Alumyna, Consulta de homeopatía

Homeopatia, Consulta online y presencial.

Síntomas regionales Phosphoric Acid, E. B. Nash

El principal característico de esta droga consiste en sus efectos sobre el sensorial. «El enfermo cae en estupor o sueño estúpido, inconciente de todo cuanto le rodea, pero cuando despierta está plenamente conciente.» Tal es el aspecto de Phosph acid. en su más intenso grado, como se encuentra en la fiebre tifoidea, para la cual es uno de nuestros mejores remedios.

Pero no es solo aquí donde se presenta la deprensión sensorial, pues puede existir en menor grado a consecuencia de emociones depresivas como el dolor por la pérdida de un amigo, de un ser amado, de la propiedad o de la posición social, y sus efectos pareceque alcanzan a una pena más intensa y profunda que en aquellos casos que reclaman Ignat, (véase también Lach.) El individuo parece que está absorto en su pesar; no tiene las contracciones nerviosas de Ignat pero si una desesperación fija con debilidad general y postración. El pelo se pone canoso y el enfermo , esta cansado, enflaquecido, macilento, sin esperanza.

He logrado curar un caso semejante cuando Ignat había fallado. En estos casos el enfermo se queja algunas veces de un dolor semejante a un peso que le comprimiese el vértice, y también de un dolor en el occipucio y en la nuca, y a la vez se siente agotado y débil físicamente, deseando estar acostado, rehusando toda compañía y que se le hable o se ocupen de él. Encontraremos esta depresión sensorial en conexión con los efectos del onanismo ó abusos sexuales. El enfermo está afligido, reconoce la culpabilidad de sus abusos, se lamenta de ellos y es propenso aá desesperarse. Esto existe en ambos sexos y la depresión se agrava si el enfermo se derarrolla muy rápidamente o está debilitado mental y físicamente. Con Calc carb, aumenta en grasa, con Phosph. acid. aumenta en estatura y de un modo rápido.

Tenemos en él un remedio para el dolor de cabeza de los estudiantes, sobre todo de aquellos que crecen de prisa. Es casi un pecado obligar á dichos jóvenes á dedicarse a fuertes estudios, y si es verdad que la juventud es la mejor época para adquirir una perfecta educa- ción, también es cierto que cuando se abusa de las energias intelectuales en tal sentido, puede hacerse naufragar é incapacitar para siempre una inteligencia que. quizá con más tiempo y cuidado hubiera sido una bendición para la humanidad. Ahora bien, Phosph. acid. administrado convenientemente, puede dar incalculables beneficios en tales casos.

La elección se hará algunas veces entre Phosph. acid. y Natr. mur. o Calc phosph, y los demás síntomas lo descifrarán.

Con respesto al uso de Phosph. acid. en la tifoidea, no existen otros remedios que se le parezcan en sus efectos depresivos sobre el sensorio. Árnica tiene su apatía e indiferencia pero la depresión de Árnica es más profunda así como la de Bapt.-; en ambos casos el enfermo se duerme al contestar una pregunta, demostrando cuan dominante es el estupor. Con el pr mero encontramos petequias ó equimosis, lo cual no existe en Posph. acid. y con el último la tendencia a la descomposición de los fluidos como se demuestra por la espantosa fetidez de las deposiciones y de la orina. El Opium sobrepasa a todos en sus poderes y la cara, respiración y aspecto general no son iguales a los de Phosph. ácid, Rhus. tox. y Hyosc, tienen también estupor, pero en otros conceptos son muy indiferentes. La descripción de estos medicamentos se encuentra en los capítulos respectivos y ya hemos hablado de sus usos en la tifoidea. Nux mosch. debe también mencionarse bajo este respecto.

No debemos olvidar la acción de Phosph. acid. sobre los intestinos. No existe ningún característico peculiar sobre el estómago, pero sí en la región abdominal, como lo demuestran los bien comprobados síntomas siguientes: «Disiención meteórica del abdomen, borgorigmos y ruidos como si hubiera agita en el abdomen, deposiciones indoloras, Diarrea blanca o amarilla y acuosa; crónica o aguda, sin dolor y con debilidad y agotamierto marcados.

Ahora bien, parece muy singular que después de haber hablado tanto de la depresión o debilidad general de este remedio, nos veamos obligados a recordar como síntoma característico que sus diarreas abundantes y á veces de muy larga duración no son debilitantes. Hay en las enfermedades y en terapéutica cosas muy raras y esta es una de ellas, pero el hecho existe y hay que tenerlo en cuenta. Recordemos que la profunda debilidad y depresión de Phosph. acid. reside tan solo en el sistema nervioso y el sensorial  esté o no presente la diarrea. Es más marcada en la tifoidea cómo he podido comprobarte en numerosas observaciones. China debilita por diarrea o por la pérdida de fluidos en general Phosph acid. ataca primeramente el sistema nervioso, aun en el onanismo, y sus efectos ó resultados no dependen tanto de la pérdida de semen, como fluido vital, cual sucede en China sino que el sistema nervioso se afecta aun cuando las emisiones no sean muy frecuentes ni profusas. Los niños sufren de los efectos del orgasmo y del abuso del onanismo antes de que comience el semen á segregarse y es bueno recordar este hecho porque facilita la elección entre ambos remedios.

Hay un estado en el cual he encontrado á Phosph. acid. de mucho valor sobre todo en los hombres, y el principal característico es: «una sensación de debilidad en el pecho al hablar». Vds. recordarán que Stannum tiene dicho síntoma de un modo muy marcado (también Sulph.) y podíamos hacer una prescripción errónea si atendiéramos solo á dicho síntoma. Si el enfermo es joven, casado ó soltero y tiene debilidad mental, está apático, indiferente, reticente; si crece muy rápidamente, todos estos fenómenos indicarían phosph acid. y su administración oportuna lo salvaría quizá de la consunción, porque muchos van á ella por este camino. Si tiene tos con espector ación, ésta será espesa, pesada y dé un sabor dulzaino. Dicho estado descrito encuentra, cuando Phosph. acid. es el remedio, su causa en uno ó ambos de estos motivos; onanismo ó exceso sexual ó crecimiento rápido.

Phosph. acid. tiene dos peculiaridades bien remarcadas en la orina: orina muy abundante, clara y acuosa u orina lechosa. La primera se encuentra con la depresión nerviosa general y si hay dolor de cabeza se alivia como en Gels. por la abundante secreción de orina. La segunda es por excesos de fosfatos en la orina, indicando agotamiento nervioso. Tambiéntiebemos recordar entre la orina abundante de Ignat. y de Phosph. acid. que la primera es de origen histérico y la segunda no.

Comentarios cerrados

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: