es el gran remedio para el primer período de esta enfermedad? Qué sucede? Que era (como otros que han caído en desuso) usado indistintamente.

2 Que se deseaba (lo que es erróneo) reprimir o deprimir el pulso despreciando del todo las otras condiciones.

3 Que los pacientes, que tenían débil el corazón, eran matados por este poderoso depresor cardiaco.

Una circulación acelerada en todas las enfermedades inflamatorias, y es evidente que

1 poder natural para resistir á la enfermedad está trabajando allí. El pulso volverá a su normalidad cuando la causa del desorden se haya removido y nunca se le obligará a hacerlo así sino es a su debido tiempo.  Encueatro la falta en la guía de Guernsey, que dice «Gran actividad del sistema arterial; pulso muy acelerado»»

Después, de Digitalis, Veratrum viride retarda el pulso, como abundantemente se ha probado en las experiencias. El pulso lento nunca es un resultado del medicamento, sino un efecto secundario de la reacción, como lo es el imsomnio del Opimn o la costipación de los catárticos.

Me parece que como un antiflogístico (perdonadme) debe estar a la sombra de la bien alabada Digitalis. Entonces para que es bueno el Ver viride, No pienso que su esfera está todavía enteramente definida, o pueda serlo sin verificarlo previamente con su experimentación. Esta se ha llevado ya bastante lejos para mostrar que debe ser útil y poderoso remedio. Que inflama el esófago y el estómago es bien sabido, así como el hecho de que congestiona el cerebro y los pulmones, pero cuales sean los síntomas característicos que nos sirvan para prescribir el medicamento de preferencia a otros que obran lo mismo, pienso que no se sabe bien. Creo que le es característico un síntoma particular, el cual he verificado en un caso de erisipela grave, la que se acompañé de gran delirio, y es, «una raya recta angosta y roja atravezando la mitad de la lengua».

Por otra parte creo que el Ver. vir.y es uno de nuestros mejores remedios para los espasmos, sacudimientos y convulsiones,; pero no conozco ningún síntoma seguro que nos guie para su selección en los casos individuales. Una vez curé con este remedio a un hombre de un ataque muy cruel y persistente de vómitos, que se agravaba al levantarse. Había padecido antes un ataque semejante, pero nunca ha vuelto á padecerlo, desde hace muchos años.