Alumyna, Consulta de homeopatía

Homeopatia, Consulta online y presencial.

Semillas de lino

| 1 Comentario

Las semillas de lino y el aceite de linaza llevan en nuestra cultura alimentaria muchos años acompañándonos, no es de extrañar que al analizarlas se vea que tienen muchas propiedades muy interesantes.

Tomar linaza habitualmente es muy necesario, ya que nos ayuda a prevenir, e incluso curar, algunas enfermedades. Por eso, es muy beneficioso añadir el consumo de semillas a nuestra dieta diaria, la nuestra y la de nuestras mascotas.

Una cucharada de semillas de lino contiene casi todo el Omega-3 que se necesita diariamente. Se recomienda consumir unos 25 gramos al día.

La linaza contiene nutrientes vitales para el funcionamiento del sistema nervioso

Alivia los síntomas de la menopausia, como sofocos, insomnio y cambios de humor.

Mejora nuestro cabello, uñas… billo de la piel de nuestras mascotas.

Aumenta la agilidad mental y la memoria.

Su cantidad de fibra es superior a cualquier otro cereal y por ello es muy aconsejable en dietas para la reducción de peso para reducir el colesterol y prevenir el estreñimiento

Las semillas de Lino, se deben consumir trituradas, por ejemplo en el molinillo del café o con una batidora que triture, es impòrtante molerlas para poder romper la capa exterior y que al consumir las semillas podamos absorber todos los nutrientes correctamente.

Lo podemos tomar en el desayuno, junto al café, té etc. en ensaladas, bizcochos …

Un Comentario

  1. Miy util! Gracias!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Cristina Fenoy.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios nominalia.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.alumyna.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola