Alumyna, Consulta de homeopatía

Homeopatia, Consulta online y presencial.

Cardiospermun: el corticoide homeopático

| 0 Comentarios

El cardiospermum proviene de una planta africana, El Dr. Willmar Schwabe a mitad de los años 50 recogió esta planta en África. Allí utilizaban el Cardiospermum halicacabum como medicina popular. Sus aplicaciones eran varias: como antirreumático, para trastornos digestivos, afecciones respiratorias, para el dolor articular, dolor de espalda, esguince, distensión muscular y la inflamación.

La parte aérea de la planta de Cardiospermum halicacabum contiene como principios activos fitoesteroles, saponinas y en menor cantidad algunos alcaloides y ácidos grasos de cadena larga.

Los fitosteroles le dan la propiedad de rubefaciente,  alivian el picor y el dolor porque actúan como moduladores de la inflamación disminuyendo la cantidad de enzimas y peróxidos que favorecen la inflamación.

Esto le da al Cardiospermum halicacabum propiedades antiinflamatorias y antipruriginosas, de ahí, que nos atrevemos a decir que es la cortisona homeopática, pero sin causar los efectos secundarios negativos de la cortisona. Se puede utilizar durante un largo periodo de tiempo por su elevada tolerancia sin que causen fragilidad cutánea y capilar, por tanto no favorece la formación de hematomas.

El Cardiospermun halicacabum es un medicamento homeopático adecuado para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias y pruriginosas de la piel. Mitiga el prurito con rapidez y favorece la remisión de la inflamación y del enrojecimiento de la piel.

En especial, ha demostrado su eficacia en los estadios subagudos y crónicos en afecciones tipo neurodermitis o eccemas secos provocados por alergias, también en dermatitis atópica, en casos de piel escamada y alergias cutáneas. Este preparado también puede alternarse con otros medicamentos.

Indicaciones de Cardiospermum halicacabum

Eczemas (de contacto, alérgicos, tóxico-degenerativos, de congestión, seborreicos)

Neurodermitis constitucionalis.

Exantemas, dermatitis solaris.

Prurito de todo origen

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: