Alumyna, Consulta de homeopatía

Homeopatia, Consulta online y presencial.

Síntomas regionales Lac Caninum, E. B. Nash

LAC CANINUM

Anteriormente yo no hubiera aceptado esta substancia en mi lista de remedios, porque pensaba era una desgracia probar la leche de las perras y recomendarla á la profesión como un remedio homeopático. Pero después de muchas pruebas acumuladas en su favor y de acuerdo con la regla que he adoptado desde el principio de mi vida profesional, de comprobarlo todo y apresurarme A usar lo que me parezca bueno, determiné experimentarla y mi primer ensayo se realizó en un caso de reumatismo inflamatorio que había resistido mis mejores esfuerzos para aliviarlo durante dos semanas.

Los dolores saltaban de una articulación a otra, pero Pulsat. falló por completo. Observé, después de cierto tiempo, que no sólo saltaban de una á otra articulación, sino que lo hacían transversalmente; un día estaban en la rodilla derecha, al día siguiente ó á los dos en la izquierda, después volvían á la anterior, etc. Lac caninum curó el caso muy rápidamente. No mucho tiempo después tuve ocasión de tratar á un enfermo grave, de escarlatina: la garganta estaba muy inflamada y la inquietud era tan notable, con intensísimos dolores en
los miembros, que obligaba al enfermo á moverse de un lado á otro, que pensé seguramente que Rhus tox, debía ser el remedio, pero nada conseguí. Entonces descubrí que el adolorimentp de la garganta y los dolores; alternaban en ambos lados, lo cual llamó  mi atención hacia Lac Caninum, cuya administración determinó un rápido alivio. Usé la C. M. en ambos casos.

Dos enfermos de amigdalitis en la misma casa, pero en distintas familias. Para uno de ellos fui llamado, y para el otro, un excelente médico alópata. Por supuesto que se despertó cierta curiosidad para ver cuál caso se aliviaba más pronto, y sobre todo, si podrían ser. curados antes del período supurativo; ambos eran casos muy graves y ambos progresaron rápidamente en cuarenta y ochff horas. En mi enferma, la inflamación comenzó en un lado; al siguiente día el lado opuesto estaba peor; así, pues, dije á la familia, que como el primer
lado estaba mejor, suponía que el segundo lo estaría al ‘día siguiente, pero con toda sorpresa el lado que llamaremos número uno se agravó de nuevo, la enferma no
podía tragar y los líquidos y alimentos le salían por la nariz al querer hacerlo. Con mucha dificultad, luchas y sofocaciones, apenas si lograba tomar una simple cucharadita de medicina. No dudé por más tiempo y le administró Lac Caninum C. M. á medio día, y cuando f uí á visitarla en la tarde, la encontré tomando un caldo de ostiones, y ella, que no podía articular una palabra en la mañana, hablaba distintamente. En pocos días la enferma se sintió bien, con excepción de alguna debilidad. El caso alopático terminó supurando y
tardó una semana más en mejorar, con lo cual se agregó una nueva victoria para la Homeopatía. He continuado comprobando el síntoma característico de los dolores erráticos que alternan en ambos lados del cuerpo, hasta que ya los considero como su nota principal y distintiva de cualquier otro remedio.

Poder curativo de Lac Caninum, ya demostrado ni, quise ratificarlo con una experimentación. De a tres empleados de un establecimiento á tomar los glóbulos (núm. 35) de la 200 potencia (Boericke), una vez cada dos horas. Ellos no contestaba que les dije lo que era, y uno de ellos, riéndose, me manifestó que si la leche a no mató á Rómulo y Remo, la de perra no los a ellos. Él resultado fué que á los tres día sufrían de dolor de garganta, y el virven mencio tenía en ambas amígdalas unas placas muy grandes como la uña del dedo pulgar. Otro se atemorizó tanto que no quiso continuar experimentación, y la inflamación de la garganta  fué seguida por una intensa tos, con adoloramiento del pecho la cual le duró como una semana encontrado a Lac Canínum muy útil en la principal indicación la gran sensibilidad, dolorimento, al punto de no ser posibie soportar un insignificante movimiento de la mama al andar por el pavimento. Además, si el pecho y la garganta se encuentran adoloridos durante la menstruación  y sobre todo si el flujo menstrual sale a golpes, en vez de hacerlo continuadamente, Lac Caninum es el remedio.

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies