Alumyna, Consulta de homeopatía

Homeopatia, Consulta online y presencial.

Síntomas regionales Lycopodio, E. B. Nash

LYCOPODIO.

Este medicanento con Sulph. y Calcárea forman el importante trio de los anti-psoricos de Hahnemann.

Todos poseen una acción profunda sobre el organismo, pero cada cual tiene su especial afinidad sobre ciertos temperamentos y diferentes edades, Lycop . actúa sobre todas las edades, pero en particular en los ancianos y en los niños; sobre todos los individuos, pero de preferencia en los de mayor desarrollo intelectual con débil desarrollo muscular, personas delgadas, predis- puestas á las afecciones del hígado y del pulmón, y á la diátesis lítica, á quien tanto beneficia.

El sujeto de Lycop, es enjuto, cetrino, con arrugas prematuras y parece más viejo de lo que es, los niños son débiles con la cabeza grande pero de apariencia débil y enfermiza, irritables de carácter, y si sufren de cualquier cosa no duermen lloran y gritan y rechazan con cólera los alhagos y cariños de sus familiares. Estas particularidadtss de la moral, de nuestros remedios no son comprendidas por los que no entienden el verdadero espíritu de nuestro arte de curar; pero cuando son apreciadas por un hábil observador, demuestran con claridad el remedio y lo indican antes de que el enfermo pronuncie una palabra.

Un medicamento debe no sólo ser bien experimentado sino estudiado en la clínica para desenvolver con perfección su amplia esfera de utilidad, y yo he conocido temperamentos tan bien definidos de Acón, o Bell, que no podían ingerir dichas sustancias, sino á muy altas potencias, en simples dosis y á muy largos intervalos. ¿Por qué considerarlo increíble? Carpenter en su Fisiología, habla de una mujer tan susceptible al Mercurio que salivaba por dormir junto á su esposo, cuando este lo tomaba.

Lycop. con China y Carbo Veg, forman el trio de los remedios flatulentos, aunque en Lycop. parece que la acumulación de gases se localiza hacia abajo del abdomen, con borborigmos y ruidos intestinales pronunciado en tanto que China meteoriza todo el abdomen y Carbo Veg, la parte superior. En Lycop. la flatulencia ocurre en relación con afecciones hepáticas sin que por ello deje de existir la particularidad de localizarse dicha flatulencia en el hipocondrio izquierdo.

Una sensación de llenura que alterna con una de hambre ó vacío muy especial, es síntoma muy característico. El enfermo se sienta á comer muy hambriento pero á los pocos bocados está satisfecho y se siente muy lleno. Este síntome no existe tan marcado en ningún otro remedio. El estreñimiento predominaen y como en Nux vom. hay frecuente é inefectivo deseo de evacuar, pero en tanto que en éste se debe á una acción peristáltica irregular del intestino, el de Lycop, es motivado por la contracción éspasmódica del ano que impide la defecación y origina intenso dolor.

Es por tanto, un remedio en el cual se pensará *en las afecciones del ano, asociadas á las afecciones del hígado, especialmente si entre sus síntomas, existe una gran flatulencia. Lycop. es muy útil en la hernia del lado derecho, y ha curado muchos casos de hernias antiguas sin la ayuda del braguero. Las afecciones del hígado á Lycop, pertenecen más á la variedad atrófica y los de China á la hipertrofia, y ambos son muy eficaces, cada cual en su .esfera. Lycop, tiene también síntomas aunque no tan señalados como para el hígado en los órganos urinarios.

Es el remedio más importante para las arenillas de la orina, y no únicamente cuando el sedimento es rojizo como polvo de ladrillo que tienen muchos medicamentos, sino cuando el sedimento se deposita en el fondo es de color gris, y la orina está muy clara, indicando, á menos de una intervención terapéutica eficaz, que un cálculo renal se está formando, y la amenaza de un te- rrible cólico. En los niños, estas arenillas se encuentran en sus pañales, después de haber llorado largos  ratos, y en los adultos se observan intensos dolores de riñones que se alivian al terminar la eliminación de la orina que contiene dichas arenillas (Bórax, y Sar zapar,  Sanícula) pero ninguno ayuda estos casos de una manera tan rápida y permanente como Lycop.

También es un exelente remedio para la impotencia (Agnus cas,) Un viejo se casa por segunda vez y no se siente tan bien como en la primera, lo cual no deja de ser muy desagradrable, pero una dosis de Lycop, pone las cosas en su lugar y se gana un amigo y el agradecimiento de los cónyuges. Cuando á consecuencia de los abusos sexuales ó del onanismo, los jóvenes se vuelven impotentes, el pene se presenta relajado, frío y disminuido de tamaño, el deseo venéreo es vehemente, quizás demasiado, pero no existe la erección al tratar de consumar el coito {Sekn, Calad) Lycop. presta muy formales servicios. He conocido muchos casos semejantes al descrito, conceptuados como incurables, ya desahuciados y que han curado por este remedio á muy altas potencias, una simple dosis con una semana de intervalo ó más. Úsese en las bajas, si se quiere, pero no se me culpe de la ausencia del éxito.

Lycop, tiene simpatías por el lado derecho, al menos parece que las enfermedades comienzan por dicho lado. Ha hecho abortar más de una vez la hinchazón y supuración de los amígdalas en individuos con amigdalitis crónicas, administrando una temprana dosis del remedio; lo mismo cuando lo síntomas lo demandaban  con Lach. Lac, Can, Phyt,

En la difteria, si la afección comienza por el lado derecho y se propaga al izquierdo pensaremos en Lycop, sin olvidar que Mere, protoyod. comienza también en el mismo lado, pero no hay dificultad en diferenciarlos. (En Broni. comienza abajo y se dirije hacia arriba, á la inversa de Lycop.) Los dolores del vientre en las regiones uterina y ovárica, se inician en el lado derecho y corren de derecha á izquier- da\ el pie derecho se sienta frío, y el izquierdo caliente, las erupciones «caminan» de derecha á izquierda, la ciática igual, en fin todas las afecciones, cualesquiera que sean, que’ principiando en el lado derecho tengan tendencia á invadir el lado izquierdo, nos harán pen- sar en Licop. Esta cuestión de los «lados del cuerpo» es más interesante de lo que algunos se imaginan y cada día ate comprueba más y mejor la afinidad espe- cial de los medicamentos por los órganos, los tejidos y los lados del cuerpo. En el aparato respiratorio, este remedio tiene tam- bién grande influencia. Es uno de los mejores para el catarro seco de la nariz, aquel en que el enfermo siente las fosas nasales tan obstruidas que se vé obli- gado á respirar con la boca abierta, especialmente en la noche. En estos casos la elección estará entre Lycop. Ainon. carb. y fícpar Siilph. según los síntomas pero en los niños no debemos olvidar á Smnbuciis, Lycop. ha salvado á muchos individuos afectados de pulmonía que haya sido mal tratados ó imperfectamente curados y están amenazados de consunción. Más indicado cuando la pneumonía afecta el pulmón derecho y se complica con trastornos hepáticos, y de preferencia en las últimas etapas del periodo agudo: la enfermedad ha pasado ya el periodo congestivo y el de hepatización y trata, aunque con dificultad, de entrar en el tercero ó sea en la resolución y este es el momento grave durante el cual, la mayor parte de  los pneumónicos mueren, sino se establece una franca espectoración ó la perfecta absorción de los productos de la enfermedad; la disnea es más intensa, la tos es muy blanda y parece como si todo el parenquima pulmonar quisiera reblandecerse, pues á pesar de la abundante espectoración no se presenta el alivio, la respiración es muy corta y las ventanas de la nariz se mueven violentamente con la respiración. Este es el preciso momento en que Lycop, hace maravillas, y aun cuando dicho periodo imperfectamente ha pasado y el enfermo todavía tose y expele es- . putos gruesos, amarillos, purulentos ú oscuros (á veces fétidos) con gusto salado y ruido de mucosidades en el pecho Lycop. es indispensable.

La elección debe hacerse entre este medicamento y Sulphur,  Kali hidriod, y Silic.

La característica agravación de Lycop, es de 4 á 8 p. m., en Colocynth, de 4 á 9 se agravan los dolores abdominales y á la misma hora el dolor de cabeza y la coriza de fíelleb., pero la agravación de Lycop. es general, y no corresponde á un síntoma sino á todos ellos.

Lycop. afecta de un modo intenso y profundo el sensorio y por su patogenesia deduqimos que lo deprime encontrando bien marcado el cuadro en la fiebre tifoidea. El enfermo aparece como muerto, los ojos no reaccionan á la luz, la mandíbula inferior caída y la parálisis del cerebro es inminente. Tal condición puede encontrarse en el periodo avanzado de muchas enfermedades agudas, como la meningitis cerebro espinal, tifo, pneumoní  etc. y si además de lo descrito, existe la agravación de 4 á 8 p. m. la indicación de Lycop, es absoluta.

También notaremos la depresión en la forma crónica, como por ejemplo, recordando lo que dijimos respecto á la impotencia de los ancianos; si además de ella, la memoria se debilita, confunde las palabras al hablar ó escribir y se siente incapacitado para el trabajo mental, téngase presente á Lycop.  pero Anacard., Phosph, Baryta carb, y Opium deben compararse, lo mismo que Picric Acid y Agn, Cast. Muchas otras cosas pudieran escribirse acerca de este maravilloso polioresto, pero presento las más im- portantes.

Su poder curativo no se desenvuelve por debajo de la duodécima potencia y ni los alópatas, ni los homeópatas que lo usan á bajas potencias saben nada acerca de él. Como el Garba Veg, la Silic y el Sulph. sus acciones curativas se desenvuelven por el proceso peculiar de potentización descubierto por Hahnemann. «Experiméntese todo, y aprovéchese lo que es bueno.»

Comentarios cerrados

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola